Concepción
Escrito por

Durante el fin de semana ambas carreras compartieron una actividad solidaria en la dañada caleta, a fin de ayudar a 200 niños de la escuela modular del sector, quienes fueron seriamente afectados por el terremoto. Tumbes es una de las zonas más devastadas de la Región del Bío Bío, el tsunami prácticamente hizo desaparecer este típico lugar.

Motivados por el espíritu solidario, alumnos de las carreras de Kinesiología y Terapia Ocupacional, de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la Universidad Andrés Bello, llevaron alegría y ayuda a escolares de la escuela modular de caleta Tumbes.  

La actividad se realizó el sábado 24 de abril y estuvo animada con entretenidos juegos realizados por los alumnos, la presencia de un carrito de algodones de azúcar, un mago, entrega de materiales para implementar algunas áreas de la escuela, a fin de que los 200 alumnos del establecimiento puedan continuar con éxito sus estudios luego del terremoto y tsunami, que se llevó gran parte de su escuela.

Lorena Saldivia, Directora de Kinesiología, comentó que fue una experiencia enriquecedora para los universitarios, que les permitió conocer otra realidad y aportar con un grano de arena a quienes más lo necesitan. Además, y por el carácter de su futura profesión, no podía  sino estar presentes en colaborar con la zona.

En tanto, Jorge Castillo, Director de Terapia Ocupacional, agregó que además de entregar una mañana de alegría a los niños y niñas de caleta Tumbes, “nos permite desde primer año vincular a los estudiantes con las dificultades y fortalezas de un pueblo que quiere sobreponerse a la adversidad.

Carolina Yacoman
cyacoman@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This