Ciencias de la Rehabilitación

Sofía Bravo, académica de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello, proporciona algunos tips para cuidas los oídos durante las actividades que se realizan en verano.

Escrito por

El verano con las altas temperaturas es el momento propicio para desarrollar diversas actividades acuáticas y de piscina.

Es precisamente en esta época cuando la otitis externa se transforma en una de las patologías más frecuentes. “Se caracteriza por inflamación de la piel del canal auditivo. Se produce por la exposición al agua y, generalmente, es causada por bacterias u hongos”, explica Sofía Bravo, académica de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello.

Sofia BravoSegún detalla la fonoaudióloga y magíster en audiología, “su principal síntoma es la picazón y dolor. Es posible que el oído externo se ponga rojo o hinchado y que los ganglios alrededor del oído aumenten su tamaño y duelan”, afirma.

¿Cómo prevenir?

La académica de la UNAB proporciona algunas sugerencias para evitar problemas de salud en los oídos:

1.- Secarte los oídos con una toalla limpia después de nadar, bañarte o ducharte.

2.- No usar cotonitos.

3.- Una gotita de alcohol en el conducto auditivo una vez que has terminado de nadar por el día. (No debes usar estas gotas si tienes tubos en los oídos o una perforación en el tímpano).

4.- Tener precaución con los piqueros y las inmersiones, ya que el cuerpo se encuentra bajo el agua, la presión de la parte externa de la membrana timpánica aumenta y se puede producir una descompensación de presión entre las partes de los oídos, lo que facilita una perforación timpánica.

5.- Utilizar protectores auditivos (tapones para el baño o bandas protectoras).

6.- Evita que se bañe en aguas poco saludables, ya que el agua contaminada contiene cientos de bacterias y gérmenes y ésta es la principal causa de otitis.

7.- Ir al otorrino en caso de: Dolor de oído, pérdida de audición, supuración y/o fiebre.

8.- No automedicarse.

Noticias relacionadas

Share This