Joven médico y director de un hospital reestructura a su equipo para enfrentar el Covid-19 | Orgullo UNAB | Escuela de Medicina
Escuela de Medicina

Dr. Óscar González se tituló en el 2016 en la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello. Hoy, como director del Hospital Comunitario de Pichidegua, en la región de O´Higgins, ha tenido que enfrentar una nueva etapa en medio de una pandemia. La responsabilidad es grande pero espera aprender lo más posible de este crisis sanitaria.

Escrito por

 

Llegó a trabajar a un hospital de una comuna en que el 72% corresponde a población rural y con necesidades de recursos. El Dr. Óscar González Valdés es director del Hospital Comunitario de Pichidegua, en la región de O´Higgins y está frente a uno de los desafíos más grande: coordinar y tener listo su recinto hospitalario para enfrentar una de las pandemias más grande de los últimos 100 años.

¿Qué medidas tuvo que tomar como director del hospital con la llegada del Covid-19?
Esta situación nos llegó de forma repentina y tuvimos que actuar de manera rápida. Junto a todo el equipo hospitalario, y hacer una reestructuración completa de su funcionamiento. Así, otorgamos mayor énfasis a la atención de urgencias por sobre los controles en policlínico y de pacientes crónicos. También aportamos refuerzos a los equipos de enfermería, kinesiología y técnico paramédico, tanto para el servicio de hospitalizados como el de urgencia. Junto a lo anterior, el inicio de la campaña de vacunación nos significó tener que aportar con más horas extras de trabajo, a fin de evitar la aglomeración de gente y hacer más rápido la inmunización. Es por ello que agradezco a cada uno de los funcionarios y funcionarias de nuestro establecimiento, por su compromiso, esfuerzo y amor por la salud pública. Son personas que, en esta contingencia, las considero como primera línea para el control de la pandemia.

“Es una tarea titánica, pero que llevamos adelante gracias al apoyo de todos los equipos del hospital”.

En lo personal, ¿cómo se ha preparado para enfrentar casos de Covid-19, tanto en lo emocional como en lo que se refiere a los cuidados del contagio?
Es un cambio de mentalidad que se debe hacer al cien por ciento. Va desde las cosas más sencillas como una mayor frecuencia en el lavado de manos, el cambio de ropa hospitalaria en el recinto o las medidas de protección personal, a otras de mayor complejidad. También lo emocional juega un papel relevante, como el deseo de estar con la familia, compartir con amigos o salir a dar un paseo. Se necesita mucha templanza y voluntad propia, por lo que sirven todas aquellas cosas que uno pueda hacer para distraerse en su domicilio y llevar así de mejor forma el encierro.

Como médico y director de un hospital ¿qué piensa de la gran pandemia que enfrenta el mundo y Chile?
Primero, siento que es un gran desafío para la medicina mundial, la cual deberá lograr avances tanto en investigación como en la implantación de medidas de protección y tratamiento. La situación está siendo catastrófica, pero sé que, gracias al esfuerzo de miles de profesionales y funcionarios en todo el mundo, se ha podido sobrellevar de buena manera, dentro de lo muy malo que podía pasar. Como director de un hospital comunitario, en el que hasta hoy no contamos con casos confirmados en la comuna (hasta el 27 de abril), estamos desarrollando un plan que comenzó con la entrega de mucha información hacia la comunidad. Esto nos permite contar con una especie de “ventana” de tiempo para ir ajustando protocolos, ensayar procedimientos y, sobre todo, preparar al equipo. Tenemos que hacer frente tanto al miedo de las personas como a sus cuidados. Es una tarea titánica, pero que llevamos adelante gracias al apoyo de todos los equipos del hospital.

oscar Gonzalez

¿Qué opina de las personas que aún no asumen el riesgo de este virus?
Es lamentable, ya que es enorme el esfuerzo que realiza mucha gente, desde los médicos, los profesionales de la salud, hasta la misma comunidad, e implica numerosas medidas de autocuidado que son nuevas para toda la población. Lo preocupante es que todos estos esfuerzos pueden verse afectados por una sola persona, pues comenzando por alguien que contrae el virus puede terminar contaminándose una comuna completa y, junto con esto, aumenta la probabilidad de tener un mayor número de fallecidos.

¿Cuál es su opinión respecto a cómo se ha manejado el tema de la vuelta a lo que denominan “nueva normalidad” con regreso a trabajar, a clases o apertura de mall?
En lo personal y como médico, estoy muy en desacuerdo con esta medida. Podemos ver que, en otros países, quizás con menos casos o en situación similar, ya han realizado una cuarentena total. La apertura de los malls o la vuelta a clases están en segundo plano. Lo más importante es la salud de todos nosotros, porque sin salud no habrá economía ni a quién hacerle clases.

¿Ha vivido alguna experiencia de discriminación por trabajar en salud? ¿Qué opina que existan personas que discriminan a quienes trabajan directamente con personas contagiadas con Covid-19?
Afortunadamente no he vivido ninguna hasta ahora. Pero encuentro lamentable que ocurra en cualquier parte, pues todos los funcionarios de la salud, desde el auxiliar de servicio hasta un médico intensivista, están arriesgando sus vidas por salvar a otros. Algunos de ellos se contagian, otros podrían llegar incluso a estados más críticos, por lo que resulta indigno que todo este sacrificio se vea opacado al pedir el aislamiento de las personas de salud. Ojalá esas prácticas no perduren y que, por el contrario, sean más los actos de generosidad hacia los que trabajamos en la salud de todos.

¿Temes por lo que venga en el futuro, en las próximas semanas, por el Covid-19?

Más que temor, estoy expectante. Debemos estar atentos y prevenidos ante cualquier situación. Es de público conocimiento que las semanas que vienen serán las más críticas de la pandemia en nuestro país, a lo que se sumará el que no sabemos cómo se comportarán los virus estacionales. Es nuestro deber el tener preparado al establecimiento para un escenario más desfavorable, aunque eso no llegue a suceder.

Finalmente, ¿cómo te imaginas en un año más?

En un año más, me veo como un médico con más experiencia y espero haber aprendido una enorme lección en salud pública y en el desarrollo de más conciencia social para cuando esta pandemia esté controlada.

Dr. Óscar González se tituló en la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello y hoy  como director del Hospital Comunitario de Pichidegua hace un llamado al autocuidado: 

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This