Conoce a tu Profe

Dra. Carolina Otero Acuña, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, es una mujer de ciencia que se abre camino en un mundo competitivo. Recientemente, fue una de las científicas elegidas por estudiantes de la Scuola Italiana para protagonizar un video que resultó ganador en el Concurso Nacional de Videos Mujeres Chilenas en Ciencias. Conoce a tu profe.

Escrito por

Más de treinta mujeres dedicadas a la ciencia fueron retratadas por estudiantes y público general, en la versión 2018 del Concurso Nacional de Videos Mujeres Chilenas en Ciencias, organizado por la Academia Chilena de Ciencias, el Centro de Nanotecnología Cedenna de la Universidad de Santiago y el Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile.

OteroDentro de este grupo estuvo Carolina Otero, científica y académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, quien llegó hasta el ex Congreso en Santiago a recibir su galardón en la categoría escolar.

Fueron estudiantes de la Scuola Italiana quienes eligieron a esta bioquímica de 42 años, quien actualmente trabaja en fitofármacos con plantas nativas, para hacer el corto “De moléculas, sonatas y maternidad” y ganaron.

Esta mujer de ciencia, quien está casada también con un científico, compatibiliza a la perfección su trabajo con el rol de  madre de tres hijos. Esta es su historia.

¿Cómo fue su experiencia de armar un corto con estudiantes de la Scuola Italiana y ganar en su categoría en el Concurso Nacional de video mujeres chilenas en ciencia?
OteroFue muy gratificante. Trabajar con los alumnos del colegio fue una linda experiencia. Yo pensaba que querían ser científicos, pero la verdad es que les interesa el cine y, bueno, tienen mucho talento. Al final, sacamos el primer lugar en categoría colegios.

¿Qué significa para usted ser mujer de ciencia?
Es un trabajo como cualquier otro. En lo personal, me motiva mucho la ciencia aunque es un mundo difícil y competitivo.

¿Cómo se ha desarrollado su formación profesional?
Estudié Bioquímica en la Universidad Católica y, luego, fui a hacer un doctorado a Alemania. Después, hice un postdoctorado en la Facultad de Física en Goettingen, Alemania, y otro postdoctorado en la Universidad Católica para ingresar en el 2012 como académica en la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.

“En lo personal, me motiva mucho la ciencia aunque es un mundo difícil y competitivo”.

¿Cómo siente su rol de docente en la UNAB?
Es un gran desafío, ya que la Universidad es muy reconocida, sobre todo, en ciencia.

Otero¿Qué es lo que más le gusta investigar?
Descubrir cosas inexploradas (la experta desarrolló junto a un equipo alemán un microscopio especializado que le permite analizar de mejor forma la flora chilena).

¿Siempre quiso dedicarte al mundo de la investigación o su faceta era otra?
Siempre quise ser científica.

¿Qué le gusta hacer en tu tiempo libre?
La música es una gran pasión. Soy súper melómana, estudié años violín. También estuve en la rama montañismo por muchos años, amo la montaña.

Noticias relacionadas

Share This