Kinesiólogo cuenta su experiencia con pacientes que se debaten entre la vida y la muerte | ORGULLO UNAB | Kinesiología UNAB
Facultad de Ciencias de la Rehabilitación

A sus 28 años, Javier Vega Quezada, titulado de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello, es parte del equipo que trabaja en la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital El Pino, donde el número de pacientes graves por Covid-19 va en aumento.

Escrito por

Con las marcas del cansancio y de las férreas medidas de seguridad en su rostro, Javier Vega Quezada, titulado de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello, relata lo que ha significado ser parte de una línea de profesionales que está día a día en la lucha contra el Coronavirus en la Unidad de Pacientes Críticos (UPC) del Hospital El Pino.

Soltero y sin hijos, este profesional reconoce como su mayor preocupación a sus padres, razón por la que se alejó de su familia para protegerlos de un eventual contagios por el Covid-19. Esta es la historia de uno de nuestros Orgullos UNAB:

¿Por qué estudiaste Kinesiología?
La verdad es que la Kinesiología siempre me gusto, desde que iba en la Enseñanza Media, más que nada porque era una carrera que era muy ligada al deporte y me interesaba mucho el rol que tenía el kinesiólogo en este ámbito. Así que desde muy joven que me interesó mucho la carrera.

¿Cómo evalúas este momento de la crisis sanitaria?
En la etapa, es bastante incierto el futuro a nivel de sistema de salud. Los números de contagiados no han bajado y el número de pacientes que llegan a nuestra unidad, solo ha ido en aumento. Así como también el número de pacientes graves que estamos ateniendo.

“En mi Unidad he visto el sacrificio que hacemos todos los funcionarios por el bien de los pacientes y lo seguiremos haciendo hasta que esto termine”.

¿Has sentido miedo de contagiarte o contagiar a alguien de tu familia?
En mi caso personal, mis padres son adultos mayores y, la verdad, es que desde que comencé a atender pacientes con Covid-19, me aleje por seguridad de mi familia. Ya van más de dos meses que preferí alejarme por el bien de ellos y para tranquilidad mía, aunque siempre estoy en contacto con ellos. Al comienzo fue difícil más por el miedo de ser un posible foco de contagio para ellos, pero fue la mejor decisión por su bien, así que a estas alturas estoy mucho más tranquilo.  Al asistir a mi trabajo, tengo ropa y uniformes guardados en el hospital solo para uso dentro de él y una vez que finalizo mis turnos, me baño y me cambio de ropa para salir del hospital.

Orgullo Kine Javier Vega

¿Qué herramientas crees que te entregó la UNAB para enfrentar esta instancia?
La UNAB me entregó las herramientas básicas para poder salir al mundo laboral y poder desempeñarme de la mejor manera como kinesiólogo.

¿Te ha tocado ver o atender algún caso crítico en que ha estado en juego la vida?
Desde que ingresé a trabajar a la UPC estamos en constante contacto con pacientes en riesgo vital, pacientes que se debaten entre la vida y la muerte, pero la verdad es que nunca habíamos trabajado con este tipo de pacientes, en ese sentido ha sido súper complejo el trabajo con pacientes con Covid. De cierta manera, están todos los estudios sobre el comportamiento de estos caso en pañales y, por eso, es que las jornadas laborales en estos tiempos son mucho más largas, más complejas, más estresantes etc. En mi Unidad he visto el sacrificio que hacemos todos los funcionarios por el bien de los pacientes y lo seguiremos haciendo hasta que esto termine, por eso solo palabras de agradecimiento para el equipo de trabajo de la UPC del Hospital El Pino y todos los funcionarios del área de la salud de Chile.

Entonces, imagino que da rabia cuando se ven personas haciendo fiestas o salen a la calle si tomar en serio esta pandemia…
Qué puedo opinar. Creo que la gente peca de ignorante e irresponsable ya que no están tomando el real peso a lo que estamos viviendo como país y como sociedad, si no nos cuidamos y no nos protegemos nosotros la verdad es que esto continuará en franco aumento sin la posibilidad de poder controlarlo en algún momento. Así, los casos de pacientes graves seguirán llegando y, finalmente, terminaremos colapsando definitivamente el sistema de salud.

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This