Fonoaudiólogo que creció en la UNAB y hoy forma profesionales con motivación | CONOCE A TU PROFE
Ciencias de la Rehabilitación

Rodrigo Troncoso tiene un vínculo con la Escuela de Fonoaudiología en la U. Andrés Bello que se remonta a 2002 cuando llegó como estudiante. Hoy, a sus 36 años es uno de los docentes más considerados por sus alumnos.

Escrito por

“Estudié Fonoaudiología en la UNAB, por lo que estoy relacionado con esta institución desde 2002 como estudiante y, desde 2008, como profesor”, detalla Rodrigo Ignacio Troncoso Pino.

Definitivamente, el docente tiene un vínculo especial con la Escuela de Fonoaudiología UNAB que lo formó como profesional y del mismo modo, se esmera en formar profesionales con motivación.

Rodrigo-Troncoso¿Porque estudió Fonoaudiología?
En realidad, como muchos jóvenes, al salir del colegio no tenía demasiada claridad sobre qué estudiar, lo que sí sabía era que mis competencias no iban hacia el lado de las ciencias matemáticas o de la ingeniería. Es así como después de bastante investigación, me encontré con Fonoaudiología, una carrera, que al observar su malla, vi que combinada elementos que me eran interesantes como lo son las ciencias biológicas y las humanidades. Poco a poco, fui descubriendo y apreciando distintas áreas de la Fonoaudiología hasta que, finalmente, encontré en la Audiología mi mayor área de interés y de desarrollo profesional.

¿Cómo nació su gusto por la docencia?
Creo que siempre he tenido habilidades para poder transmitir información a otras personas. Recuerdo como en la U varios de mis compañeros me solicitaban mis apuntes de clases o resúmenes porque les parecían claros y fáciles de entender. También cuando estudiábamos en grupo, me resultaba bien el explicar conceptos y contenidos a otros. Ya luego de titulado y cursando el Magíster en Audiología, se me presentó la oportunidad de reemplazar en pregrado a un profesor que se encontraba de viaje. Fue ahí, frente a estudiantes, en una cátedra que preparé con mucha dedicación, que me día cuenta que la docencia era un lugar en el cual me sentía bien y en el que tenía mucho potencial para aportar como profesional.

“Me pone muy contento, que a pesar de los varios años que ya llevo en mi mi rol como profesor, he podido mantener una buena calificación docente por parte de mis estudiantes, eso también lo considero un logro profesional”.

¿Cómo es su relación con los estudiantes?
Siento que mi relación es de cortesía y confianza, pero siempre en el marco del respeto que se debe tanto de profesor hacia le estudiante, como al revés.

¿Cómo se define como profe?
Me han comentado que soy claro y conciso. Algunos estudiantes han manifestado que también soy ordenado y dinámico en clases y otros que soy divertido. Con un humor tal vez un poco más negro y sarcástico del común, pero divertido al fin y la cabo (risas).

¿Cuáles han sido sus máximos logros en lo profesional?
Entre las cosas recientes, creo que mi primera publicación ha sido un logro que podría destacar, no solo por un tema personal, sino porque he podido constatar que ha sido útil también en el ámbito docente y que se ha utilizado por otros colegas para ese fin. De igual manera, me pone muy contento, que a pesar de los varios años que ya llevo en mi mi rol como profesor, he podido mantener una buena calificación docente por parte de mis estudiantes, eso también lo considero un logro profesional.

¿Algún proyecto pendiente en lo profesional?
Creo que está pendiente, desde el punto de vista de la docencia, el poder implementar en mis clases y de manera más sistemática, nuevas y mejores metodologías que sean atractivas y motivantes para los estudiantes, pero paso a paso lo sigo intentando.

Fuera del aula

Rodrigo-Troncoso¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Me gusta mucho jugar video-juegos. Lo hago desde que era niño y creo que seguiré así hasta bastante viejo (risas). También me gusta la música, siempre intento ir a los conciertos de los grupos que me gustan. Salir con mis amigos, que coincidentemente la mayoría también son profesores de Fonoaudiología de acá de la UNAB. Hasta hace algún tiempo, salía bastante a bicicletear, pero mi bici la vendí, ya me compraré pronto otra para volver a las calles.

¿Plato preferido?
Pastel de choclo.

¿Personaje que admire?
El humorista norteamericano Bill Burr. Hace su humor no pensando en lo políticamente correcto o en lo que las personas actualmente consideran como “lo bueno, lo avanzado y aceptable”, solo manifiesta lo que su lógica lo invita a comentar, desde una manera muy divertida a mi gusto.

¿Algún sueño que quiera cumplir a corto y mediano plazo?
Visitar Japón.

Noticias relacionadas

Share This