“Ya no hay capacidad humana de atención” | Kinesiología UNAB
Ciencias de la Rehabilitación

José Luis Sufan, académico en práctica clínica de la carrera de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello y coordinador docente del Curso de Ventilación Mecánica Avanzada de la Sociedad Chilena de Medicina Crítica y Urgencia (Red Intensiva), subraya que el difícil momento por el que pasa los equipos de salud debido a la pandemia por Covid-19. 

Escrito por

José Luis Sufan Zamorano, kinesiólogo de la Unidad de Paciente Crítico Adulto de la Clínica Indisa, académico en práctica clínica de la carrera de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, y coordinador docente del Curso de Ventilación Mecánica Avanzada de la Sociedad Chilena de Medicina Crítica y Urgencia (Red Intensiva), tuvo la oportunidad de participar en el equipo de médico, enfermera y tens que dio asistencia de ventilación mecánica, quizás, al primer paciente ventilado por Covid-19 en Chile: El sábado 14 de marzo de 2020, cerca de las 19:20 horas.

Desde entonces, ese logro profesional que es, sin dudas, un orgullo en su propia formación y una gran experiencia para seguir compartiendo sigue acumulando vivencias del mismo estilo, experiencias personales y profesionales, reacciones sociales y movimientos en la comunidad nacional en respuesta para enfrentar la Pandemia que ya inevitablemente nos había alcanzado.

“Todos nuestros esfuerzos por informar y educar a la sociedad chocan con miles de factores, económicos, culturales, sociológicos, políticos, etc., y ya cumplen a esta fecha más de un año. Así es, más de un año informando del quehacer de los kinesiólogos en Unidad de Pacientes Críticos, de los ventiladores mecánicos, de lo grave de la enfermedad, de las formas de transmisión y un sin fin de elementos que ello lleva”, abre el diálogo el académico de la UNAB.

“Para esto, han habido notas de prensa, noticiarios, matinales, periódicos, radios, tratando de mostrar a todos y a cada uno de nosotros esta nueva forma de convivir con una enfermedad que nos golpea en lo más profundo de nuestro ser.  Surgen así carteles de héroes y homenajes públicos y privados para tratar de retribuir el trabajo que el destino nos encomienda en esta oportunidad. Pero, ha pasado un año, y ya aburridos de tratar de dar a conocer una vez más los mismos relatos que anticipamos, los mismos problemas que se venían, las mismas falencias que nos agobian, nuevamente somos “noticia” pero con el lamento de que en el “descanso” que nos dio el Virus por un momento, no se siguió informando ni tomando decisiones más acertadas”, describe el profesional, que lleva más de un año en la “Primera línea” en la lucha contra el Covid-19.

“Ya dijimos todo, hoy es tiempo de entender que ya no hay capacidad humana de atención, y eso es lo grave, se anticiparon ventiladores, camas, tecnología y vacunas, pero nada respecto al recurso humano”, subraya el kinesiólogo.

El también coordinador docente del Curso de Ventilación Mecánica Avanzada de la Sociedad Chilena de Medicina Crítica y Urgencia (Red Intensiva) destaca que “se agradece el empuje y tesón de las personas que han convertido su nivel de formación, pero es solo eso…ganas de hacer algo eficiente. Sin embargo, la formación de intensivo no da posibilidad de inventarse de un día para otro. Quienes tenemos esa formación estamos agotados, quienes tenemos esa formación podemos decaer, podemos fallar, podemos enfermar porque somos humanos, no superhéroes”.

Asimismo, el académico de la UNAB es categórico: “Hoy, levanto otro problema no anticipado, el del recurso humano. Crean que la sociedad ya sabe de distancia social, de mascarilla y lavado de manos, pero no siente el susto que no tendrá una cama “capacitada” para ser atendido. El sistema de salud está inventando unidades y de eso no se habla, no se dice o es políticamente incorrecto; más aún no cuida concretamente a sus funcionarios. Eso es lo que hay que levantar. Una vez más, parece, que se llega tarde con esta planificación”.

Noticias relacionadas

Share This