Nutricionista pasó a integrar equipo de seguimiento Covid-19 en CESFAM en Renca | ORGULLO UNAB | Nutrición y Dietética UNAB
Facultad de Medicina

Hoy, en medio de una de las crisis sanitarias más severa de los últimos 100 años en Chile y el mundo, Carolina Romo, titulada en la Escuela de Nutrición y Dietética UNAB, trabaja en un CESFAM en la comuna de Renca.

Escrito por

Carolina Romo se tituló en 2017 en la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello. Desde entonces, atendía a pacientes durante todo el ciclo vital desde niños hasta adultos mayores, en cuanto a controles y evaluación de estado nutricional. Sin embargo, tal como sucede con miles de chilenos y de personas en el mundo, el Covid-19 le generó un cambio tanto en lo personal como en lo profesional.

Esta santiaguina reconoce que siempre le gustó el área de la salud, pero comenzó a encantarse con la Nutrición a medida que fue pasando el tiempo. “Empecé a darme cuenta de lo esencial que es la nutrición en la vida. Es una profesión, según mi punto de vista, muy noble e indispensable, ya que nos permite un adecuado funcionamiento, crecimiento y mantenimiento de las funciones vitales de la vida”, asegura la profesional.

Hoy, en medio de una de las crisis sanitarias más severa de los últimos 100 años en  Chile y el mundo, Carolina Romo trabaja en un CESFAM en la comuna de Renca. “Actualmente, mi labor y la de todos mis compañeros de trabajo han sido reformuladas y enfocadas totalmente a la contingencia. Actualmente, soy parte del equipo de seguimiento telefónico de pacientes positivos de Covid y también de los que están a la espera del resultado. Esto requiere contactar a todos los pacientes mencionados anteriormente para realizar el monitoreo pertinente de sus síntomas, resolver dudas , dar aviso a nuestro equipo Covid de pacientes que requieran alguna visita domiciliaria o alguna atención médica , y también educar sobre el autocuidado que se debe tener respecto a las medidas de higiene y de distanciamiento. Son labores las cuales nunca imaginamos hacer, pero que son indispensables para realizar un trabajo completo y poder brindarles a nuestros pacientes la mejor atención.

“Creo que estamos en los días más difíciles de esta pandemia y que las semanas que vienen también serán muy complejas. Con respecto a mi experiencia el en Cesfam, hay personas que aunque quisieran acatar las medidas que se han tomado, no podrían, ya que sus ingresos se han visto disminuidos y sus necesidades siguen siendo las mismas”.

¿Cómo un nutricionista se puede involucrar en aportar en días de pandemia?
Como nutricionista, específicamente preparada en la universidad Andrés Bello, puedo involucrarme en el área clínica en conjunto con el equipo multidisciplinario que es necesario en este momento, ya que este es el enfoque en el cual se pone mucho énfasis en la formación académica universitaria, aportando conocimientos sobre la alimentación individual y necesaria para cada caso en particular, dependiendo de la patología o requerimiento energético que tenga cada paciente. Debido a la reformulación de todas nuestras funciones como profesionales de la salud, nos podemos involucrar también en todas las áreas, como la administrativa en las cuales se necesita ayuda como lo estoy haciendo en este momento.

¿Cómo evalúas estos días de Pandemia en nuestro país desde el CESFAM donde trabajas?
Creo que estamos en los días más difíciles de esta pandemia y que las semanas que vienen también serán muy complejas. Con respecto a mi experiencia el en Cesfam, hay personas que aunque quisieran acatar las medidas que se han tomado, no podrían, ya que sus ingresos se han visto disminuidos y sus necesidades siguen siendo las mismas. Por lo que en algunos casos las reglas de confinamiento no se cumplen no por que no quieran, sino que porque en muchos casos no se puede. Pero también hay que ver el lado positivo de esto y destacar que muchas personas han sido responsables y han cumplido todas las medidas de autocuidado, de distanciamiento social y de cuarentena para poder detener este virus.

¿Qué opinas de las personas que no han tomado aún en serio esta pandemia?
Las personas que no han tomado en serio esto aún y tienen la posibilidad de quedarse en casa, me parece que es muy irresponsable su actitud, ya que el confinamiento realizado en forma correcta es imprescindible para detener el contagio masivo. A pesar de todo, no pierdo la esperanza de que día a día las personas vayan tomando conciencia y podamos salir victoriosos de todo esto y llegue por fin la tan anhelada normalidad, una normalidad donde nos miremos de manera distinta y fijemos los ojos en los que más necesitan de nosotros, una normalidad donde dejemos el individualismo de lado y nos centremos en las cosas que realmente son importantes en la vida.

¿Temes a algún contagio?
Sí, por supuesto que hay momentos en que siento miedo de algún contagio, independiente de que no he trabajo físicamente con pacientes y no he tenido contacto con mucha gente este último tiempo. Siempre existe la posibilidad de contagio. Por eso es importante recalcar y tomar las medidas pertinentes de autocuidado e higiene como el lavado de manos frecuente y el distanciamiento físico adecuado. Tengo mucha fe y el apoyo de mi familia, eso ayuda a mantenerme en pie y a estar segura de que camino acompañada a pesar del difícil momento que estamos viviendo.

Las personas que no han tomado en serio esto aún y tienen la posibilidad de quedarse en casa, me parece que es muy irresponsable su actitud, ya que el confinamiento realizado en forma correcta es imprescindible para detener el contagio masivo.

¿Cómo te proyectas en lo laboral y profesional?
En lo laboral, me proyecto en la misma línea de hoy. Me gusta el área de la salud pública y siento que es aquí donde se puede hacer una real prevención de muchas cosas, entre ellas, las enfermedades crónicas que crecen indiscriminadamente en nuestro país como la diabetes mellitus, hipertensión arterial y también la obesidad. También podemos entregar una atención integral en donde el paciente y su familia son nuestro pilar fundamental.  La salud pública es mal mirada muchas veces, pero estando inserta en ella. Me doy cuenta que los trabajadores se esfuerzan cada día por entregar una salud digna, una salud con amor y destaco a las bellas personas que he encontrado en este lugar, que sin duda entregan lo mejor de ellos, incluso haciendo lo imposible, trabajando arduamente de forma admirable. Por todo esto y más, me gusta la salud pública.

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This