DESTACADO PORTADA

Patricia Gazmuri, directora del Hospital de Simulación de la U. Andrés Bello, sede Santiago, explica cómo darnos cuenta si una persona tiene sus vías aéreas obstruidas y cómo reaccionar.

Escrito por

Experto-Responde

 

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) detalla que los alimentos causan más del 50% de los episodios de asfixia, y son las principales causas de muerte en niños pequeños en Estados Unidos. En nuestro país, Chile esta estimación no está lejos y adultos también se transforma en causa de muerte.

¿Cómo nos podemos dar cuentas de que una persona está atorada? La enfermera Patricia Gazmuri, directora del Hospital de Simulación de la U. Andrés Bello, sede Santiago, explica cómo darnos cuenta si una persona tiene sus vías aéreas obstruidas y cómo reaccionar.

“Una persona que está atorada o sufre una severa obstrucción de la vía aérea, generalmente lleva sus manos hacia el cuello y no es capaz de toser ni de hablar. Así nos damos cuenta que esa persona necesita de ayuda”, dice.

Respecto a cómo actuar en caso de atoramiento en adulto, la experta detalla que “hay que hacer lo que se conoce como la Maniobra de Heimlich, consiste en colocarnos detrás de la persona y el puño de la mano dominante colocamos donde termina el tórax, que es la parte de la boca del estómago. Luego con la otra mano, la vamos a abrazar y vamos a hacer un movimiento fuerte hacia arriba para hacer presión para que el objeto salga”.

En los pequeños, la académica explica que “se debe colocar al niño o lactante boca abajo, sobre nuestras piernas. La cabeza tiene que quedar más abajo que el tronco y luego entre los omóplatos dar cinco compresiones fuertes hacia arriba. Posteriormente, tomamos la cabeza, lo giramos y damos cinco compresiones en el tórax y vamos mirando si se ve el objeto en la vía aérea para retirarlo”.

Noticias relacionadas

Share This