Facultad de Medicina

Francisca Ilabaca se tituló hace tres años en la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, y hoy es académica y Coordinadora de Farmacovigilancia y Educación en Salud de la entidad que la formó profesionalmente. Esta es la historia de un Orgullo UNAB.

Escrito por

Francisca Ilabaca Muñoz tiene 29 años y se tituló en 2016 como Químico Farmacéutico en la U. Andrés Bello. Hoy, es académica y Coordinadora de Farmacovigilancia y Educación en Salud de la Escuela de Química y Farmacia de la UNAB.

La profesional reconoce que haber sido estudiante y ahora académica de su escuela, “es un desafío importante. La confianza que depositaron en mí, ha hecho que quiera seguir avanzando en mi carrera y enseñando con el mismo cariño que me enseñaron mis profesores. Siendo estudiante, uno cree que existen cosas inalcanzables, sin embargo, los imposibles no existen, aquí estoy enseñando lo que me encanta”, dice.

ilabaca¿Por qué estudiaste Química y Farmacia?
De chica me gustaba biología y en 8vo básico coincidió que vino un primo a Santiago a hacer preu, porque él quería estudiar Farmacia, tenía libros de química y biología, los leía mientras él estaba en el preu. Ya en primero medio tuve que elegir los electivos donde teníamos el matemático, el literario y el científico, claramente estaba decidida…. El científico. Al año siguiente (2do medio) fui a visitar a mi primo al Norte, él ya había aprobado su primer año de u y me contaba de la carrera y esas cosas, ahí enganche, sentí curiosidad y comencé a leer sobre ella. Yo vivía en la casa de bis abuela, pasaba casi el 90% de mi tiempo con ella y sus remedios, así que todo calzaba, ya sabía a qué me quería dedicar, entrar al mundo de los medicamentos!

Además de académica en la UNAB ¿en qué otra labor te desempeñas?
Actualmente me dedico a desarrollar mi proyecto de tesis de la Especialidad de Farmacia Clínica y Atención Farmacéutica en la Universidad de Chile, el cuál será realizado en el Instituto Nacional de Geriatría. Aparte de esto, hice clases en el Diplomado en Farmacia Clínica y Herramientas de Seguimiento Farmacoterapéutico en APS impartido en esta Universidad y diversas capacitaciones, la última de ellas fue en el Hospital el Carmen a la Unidad Geriátrica de Agudos.

“Como logro, claramente el primero fue titularme, posterior a ello trabajar en el equipo de Farmacia Clínica en la UNAB, y luego ser aceptada en la Especialidad de Farmacia Clínica de la U. de Chile”.

¿Cuáles han sido los momentos de mayor satisfacción en tu trabajo o logros?
Uf!!!! Súper difícil contestar esto. Siento que esta carrera está llena de momentos de satisfacción. Realizando rotaciones clínicas pasa mucho que al hablar e intentar ayudar a algún paciente hospitalizado, verlo mejorar, evolucionar positivamente con los aportes de realizas al equipo de salud, es totalmente satisfactorio. Desde el punto de vista docente, los mejores ejemplos son cuando los alumnos se titulan y se acercan a darte las gracias por lo que les enseñaste y la dedicación que das o te mandan fotografías del trabajo que están realizando a partir de cosas que les enseñaste. Como logro, claramente el primero fue titularme, posterior a ello trabajar en el equipo de Farmacia Clínica en la UNAB, y luego ser aceptada en la Especialidad de Farmacia Clínica de la U de Chile.

¿Alguno que recuerdes en particular?
Hace algunos meses estuve en el J (Hospital Clínico de la U de Chile), pasando por Cardiología, tuvimos un paciente súper grave, con el equipo logramos sacarlo adelante después de 2 meses. El médico tratante me invito a darle el alta al paciente, para despedirnos, porque el paciente quería hablar con nosotros y él quería darnos las gracias y que sus hijas nos dieran unos chocolates como agradecimiento, lloraban de la alegría, pensaban que ese momento (el alta) era lejano. Estas cosas te llenan el corazón, porque ahí descubres que lo que haces es lo que realmente quieres.

¿Cómo te imaginas en 10 años más?
No tengo idea! Es muy lejano!!!!!! (risas), pero espero seguir transmitiendo conocimiento y también dedicarme a hacer farmacia clínica especialmente con pacientes geriátricos.

¿Qué lugar del mundo te gustaría conocer y por qué?
Creo que he cumplido algunos de los lugares que más quería, pero me faltan 3 destinos, 1.- Las Torres del Paine 2.-Tailandia y 3.- Europa, destinos ambiciosos. Con las Torres del Paine, es lo que me falta conocer de Chile. Tailandia y Europa es por los paisajes maravillosos, la comida y el intercambio cultural son experiencias que han contado mis amigos que definitivamente me gustaría vivir para compartir.

¿Cuál es el colmo de un químico farmacéutico?
Que su mujer se llame Remedios (risas) Claramente no será el mío. Pero en mi caso es la falta de adherencia a mis tratamientos crónicos. Casa de herrero cuchillo de palo.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Salir con toda la gente que quiero, o sea, mi familia (lo que incluye a mis amigos). Estar con mi Félix, mi gato, decorar mi hogar y/o cocinar. Pasar tiempo conmigo, salir a comer cosas ricas, conozco muchas picas de comida y ene estilos, disfruto mucho comer en mis tiempos libres (risas). También me gusta la Cerveza y el Vino, debo admitirlo, las catas y maridajes me matan!! ideal es cuando eso se acompaña de buena música (Rock o metal). Gasto gran parte de mis ingresos en ir a recitales y tocatas, de chica el Rock y el Metal recorren mis venas.

¿Cuál es la fórmula perfecta para ser feliz?
Para mí, es ser sincero y hacer lo que quieras.

Noticias relacionadas

Share This