5 desafíos que deja la pandemia en inclusión | Kinesiología UNAB
Ciencias de la Rehabilitación

Alan Martínez, académico de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello, identifica las siguientes problemáticas y cómo se transformará en un desafío en materia de inclusión tras la pandemia.

Escrito por

La pandemia llegó para remecer a nuestro país y al mundo. Las personas en situación de discapacidad en nuestro país, al igual que todos los ciudadanos, se han visto afectados. Pero ¿Cuáles son los desafíos que dejará al descubierto esta crisis social?

“Si tratamos de identificar desafíos, es necesario identificar qué problemáticas se visualizaron durante este tiempo de pandemia, que por lo demás aún no termina y continuará generando situaciones o dificultades nuevas”, advierte Alan Martínez, académico de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello. 

Alan martinezEl kinesiólogo y experto en inclusión identifica las siguientes problemáticas y cómo se transformará en un desafío:

1. “La cuarentena implicó una suspensión en los procesos de rehabilitación para las personas en situación de discapacidad, ya que se privilegiaron las atenciones de urgencia, centradas en personas contagiadas de COVID, además de evitar el contacto de estas con otros al restringir la asistencia a centros de salud”.

Desafío 

“Cómo lograr un retorno para todos aquellos que vieron interrumpidos estos procesos, así el Estado generó en el tiempo, planes de telerehabilitación para evitar o disminuir la perdida de funcionalidad, limitaciones en las actividades y restricciones en la participación. Sin duda fueron gran aporte, pero es un plan nuevo y no es prioridad, ya que la pandemia absorbe los ingresos y recursos. No se puede negar que a estas alturas, se hayan retomado algunas de las actividades presenciales de rehabilitación, pero los aforos no permiten una cantidad alta de personas reunidas. Es un desafío importante, así como una oportunidad, que algunas universidades incorporen la telerehabilitación, lo que impacta en la comunidad y en la formación de sus estudiantes”.

2. “Quedó en evidencia que no existían protocolos claros que garantizaran la equidad al momento de tener que acceder a tratamientos para usuarios con discapacidad contagiados por COVID. Podemos citar como ejemplo, un adulto con síndrome de Down a quien, según denuncia de su familia, se le negó el acceso a ventilador lo que lamentablemente culmina con su muerte. Para las personas con Trastorno de Espectro Autista (TEA) no se consideraban hospitalizaciones acompañados de un cuidador, entre otros”.

Desafíos  

“Debido al levantamiento de lo vivenciado a través de redes sociales y todas las implicancias de esta falta de protocolos, el gobierno elaboró las ‘Consideraciones especiales en el manejo y tratamiento de las personas con discapacidad durante la pandemia SARS – COV 2’. Ahora tenemos el desafío como comunidad, como profesionales y futuros profesionales de velar por que estas se cumplan. La lucha llevada a cabo por quienes apoyaron este movimiento y emplazaron al gobierno es una férrea expresión de lucha por los derechos humanos”.

3. “El encierro forzado por cuarentena y la escasez de espacio en los hogares que quedó en evidencia durante la pandemia, impactó directamente en la movilidad y así disminuyendo las capacidades físicas de estas personas, lo que repercute en el aumento de comorbilidades como la obesidad, diabetes e hipertensión, también generando dificultad de enfrentar a futuro por disminución en estas capacidades los procesos de participación tales como asistir a centros educativos, laborales y sociales en general y así poniendo en jaque la inclusión social”.

Desafíos 

“La incorporación de la telerehabilitación es un aporte y nuevamente las universidades y carreras a fin estamos llamados a aportar con actividades de apoyo que se puedan sumar a las necesidades de la comunidad, incorporándolo a nuestras actividades académicas y de vinculación. Resaltando lo significativo e importante de la inclusión social para todas y todos”.

4. “Las personas en situación de discapacidad y su entorno, al igual que ocurrió con aquellos grupos familiares que no presentaban discapacidad, pasaron por exigencias psicológicas que levantaron situaciones complejas como aumento de la violencia intrafamiliar”.

Desafíos 

“Se hace relevante incorporar y garantizar el acceso de forma equitativa de las personas en situación de discapacidad y sus familias a programas de salud mental, los profesionales y futuros profesionales debemos estar atentos y preparados para pesquisar y orientar en los pasos a seguir para acceder a estos”.

5. “Las y los cuidadores de personas en situación de discapacidad ante todos estos puntos anteriores refieren la sobrecarga en las actividades que ya tienen, porque entre otras cosas, significó que debieron asumir además del cuidado, el acompañamiento de los otros hijos en sus procesos educativos como también el aumento de la carga en las actividades que se desarrollan en las casas entre otras”.

Desafíos 

“El Estado debe seguir avanzando en los beneficios y planes de apoyo que destina a los cuidadores, valorando la labor que realizan y el impacto que tiene su rol sobre quienes cuidan, así como para el resto de la comunidad ya que sin su aporte el gasto para el estado se incrementa y se vulneran los derechos humanos de quienes requieren de este apoyo.  Como profesionales y futuros profesionales debemos identificar este rol y desde nuestros nichos profesionales no solo ver a la persona que requiere cuidado sino también a quien cuida”.

El Mostrador | Experto detalla los 5 desafíos que deja la pandemia en materia de inclusión

 

Noticias relacionadas

Share This