Ciencias de la Rehabilitación

Las fonoaudiólogas Francisca Mansilla y Sofía Bravo, académicas de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello, forman parte del comité de expertos, designados por el Ministerio de Salud para evaluar candidatos para implantes cocleares.

Escrito por

En el contexto de la implementación de ley 20.850 (Ley Ricarte Soto) sobre la creación del Comité de Expertos para problema de salud “hipoacusia sensorioneural severa a profunda bilateral en usuarios post locutivos”, dos académicas de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello, Francisca Mansilla y Sofía Bravo, fueron convocadas por el Ministerio de Salud (MINSAL) para formar parte de un comité de expertos.

Esta designación es de vital importancia debido a que se transforman en referentes nacionales y cumplen funciones dentro del comité a la hora de evaluar los candidatos preimplante

Sofia BravoLa Ley Ricarte Soto es un sistema de Protección Financiera, tanto para diagnósticos como tratamientos que tengan un alto costo, el cual entrega cobertura universal. Esto incluye a todos los usuarios de sistemas previsionales de salud: FONASA, CAPREDENA, DIPRECA e ISAPRES, sin importar la situación socioeconómica.

A partir de este año, durante el primer trimestre, se han incluido cuatro nuevas patologías que serán cubiertas por la “Ley Ricarte Soto”. Dentro de estas, se incluye la Hipoacusia Sensorioneural Bilateral Severa o Profunda Postlocutiva, la cual es entendida por una condición audiológica en la cual se presenta una disminución del umbral de audición, de 70-90 dB (Severa y Profunda, respectivamente). Además, considera que la lesión debe localizarse a nivel coclear o retrococlear, y puede ser una lesión uni o bilateral. Por último, el término “Postlocutiva”, hace referencia a la pérdida auditiva posterior a la adquisición del lenguaje.

“La Ley 20.850 garantiza a nivel financiero que personas con Hipoacusia Sensorioneural Bilateral severa o profunda postlocutiva, desde los cuatro años, que cumplan los criterios de inclusión establecidos en el protocolo respectivo y confirmados por el Comité de Expertos Clínicos del Prestador Aprobado para el dispositivo de implante coclear, puedan optar a implante coclear unilateral, recambio de accesorios según vida útil y reemplazo de procesador del habla cada cinco años”, explicó Sofía Bravo.

Noticias relacionadas

Share This