Facultad de Ciencias de la Rehabilitación

El pasado 3 de agosto, la kinesióloga Maritza Pecarevic asumió como la máxima autoridad de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello, desafío que centrará, según su declaración, en la calidad de la formación de los estudiantes y en el proceso de acreditación.

Escrito por

El pasado 3 de agosto, la kinesióloga Maritza Pecarevic asumió como la máxima autoridad de la Escuela de Kinesiología, desafío que se centrará, según su declaración, en la calidad de la formación de los estudiantes y en el proceso de acreditación.

Kinesióloga titulada en la U. de Chile y con una vasta trayectoria profesional que incluye labores en la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción en Santiago y en Iquique; y en el Hospital Regional de esta ciudad nortina, Maritza Pecarevic, asumió como nueva Directora de la Escuela de Kinesiología Santiago, cargo que desempeñó anteriormente Fernando Sánchez.

La profesional también destacó en actividades académicas. En 1975 comenzó a trabajar en la carrera de Kinesiología en la U. del Norte, donde llegó a ser su directora, posteriormente en Santiago, se incorporó al proyecto de creación de la carrera en la U. Metropolitana de Ciencias de la Educación, en la que asumió como máxima autoridad.

En el área gremial, se destacó como presidenta del Colegio de Kinesiólogos de Chile entre los años 1995 al 1999.

“Me he dedicado a la docencia e investigación. Paralelamente, desarrollé el aspecto clínico en lo que se refiere al área músculo esquelética”, comenta.

Respecto al desafío que significa ser la nueva Directora de Kinesiología de la UNAB, explica que “esta es una Escuela emblemática porque desarrolla un proyecto en post títulos y post grado de uno  de los kinesiólogos chilenos más relevante como es el profesor Mariano Rocabado, reconocido mundialmente. Por ese sólo hecho la escuela se internacionaliza. A esto se agrega el tamaño, complejidad y diversidad de la universidad. Mi misión en este momento, es  liderar el proceso de acreditación de la carrera”.

La kinesióloga reconoce la importancia de los estudiantes en este camino que comienza: “ellos son el motivo esencial de cualquier profesor. Nuestra principal preocupación es la calidad de la formación que están recibiendo y que tengan confianza en que, los procesos que llevaremos adelante serán en esta perspectiva. Me gusta el concepto de la ‘experiencia UNAB’, que no sólo involucra los conocimientos y aprendizajes, sino que comprende una integralidad en su bienestar como personas, en su calidad de vida. Como Directora ese es mi norte”, concluye la profesional que posee un Magíster en Administración Educacional de la U. del Valle en Colombia y es Doctora © en Educación por la U. de Barcelona, España.

Noticias relacionadas

Share This