Facultad de Ciencias de la Rehabilitación
Escrito por

seminarioCraneo

Destacados profesionales del área de la odontología y patologías de dolor craneofacial, articulación temporomandibular y su relación con la columna cervical, abordaron las nuevas tendencias a nivel mundial en el curso “Tennessee Cráneo  2010”, realizado en la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello.

Por tercera vez en nuestra casa de estudios se realizó el curso “Tennessee Cráneo”, evento desarrollado en conjunto entre la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación y la Revista científica Creniomandibular Practice.

“Este programa es una continuación de lo que estamos haciendo con el Dr. Riley Lunn y el Dr. Larry Lamar Tiller, con quienes nos conocemos desde 1978. Ellos se han destacado en el área de la odontología y las patologías de dolor craneofacial, articulación temporomandibular y su relación con la columna cervical”, comenta el Dr. Mariano Rocabado, decano de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello.

“Me permito decir que, en estos momento, este programa es único en Chile y  permite abrir las posibilidades a profesionales jóvenes, quienes se pueden poner al servicio de la salud chilena en forma activa en esta área de especialidad”, agrega.

Avances

Respecto del nivel en que se encuentra nuestro país en materia de tratamientos y diagnósticos de patologías de dolor craneofacial y articulación temporomandibular, el Dr. Larry Tiller aclara que “debido a la enseñanza que ha entregado el Dr. Rocabado a través de estos grupos, se están avanzados en el conocimiento de la articulación temporomandibular y su relación con la columna cervical. Pueden existir áreas, por ejemplo, en la odontología restauradora y prótesis mandibulares que EE.UU. a través de su conocimiento puede ayudar a Chile a entender mejor su funcionamiento y uso”, expresa.

Según explica el presidente de la Revista Científica Cranio, uno de los avances fundamentales a nivel mundial es el sistema denominado Cone Bean, que consiste en producir avanzadas imágenes de la patología.  “Entiendo que ya está disponible en Chile pero a nivel de grandes clínicas radiológicas, tampoco existen muchas en Estados Unidos. Yo tengo uno de estos sistemas en mi oficina que me permite realizar investigación clínica”, cuenta el decano de la UNAB.

Altos costos

Este sistema de diagnóstico, cómo interceptar, prevenir y tratar estas alteraciones evitando la progresión en procesos degenerativos tiene un costo elevado. “Es un problema de balance final porque muchas veces estos aparatos sofisticados de imágenes son muy caros pero a su vez la efectividad de la imagen permite disminuir los costos en la rehabilitación final porque hay menos posibilidad de error. Permite dar un diagnóstico más efectivo en lo que se refiere a la articulación temporomandibular”, comenta.

Según subraya el Dr. Rocabado, los sistema de salud no cubren las atenciones odontológicas en general, por lo tanto es un costo alto para el paciente. “Hay centros hospitalarios que tienen esta especialidad pero son poco, por lo cual la lista de espera es grande, además, los profesionales que han alcanzado esta especialidad en Chile son pocos, por tal razón este tipo de programas que realizamos en la UNAB contribuyen a que nuestra población tenga un mejor acceso a este tipo de atención”, concluye.

Noticias relacionadas

Share This