DESTACADO PORTADA

María Paz Zúñiga, quien a sus 38 años cursa cuarto año en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, relata cómo ha sido su experiencia y cómo encontró el gusto por la investigación. Esta es su historia.

Escrito por


La mayoría de los chilenos toman apuntes, asisten a clases, rinden exámenes, presentan trabajos a eso de los 20 años.

María Paz Zúñlga EnfermeriaSin embargo, no existe una edad límite para aprender. En algunos surge la necesidad de estudiar, de perfeccionarse en un área o materia y, los lleva a decidir entrar a estudiar a la Universidad sobre los 30.

Tal es el caso de María Paz Zúñiga, quien a sus 38 años cursa cuarto año en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello. El camino no ha sido fácil, pero se logra, lo cual se transforma en un gran aliciente para aquellos que se encaminan a las cuatro décadas de vida y aún conservan el deseo de seguir desarrollándose en lo académico.

¿Qué ha significado en tu vida estudiar enfermería a los 38 años?
Uf, ha sido intenso (risas). Cambiar las rutinas de tu trabajo, tu propio sueldo, pasar de lo estructurado a romper con el esquema social de “a esta edad te compras la casa, te casas, tienes un hijo”, que igual te mueve un poco el piso. Y también de plena libertad, de hacer lo que te apasiona, estar con nuevas personas y escenarios, nuevas experiencias totalmente.

¿Cómo es tu relación con tus compañeros, la mayoría veinteañeros?
Para mí es bastante buena, ya que mis amigas/os más cercanos siempre me dicen que se les olvida que soy más adulta que ellos, solo sale una que otra broma de vez en cuando. La verdad, es que yo también me siento cómoda. Solo a veces noto las diferencias en algunas sutilezas o situaciones puntuales. Aunque creo que la carrera en sí tiene los mismos desafíos para todos. Hay gente muy clever, súper inteligentes y maduras. Con algunas llevamos cuatro años juntas y han hecho mi vida universitaria muy grata y más simple, y otras las he ido conociendo durante estos años. Les quiero mandar un abrazo a Marta Ziehlmann, Margarita Valencia, Anny Díaz, Cathy Vache, Magda Cepeda, Vicky Zapata, Cami Sanhueza, Vale Pizarro, Lucy Castro, Rodrigo con quien he hecho varias cosas y te haría una lista más larga, porque hay gente que apreció mucho acá en la U.

¿A qué te dedicabas antes de entrar a estudiar enfermería?
Estudié administración y trabajé en el sistema financiero para un par de bancos, primero fui ejecutiva, agente de sucursal y analista comercial. Estuve alrededor de 12 años trabajando.

¿Por qué decidiste estudiar Enfermería?
Siempre me ha gustado el área de la salud. Esta es una carrera de un alto compromiso social y dinámica, además el estar constantemente aprendiendo, lo que la hace muy interesante.

Maria Paz Zuñiga UNAB¿Qué te ha entregado esta carrera en tu desarrollo personal?
Mucho, ampliar la mirada hacia el ser humano y la sociedad en que vivimos, la realidad en salud de nuestro país, fortalecer mi pensamiento crítico y, en el fondo, un crecimiento personal constante.

¿En qué otro ámbito te desarrollas además del académico?
Bueno, para mí es muy importante mi vida en pareja, compartir con Pepe (José Alberto), con quien tengo una relación de 13 años, mi compañero de vida y partner, quien ha hecho de él este sueño mío de estudiar Enfermería, y también con mis padres, hermano y amigos que siempre me están apoyando de una forma u otra. Así es que, disfrutar con ellos de la vida. Y acá en la UNAB participo de cualquier cosa que llame mi atención, desde los talleres de natación, yoga, flores de Bach, así como, del proyecto sobre la detección temprana de cáncer de mamas, que es maravilloso y una gran experiencia.

¿Cuál ha sido el máximo momento de alegría que te ha proporcionado esta carrera?
Para mí, cuando los pacientes se sienten felices por tu atención. Cuando recibí mi primer regalo de parte de uno de ellos, para mí fue lo máximo. Y otra gran alegría y honor, fue el haber recibido el premio junto a Rodrigo, mi compañero de carrera, en el Congreso de Geriatría.

María Paz Zuñiga UNABEstuviste en el Congreso de geriatría con una investigación ¿Piensas dedicarte a la investigación?
Sí, me gustaría. Esta experiencia me permitió acercarme a esta área de nuestra carrera y me parece fascinante aportar con nuevo conocimiento en pro de mejorar algún día la salud y calidad de nuestros pacientes.

¿Cómo te preparas para el Congreso Panamericano de Enfermería que será en noviembre?
Bueno, estamos postulando a fondos de la Universidad a través de los Fondos Concursables de la DGDE para financiar la participación en el Congreso y estando en contacto con nuestra docente guía en la investigación.
En una frase, ¿cómo te definirías?
Apasionada.

¿Qué es lo más difícil de estudiar Enfermería?
Es que hay harto que estudiar y, a veces, se hace difícil compatibilizar la vida familiar y estudio. Y el desafío es convertirse en un sólido profesional de enfermería, ya que pienso que las notas no son en sí el objetivo del estudio.

¿Qué te gusta hacer en tus tiempos libres?
La verdad, dormir (risas). Disfrutar al aire libre, ver series, conversar con los amigos y reírme mucho.

¿Cómo te imaginas en 10 años más?
He aprendido que lo más importante es estar abierto a cualquier sorpresa que te de la vida, que el rumbo se pueda cambiar en el momento que lo decidas. Por eso, hoy no me proyecto a tanto tiempo, pero sí hay algo que me encantaría es trabajar en el área de salud y políticas públicas, así como en investigación.

Noticias relacionadas

Share This