Ciencias de la Rehabilitación

Carolina Herran es de la primera generación de fonoaudiólogos de la U. Andrés Bello y ya con nueve años como académica de la Escuela de Fonoaudiología UNAB. Esta es la historia de una mujer que en un momento pensó en ser químico farmacéutica y que hoy es feliz como fonoaudióloga.  

Escrito por

“Yo estaba estudiando química y farmacia, pero no estaba contenta o satisfecha con mi elección profesional, hasta que vi en vi en televisión lo que hacía una colega –que después fue su profesora- y me encantó la carrera. Me llamó mucho la atención en esa oportunidad, que la colega trabajara rehabilitando la comunicación de un adulto mayor que tenía dificultades de habla”, abre el diálogo Carolina Herran Landeros, fonoaudióloga de 37 años, nacida en Santiago, casada y madre de tres hijos.

La actual académica de la Escuela de Fonoaudiología de la UNAB llegó como una veinteañera a estudiar en la UNAB y se quedó.

¿Cómo y cuándo llegaste a la UNAB?
Soy de la primera generación de fonoaudiólogos de la UNAB. Luego de cuatro años trabajando en el área de neurorrehabilitación infantil, me invitaron a postular a un cargo de coordinación de un proyecto entre MINSAL, UNAB, INRPAC y JICA. Se estaba gestionando la implementación de la carrera en Bolivia, país que no tenía en sus universidades la carrera. Luego de terminado ese proyecto de forma exitosa, me quedé acá y ya llevo 9 años en UNAB.

¿Cómo nació tu gusto por la docencia?
Cuando trabajaba en un Instituto de Rehabilitación, recibíamos a estudiantes de tercero a quinto año de la carrera, esto hizo expandir mi gusto por esta área. Luego me invitaron a realizar una parte práctica de una asignatura en una Universidad, lo cual me hizo tener más contacto con estudiantes y encantarme de la docencia en el aula.

“Lo que más me pone contenta es cuando llegan usuarios y sus padres, recomendados por otros colegas y profesionales del área de la salud, y soy capaz de resolver una situación muy compleja desde lo fonoaudiológico y los usuarios se sienten muy satisfechos, ¿cómo? Demostrándome cariño y agradeciendo”.

¿Cómo es tu relación con los estudiantes?
Es un poco raro responder esta pregunta, pero siendo auto-referente creo que es buena relación, porque básicamente lo dicen mis resultados de las distintas encuestas docentes.

¿Cómo te defines como profe?
Creo que soy cercana, pero a la vez exigente. Exigente porque me gusta sacar el máximo potencial de mis estudiantes, sé que muchos no lo explotan por distintos factores que a veces interfieren en este camino por lograr ser profesionales y es ahí cuando me siento más cercana de ellos, cuando logro que saquen a relucir lo que realmente pueden llegar a alcanzar.

¿Cuáles han sido tus máximos logros en lo profesional?
Llegar a sentirme satisfecha con mi profesión y con mi cargo. Lo que más me pone contenta es cuando llegan usuarios y sus padres, recomendados por otros colegas y profesionales del área de la salud, y soy capaz de resolver una situación muy compleja desde lo fonoaudiológico y los usuarios se sienten muy satisfechos, ¿cómo? Demostrándome cariño y agradeciendo. Asimismo, diría que fue sacar mi magíster estando en pleno pre y postnatal de mi primera hija. Fue una combinación de exigencias, tanto en lo profesional como en lo personal.

Carolina Herran junto a sus tres hijos.

¿Algún proyecto pendiente en lo profesional?
Sí, varios, entre los que puedo contar está hacer un libro sobre nuestro enfoque en el área y hacer un podcast entretenido que escuchen padres y estudiantes.

Fuera del aula

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Ahora, en el plano de mujer, estoy retomando pilates y leyendo libros de temas varios – los leo en paralelo-  de crecimiento personal, crianza y medicina alternativa. En el plano de mamá, me encanta hacer deberes y placeres maternales. Digo esto, porque hace seis años estoy en el tránsito de ser una mamá trabajadora.

¿Cuál es tu plato preferido?
El que me hace mi mamá, amor eterno al sabor que ella le da a la “cazuela de pava con chuchoca”.

¿Un lugar que te encantaría conocer?
Ir a ver la aurora Boreal en Islandia con toda mi familia.

¿Algún personaje de política, religión, entretención a nivel mundial que admires y por qué?
Sí, admiro a Jane Goodall, por su perseverancia en investigar para conciencia del ecosistema de los primates y la intervención del hombre. Así como actualmente también me gusta mucho la postura de esta adolescente sueca, Greta Thunberg y su compromiso con el tema del calentamiento global y cómo ha marcado pauta en esta nueva generación, me parece muy admirable que desde muy temprana edad tienen muy claro que hacer respecto a lo que quieren y deben.

En lo personal, ¿algún sueño que quieras cumplir a corto y mediano plazo?
Sí, a corto plazo, me gustaría concretar ser parte de algún tipo de proyecto en alguna fundación que ayude profesionalmente a niños o lactantes de escasos recursos. A mediano y largo plazo, llegar a ser una mamá realizada, darles a mis hijos una familia junto a su padre en que se sientan amados y satisfechos con sus vidas.

Noticias relacionadas

Share This