Enfermero hace su mayor esfuerzo en el servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco | ORGULLO UNAB | Enfermería UNAB
Enfermería

“La carga laboral en el turno, este último tiempo, se ha vuelto muy pesada y lo único que quiero, es llegar a mi casa a dormir”, reflexiona en medio de una de las pandemias más severas de los últimos 100 años, Gonzalo Pavez, enfermero de 27 años del Hospital Barros Luco y titulado en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello. 

Escrito por

Hace más de tres años que Gonzalo Pavez es enfermero en el Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco. Pero sin duda que es hoy, en medio de la pandemia, cuando la carga laboral, el estrés, la incertidumbre y el cansancio, se han disparado.

Titulado en 2017 en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, este profesional de 27 años y nacido en Santiago, comparte su preocupación por el avance del Coronavirus en nuestro país y la falta de compromiso y responsabilidad de las personas en el autocuidado.

¿Cómo evalúas estos días de Pandemia en nuestro país?
Es una situación súper difícil, ya que siento que la gente no le toma el peso necesario a lo que estamos viviendo. El nivel de autocuidado que tenemos por la población vulnerable es mínimo, las personas salen a la calle sin medidas de protección. Como equipo de salud, nos esforzamos día a día para dar respuesta a las necesidades de la gente que vienen clínicamente muy mal a la Urgencia no pudiendo respirar o con otro tipo de sintomatología. Los servicios de salud hacen su mayor esfuerzo, pero tiene que ser un trabajo colectivo de toda la gente.

Gonzalo Pavez

Actualmente, ¿cuál es tu labor en el servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco?
En la urgencia, nosotros damos respuesta inmediata a toda demanda asistencial que viene atenderse. En este último tiempo, con la llegada del Coronavirus, estamos atendiendo una gran cantidad de pacientes Covid positivos. Como enfermeros de Servicio Público, estamos capacitados para atender pacientes críticos que llegan graves, con la necesidad de intubación y, posterior, uso de ventilación mecánica, como también pacientes estables que requieren cuidados básicos. Nuestra labor es muy completa, ya que estamos preparados para todo tipo de pacientes, destacando que damos respuesta a cualquier tipo de necesidad.

¿Has estado al límite durante este tiempo? ¿Has sentido miedo?
Es difícil trabajar en medio de una pandemia, sobre todo, por la cantidad de pacientes que llegan a diario en busca de ayuda, donde tú eres la única esperanza que le puede salvar. Situaciones límites vivimos a diario con el aumento de la demanda que existe todos los días. Recuerdo el momento donde todo el equipo de salud dividido atendiendo muchos pacientes a la vez. En ese momento, llega un paciente grave con la necesidad de ayuda inmediata, yo estando ocupado con otro paciente grave. Siento la incertidumbre e impotencia de no poder atender los dos a la vez. Más que el miedo, es la incertidumbre de no poder dar respuesta a todos los pacientes que ingresan graves a la urgencia.

¿Qué opinas de las personas que no han tomado aún en serio esta pandemia?
Es una mezcla de sentimientos. No puedo entender cómo es posible que la gente no siga las indicaciones básicas de autocuidado, como el lavado de manos y el uso de mascarilla. Soy consciente que las autoridades han implementado diversas medidas para dar frente a esta pandemia como por ejemplo la cuarentena en diferentes comunas de la Región Metropolitana y, aun así, las personas salen a la calle, a los parques, a realizar diferentes actividades. Hago un llamado a la gente para que cumplan las medidas, espero que le puedan tomar el peso a la situación que estamos viviendo como país antes que sea demasiado tarde.

“Como equipo de salud, nos esforzamos día a día para dar respuesta a las necesidades de la gente que vienen clínicamente muy mal a la Urgencia no pudiendo respirar o con otro tipo de sintomatología. Los servicios de salud hacen su mayor esfuerzo, pero tiene que ser un trabajo colectivo de toda la gente”.

¿Cómo te cuidas en lo personal, tanto para evitar contagios como en lo emocional?
Primero es el lavado de manos cada vez que entro a mi casa o tengo contacto con objetos externos a las de mi hogar, el uso de mascarilla al momento de salir de mi casa. Si tengo que ir a trabajar, llevo mi uniforme en una bolsa limpia. Llegando al hospital, me cambio de ropa y al término del turno, me ducho, me saco el uniforme, lo dejo sellado en una bolsa para posterior lavarlo. Ando con alcohol gel en mi mochila, evitando el contacto con objetos. Llegando a mi casa, lo primero que hago, es lavarme las manos cambiarme de ropa y zapatillas. En lo emocional, intento leer y estudiar, sobre todo, lo que me ayude por la situación actual, que estamos viviendo. También hago ejercicio, youtube se ha vuelto una herramienta muy buena; hago videollamadas con mis amigos y cabe mencionar que el playstation 4, jugando Fifa 20, me ayuda mucho a divertirme.

¿Por qué decidiste estudiar enfermería?
Bueno en mi caso fue una decisión fácil de tomar a la hora de elegir enfermería, es una carrera hermosa que te pones en plenitud al cuidado integral de la gente, acompañándolas a lo largo de todo el ciclo vital, tanto en pacientes pediátricos como personas de tercera edad. Para mí, enfermería es vocación pura. Hasta el día de hoy, no me arrepiento haber estudiado.

Gonzalo Pavez, enfermero en el Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco y titulado de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, hace un llamado al autocuidado para evitar propagación del Coronavirus:

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This