Ciencias de la Rehabilitación

Son 12 años en la UNAB y va por más. Andrea Mira tiene una férrea relación con la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello donde dice sentirse feliz en contacto con sus estudiantes. Esta es su historia.

Escrito por

“Ser docente es una gran responsabilidad porque de alguna forma vas generando algún impacto en vida profesional y personal de los estudiantes”, reconoce Andrea Mira Olivos, académica de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello.

Hace 12 años que esta santiaguina de 38 años, casada y madre de dos niñas (de 7 y de 4 años) mantiene un vínculo docente con la UNAB y que se ha desarrollado en ámbitos como la secretaría académica y en la investigación en la Escuela.

¿Por qué estudió Terapia Ocupacional y cómo llegó al área de la pediatría?
Me interesaban las carreras del área de la salud y por una amiga conocí Terapia Ocupacional. Desde el primer día, me encantó. Es así como entré a estudiar Terapia Ocupacional a la Universidad de Chile en 1999. Una vez que egresé, partí trabajando en Salud Mental con adultos, pero luego de un par de meses entré a trabajar al Instituto de Rehabilitación Infantil, Teletón. Poco a poco me fui formando en Integración Sensorial y en otros modelos o técnicas en el área pediátrica. Trabajé en diversos lugares, pero siempre ligada al área infantil.

¿Cómo y cuándo llegó a la UNAB?
El 2007 comencé a hacer unas clases en la Escuela de Terapia Ocupacional en las asignaturas relacionadas con salud mental e intervención en el área pediátrica.  Unos años más tarde, fui contratada como docente y luego estuve un tiempo en el cargo de secretaria académica, hasta que lo tuve que dejar el 2017 porque entré a estudiar un doctorado para seguir creciendo en mi formación como docente e investigadora.

Andrea Mira UNAB
Andrea Mira compartiendo con una colega durante un congreso en Colombia.

¿Cómo nació su gusto por la docencia?
Siempre me gustó la docencia. Es algo que viene en mi familia, mi papá fue docente universitario durante toda su vida laboral. Siempre me ha gustado relacionarme con los estudiantes y es un honor para mí ser parte de su formación. Me motiva poder ser una facilitadora del aprendizaje de los estudiantes. Por otro lado, yo siento que he crecido mucho como docente y, en gran medida, es gracias mis estudiantes y a los docentes de la escuela.

Precisamente, ¿cómo es su relación con los estudiantes?
Si bien eso lo deberían responder mejor mis estudiantes … No obstante, yo siento que es cálida, cercana, de mucha confianza y respeto. Lo que creo que es fundamental para favorecer sus experiencias de aprendizaje y las mías como docente. Es así como aún mantengo contacto con muchos/as de los egresados/as.

¿Cuál cree que es el aporte que usted le entrega a sus estudiantes?
Es una gran responsabilidad ser docente, porque de alguna u otra forma uno va generando algún impacto en su vida profesional y personal. En mi caso, les comparto el gran cariño y pasión que siento por la Terapia Ocupacional y por desarrollo infantil. Además, trato de que ellos/ellas puedan ser capaces de analizar y reflexionar en torno a lo que viven en clases y en sus experiencias prácticas y en su vida cotidiana.

¿Qué prefiere: Atender a pacientes o hacer clase?
Me gusta trabajar con niños/as y sus familias, pero también me encanta la docencia. Creo que las dos cosas se complementan y se enriquecen mutuamente. De este modo, puedo usar en clases las experiencias relacionadas con las intervenciones que hago con niños/as y así puedo relacionar la teoría con la práctica en un contexto más real.

¿Cuáles han sido sus máximos logros en lo profesional?
Poder terminar el magister y estar cursando, actualmente, mi tercer año de doctorado. Han sido dos hitos muy importantes en mi carrera, debido a que me han permitido profundizar mis conocimientos en ciertas áreas del desarrollo infantil y a la vez me han abierto la puerta al mundo de la investigación.

“(A mis estudiantes) les comparto el gran cariño y pasión que siento por la Terapia Ocupacional y por desarrollo infantil. Además, trato de que ellos/ellas puedan ser capaces de analizar y reflexionar en torno a lo que viven en clases y en sus experiencias prácticas y en su vida cotidiana”.

¿Qué opina de la inclusión en Chile?
Para que la inclusión sea algo real y tangible en Chile debemos recorrer un largo camino. Sin embargo, este recorrido ya se inició años atrás y una prueba de esto es que la gente ya habla de esto, es un tema que está presente. Pero para que sea realidad no solo requiere un cambio a nivel de legislación, sino que implica un cambio a nivel de creencias y valores de todas y todos.

Fuera de clases…

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Me gusta estar con mis hijas, hacer deporte, leer, pintar … ufff hartas cosas, aunque no me queda tanto tiempo libre.  Lo que si es que trato de llegar temprano a la casa para poder pasar tiempo con mis hijas.

¿Cuál es su plato preferido?
Varios, aunque si algo me fascina es la fruta de verano. Lo que más me gusta es compartir con mi familia y amigos, disfruto mucho más la comida si es en compañía de la gente que quiero.

Andrea Mira UNAB
Andrea junto a su hija mayor.

¿Un lugar que le encantaría conocer?
Para ser honesta, me encanta conocer lugares nuevos, no tengo pensado algún lugar en especial… Donde vaya sé que disfrutaré los paisajes, cultura y su comida.

¿Algún personaje de política, religión, entretención a nivel mundial que admire y por qué?
Hay mucha gente a la que admiro… pero es gente con la que me relaciono en lo cotidiano, que los/las admiro por sus historias de vida, su fuerza, su valentía, su perseverancia y sus sueños. La gracia es poder ver la potencia que tiene cada persona que te rodea.

¿Un sueño que quiera cumplir a corto y mediano plazo?
Uno bien concreto sería poder terminar mi tesis (risas). Me gustaría seguir participando en la docencia y potenciar el desarrollo de la investigación en nuestra disciplina. Una investigación con un importante foco social, donde se incluya la mirada de los diversos actores y que busque ser un aporte real a la vida de las personas. Y si puedo seguir soñando, generar grupos de estudio y redes de colaboración.

 

 

Noticias relacionadas

Share This