Enfermería

Desde el 2016 que la U. Andrés Bello tiene un convenio con El Hospital El Carmen “Dr. Luis Valentín Ferrada”, ubicado en Camino Rinconada N° 1201, Maipú, como campo clínico para la docencia de pregrado.

Escrito por

La comuna de Maipú tiene más de 500 mil habitantes, siendo la segunda más grande de Chile y con más población que algunos países de Europa.

Es en esta zona donde se asienta el Hospital El Carmen “Luis Valentín Ferrada”, inaugurado el 2015 y que cuenta con algo más de 69 mil metros cuadrados, con una planta de 2 mil funcionarios, 16 mil egresos anuales y con su Servicio de Urgencia, como uno de los más grandes del país. Además, atiende a más de 600 mil usuarios provenientes de la comuna y de Cerrillos.

Desde julio del 2016, que la UNAB tiene un convenio firmado con este recinto hospitalario como campo clínico para la docencia de pregrado. Es por ello que durante el año, estudiantes de las carreras de Enfermería, Odontología, Kinesiología, Nutrición y Dietética, Bioquímica, Tecnología Médica, Terapia Ocupacional y Fonoaudiología, y próximamente Obstetricia (segundo semestre de 2019) conocen in situ el trabajo en la salud pública.

“Los estudiantes de la UNAB son un grupo de alumnos con motivación de servicio público y se alinean a las normativas del Hospital, formando parte de la nueva reacreditación del Hospital”, Dra. María Lorena Paez, jefe del Departamento de Relación Asistencial Docente-Investigación y Desarrollo del Hospital El Carmen.

“Además de los clásicos servicios o unidades clínicas, es importante destacar la de Geriatría y la de Enfermedades de Transmisión Sexual, abordando dos grandes problemas de salud de la actualidad y en la cuales nuestros alumnos pueden conocer la realidad de país”, reflexiona el Dr. Jaime Contreras, Director de Planificación Estratégica de Campos Clínicos de la U. Andrés Bello.

“Además, este establecimiento cuenta con una moderna y muy bien implementada Unidad de Diálisis, con casi 50 sillones, para los que se requiere personal altamente capacitado, lo que en parte se logrará con el apoyo de la UNAB al poner a disposición del Hospital 10 diplomados en Diálisis de la Facultad de Enfermería. También aportaremos con un Curso Anual de Infecciones asociadas a la Atención en Salud y la contratación de un Médico Infectólogo para la atención del Policlínico de ETS”, destaca el Dr. Contreras.

Respecto a cuál es el aporte de los estudiantes de la UNAB en el Hospital El Carmen, la Dra. María Lorena Paez, jefe del Departamento de Relación Asistencial Docente-Investigación y Desarrollo del recinto, destaca que “los estudiantes de la UNAB son un grupo de alumnos con motivación de servicio público y se alinean a las normativas del Hospital, formando parte de la nueva reacreditación del Hospital”.

La experiencia de estudiantes

Maria Inés Capurro, de 23 años y estudiante de quinto año en la especialidad de Imagenología y Física Médica (IFIME) en la Escuela de Tecnología Médica de la UNAB, asegura que estar en el Hospital El Carmen “ha sido una experiencia distinta a las anteriores, se aprende bastante ya que en el hospital llegan muchos pacientes con trauma, pacientes de alta complejidad”.

La joven detalla que “principalmente las labores son tomar radiografías, pero de igual forma se complementa con una atención de calidad, por lo que también tratamos de ejecutar el examen y escuchar las inquietudes del paciente, ya que el flujo es bastante grande y no siempre se puede, pero tratamos de hacer el trabajo con el mayor cariño posible. Otras labores son radiografías portátiles, lo que se hace cuando los pacientes son de alta complejidad, por ejemplo, cuando se quiere controlar el posicionamiento de un catéter, pacientes con aislamiento, pacientes de neonatología, o bien pacientes que estén cursando un cuadro clínico indeterminado”.

La estudiante UNAB explica que, entre otras labores, “también vamos a pabellón y, nosotros, nos encargamos de ser los ojos del cirujano ya que, mediante imágenes de rayos, él puede ir ubicando el lugar donde se quiere explorar, esto se hace mediante un equipo de rayos llamado Arco C”.

Hospital El Carmen
Victoria Sepúlveda, estudiante de cuarto año de la Facultad de Enfermería de la UNAB.

Por su parte, Victoria Sepúlveda, de 21 años y estudiante de cuarto año de la Facultad de Enfermería de la UNAB, detalla que “ha sido una tremenda experiencia mi pasantía por el Hospital, particularmente en el servicio de pediatría agudo. Los profesionales dan oportunidad a los estudiantes de realizar variados procedimientos, incluso son ellos quienes a veces nos invitaban a participar de las labores de Enfermería”.

La futura enfermera agrega que “crearon un círculo de confianza donde incluso nos contaban sus experiencias como estudiantes y los errores más comunes. También es importante la disposición del docente guía de la experiencia clínica. Por mi parte puedo decir que mi profesora fue un apoyo fundamental en mi desempeño dentro del servicio, nos exigió, felicitó, corrigió y, lo más importante, nos empoderó. No hay nada más lindo que entrar un servicio donde todos te ven como un futuro colega”, subraya.

Infraestructura Hospital El Carmen

Hospital El Carmen

Noticias relacionadas

Share This