Ciencias de la Rehabilitación

Loreto Nercelles, directora del Diplomado en Técnicas de Oratoria y Habilidades Vocales: Una Mirada Fonoaudiológica, y académica de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello aconseja algunas herramientas para enfrentar con éxito al público.

Escrito por

Experto-Responde

Hablar en público no es fácil y a muchas personas les provoca un gran temor. Sin embargo, ponerse frente a una audiencia y transmitir de forma convincente y claras las ideas es una instancia cada día más requerida en diversas profesiones o labores.

Sin duda que las dificultades para hablar en público constituyen un problema de interés, especialmente en personas que su carrera o profesión se los exige, por ejemplo, en estudiantes, profesores, ejecutivos, abogados, políticos, etc.

En este contexto, la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello, imparte un innovador programa: Diplomado en Técnicas de Oratoria y Habilidades Vocales: Una Mirada Fonoaudiológica, único a nivel nacional, con el objetivo de entregar las herramientas necesarias para poder enfrentar con éxito a una audiencia.

“Es importante saber hablar en público porque a todos alguna vez en la vida nos va a tocar enfrentarnos a esta instancia. La más común es que sea en un entorno social o académico. Por lo tanto, el saber hablar en público traerá ventajas en el ámbito laboral y social. A nivel de autoestima te sentirás más seguro y podrás trasmitir mejor tu mensaje. Además, ganarás credibilidad con el auditorio”, explica Loreto Nercelles, directora del diplomado y académica de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello.

¿Cómo funciona la técnica de la oratoria?
El manejo de oratoria permite a la persona conocer herramientas verbales y no verbales que permiten manejar mejor el discurso. Algunas herramientas son el manejo de gestos y sus significados, la entonación de la voz y el uso del espacio durante la comunicación

  • ¿5 claves para mejorar el discurso en una exposición oral?
  • Practique su presentación y al inicio de ésta comente cuáles serán los puntos principales a tratar.
  • No lea la presentación, es importante mirar a los ojos al auditorio.
  • Sea positivo y sonría. Así se notará menos si existe nerviosismo.
  • Acompañe su lenguaje verbal con gestos que ayuden a dar énfasis en su discurso.
  • Esté atento a los quiebres comunicativos o falta de interés del público. Si esto ocurre cambie su postura, camine por el auditorio. Un buen consejo es hablar de alguna experiencia personal que se relacione con el tema de interés. Incluso si el público lo permite puede contar una anécdota para volver a captar la atención.

¿Cómo podemos cuidar nuestra voz?
El cuidado de la voz debe ser constante para un buen orador, puesto que la voz transmite ayuda a transmitir las emociones. Dentro de las recomendaciones, están:

  • Tomar mucho líquido (ojalá agua), antes de la presentación por efecto del nerviosismo sentirás la boca seca.
  • El café y el alcohol produce deshidratación por lo que debes evitarlo previo y durante las charlas o exposiciones.
  • Tener periodos de reposo o descanso, no olvidar que las cuerdas vocales son músculos y se fatigan.
  • Si la entrevista es en la mañana, trata de levantarte más temprano. Evita que tu voz se escuche “recién levantada” (si esto te ocurre siempre existen ejercicios de fonoaudiología de calentamiento vocal)
  • Respira en forma tranquila e intenta tomar aire antes de hablar. Ojalá usa ropa holgada que te permita movilizar el aire.
  • Evita carraspear, en caso que no puedas controlarlo traga saliva o toma agua.

Noticias relacionadas

Share This