Facultad de Medicina
Escrito por

Infusiones de hojas de palto, eucaliptus y radal poseen propiedades ideales para aliviar las enfermedades respiratorias más comunes en esta época del año. Paola Tapia, académica de la Escuela de Química Farmacia de la U. Andrés, detalla algunas de estas propiedades medicinales.

Existen especies vegetales que tienen comprobadas propiedades medicinales para la prevención y tratamiento de los síntomas del resfrío común. Según el “Listado de Medicamentos Herbarios Tradicionales” del ministerio de Salud, existen 50 especies que se utilizan con este fin.

Paola Tapia, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Andrés Bello, analiza algunas de estas hierbas y productos naturales que actualmente se comercializan para tratar enfermedades propias de la época invernal. La académica advierte que las infusiones en general tienen un carácter de coadyuvantes (que ayuda a un mejor funcionamiento)para el tratamiento de los síntomas de resfrío y gripe, por lo que en ningún caso reemplazan a la indicación médica del tratamiento. Asimismo los pacientes que utilizan terapias crónicas, deben consultar a su médico antes de consumir cualquiera de estos productos medicinales, ya que pueden presentarse interacciones entre ellos.

– Eucalipto: Las infusiones de hojas adultas largas del árbol Eucalipto tienen propiedades antisépticas, expectorantes y febrífugas (reduce la fiebre). Su preparación es simple: se remoja una cucharada de las hojas en un  litro de agua recién hervida y se toman  tres tazas en el día. Este preparado se usa para el tratamiento de afecciones de las vías respiratorias altas, tales como catarro, resfrío, faringitis, bronquitis, gripe y asma.  

El eucalipto también se utiliza para preparar vahos (inhalaciones). Se utiliza una cucharada de las hojas para un litro de agua, se calienta hasta ebullición y luego se inhalan los vapores desprendidos de la preparación, varias veces en el día.

La experta recomienda no administrar estas infusiones durante el embarazo y lactancia, ni a niños menores de dos años, debido a que no existen estudios que avalen su seguridad en estos casos. Así también, el consumo simultáneo con anticonvulsivantes como fenobarbital o con sedantes, antiepilépticos y analgésicos, puede disminuir el efecto de estos medicamentos.

– Palto: Los efectos de los preparados de hojas de palto tienen propiedades antisépticas y emolientes (ablanda o suaviza la piel). Se usa para el tratamiento de resfríos, tos, catarro y bronquitis. Los mismos infusos al ser aplicados sobre la piel sirven para tratar acné y enfermedades del cuero cabelludo, como caspa.

La infusión se prepara con una cucharada de hojas frescas o secas para un litro de agua recién hervida. Se recomienda beber tres tazas del infuso al día. El uso del palto puede disminuir el efecto de los medicamentos anticoagulantes, como warfarina.

– Radal: Se utiliza como tratamiento complementario de afecciones respiratorias como tos, catarro, bronquitis y asma. La infusión, en tanto, se prepara con una cucharada de las hojas para un litro de agua recién hervida, se puede endulzar con miel y se recomienda beber una taza tres veces al día.

Se utilizar para tratar para tratar afecciones respiratorias como tos, catarro, bronquitis y asma. Se pueden producir diarreas como efecto secundario.

– Echinacea: Es una planta empleada para fortalecer el sistema inmune, pues el efecto combinado de varios de sus principios activos, como los compuestos fenólicos (flavonoides), polisacáridos y alquilamidas, ejercen una acción potenciadora sobre grupos celulares del sistema inmunológico humano. Es así como, en junio de 2007 la revista científica inglesa The Lancet Infectious Diseases, publicó un estudio realizado por el Hospital de Hartford (EE.UU.), en el que se evidencia una disminución de un 58% en la probabilidad de resfriarse con el uso de echinacea.

La echinacea se puede adquirir en Chile bajo las formas farmacéuticas: comprimidos, cápsulas, soluciones para gotas orales y también forma parte de algunas presentaciones de jarabes para la tos (asociada con palto).

– Propóleo: Esta sustancia es muy usada para aliviar los síntomas de las enfermedades respiratorias propias del invierno. Su composición, rica en flavonoides, compuestos fenólicos, fitoesteroles, vitaminas, minerales y ácido linoleico, le confiere propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, inmunomoduladoras y antioxidantes. El uso del propóleo ya sea en forma individual o en combinación con las propiedades de la miel, ayuda a prevenir y aliviar enfermedades de origen viral o bacteriano como la gripe y el resfriado y se encuentra en el mercado farmacéutico como comprimidos, caramelos de disolución bucal y spray de aplicación local para la garganta y cavidad bucal.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This