Facultad de Medicina

El incumplimiento a las terapias farmacológicas es un gran problema que puede afectar la salud de los pacientes y es una de las causas de fracaso terapéutico.

Escrito por

El incumplimiento a las terapias farmacológicas es un gran problema que puede afectar la salud de los pacientes y es una de las causas de fracaso terapéutico. El médico puede indicar el mejor fármaco para tratar una enfermedad, sin embargo, estos esfuerzos son vanos si el paciente prefiere no tomarse los medicamentos o no los utiliza como debe, según explica el Q.F. Sebastián Orellana, docente de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, que esta semana celebra la Semana Farmacéutica UNAB.

 quimicayfarmacia200

El cumplimiento de las terapias farmacológicas sugiere que el paciente siga pasivamente las indicaciones médicas.

Para entender mejor estas definiciones está el ejemplo de un paciente diabético comprometido activamente con su salud, toma sus medicamentos como debe, respeta las dietas, realiza ejercicio y participa en sus cuidados, se considera un paciente adherente. Por otra parte, un paciente cumplidor es aquel que sólo se toma los medicamentos.

“El nivel de cumplimiento de los pacientes usualmente se reporta como el porcentaje de la dosis prescrita del medicamento que el paciente toma en un periodo. El cumplimiento es alto en pacientes con enfermedades agudas, sin embargo la tasa baja dramáticamente en los pacientes con condiciones crónicas”, advierte Q.F. Sebastián Orellana, docente de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello.

Aún no hay consenso sobre cuál es la tasa de cumplimiento óptima, algunos estudios consideran que un 80% es aceptable, pero otros aceptan porcentajes sobre un 95% como adecuado, particularmente en pacientes con patologías crónicas serias.

 

Métodos

Los métodos para evaluar cumplimiento se clasifican en indirectos y directos, cada método tiene sus ventajas y desventajas y ninguno es considerado el gold standard.

“Observación directa de la administración de los medicamentos, medición de las concentraciones sanguíneas o urinarias del fármaco o sus metabolitos, son ejemplos de métodos directos para evaluar cumplimiento, tienen la ventaja de ser objetivos. Sin embargo, son muy costosos e invasivos para los pacientes. Los métodos indirectos incluyen entrevista al paciente, aplicando cuestionarios que miden cumplimiento, realizar el conteo de comprimidos, evaluar la respuesta clínica y la aparición de efectos adversos frecuentes. Todos son fáciles de ejecutar y baratos, pero no son objetivos, ya que son fáciles de distorsionar por el paciente”, explica el químico farmacéutico.

 

Factores de riesgos

El profesional advierte que es necesario identificar los factores de riesgo del incumplimiento para conocer a los pacientes que necesitan más y mejores intervenciones para evitar este problema.

“Entre los factores de bajo cumplimiento se encuentra la depresión, el deterioro cognitivo, el tratamiento de enfermedades asintomáticas, efectos adversos de los medicamentos, creencias del paciente, complejidad de los tratamientos (mientras más comprimidos por día, mayor es el incumplimiento) y los precios de los fármacos”, dice.

“Sin embargo, siempre que un paciente toma algún medicamento está en riesgo de incumplimiento, por lo tanto a todos ellos debemos realizar intervenciones educativas para evitarlo”, agrega.

 

Recomendaciones

Las intervenciones para mejorar la adherencia se agrupan en cuatro categorías: educación al paciente, mejorar el régimen de dosificación de los medicamentos, estar disponibles la mayor cantidad de tiempo disponible para el paciente y mejorar la comunicación con ellos.

Las intervenciones educativas involucran al paciente, sus familiares y/o cuidadores.

“Para mejorar las pautas de dosificación se pueden ocupar pastilleros para organizar las dosis diarias, simplificar el régimen de dosis y asociarlas a tareas diarias del paciente o instaurar un sistema de alarmas que le recuerde la hora de administración de sus tratamientos”, subraya el profesional.

“Los pacientes que faltan a sus controles médicos son los que frecuentemente olvidan tomar sus medicamentos, en ellos es necesario recordarles telefónicamente de sus controles y realizar visitas domiciliarias para incentivar el cumplimiento”, dice el docente de la UNAB.

Teniendo en cuenta que son muchos los factores que favorecen el incumplimiento farmacoterapéutico, es necesario un enfoque multifactorial y combinación de intervenciones para optimizar los resultados clínicos en los pacientes.

Entre las estrategias para mejorar el cumplimiento farmacológico se encuentran:

•          Identificar el incumplimiento

o          Controles médicos no asistidos

o          Falta de respuesta clínica a los tratamientos

o          Inasistencia a las fechas de entrega de medicamentos

o          Pregunte por las barreras del cumplimiento sin ser confrontacional

•          Enfatizar en la importancia del régimen terapéutico y la importancia del cumplimiento

•          Entregar instrucciones claras y sencillas y simplificar el régimen terapéutico lo más que se pueda

•          Fomentar el uso de alarmas, pastilleros, calendarios o cualquier instrumento que recuerde la administración de los medicamentos

•          Escuchar al paciente y personalizar el régimen en conformidad a los hábitos y deseos de él

•          Comprometer a los familiares, cuidadores y amigos en el cuidado del paciente

•          Considere otras formas farmacéuticas cuando el cumplimiento parece poco alcanzable

o          Fármacos de vida media larga

o          Medicamentos en formulaciones de depósito o de liberación prolongada

o          Parches transdérmicos.

Noticias relacionadas

Share This