Ciencias de la Rehabilitación

Felipe Castillo posee un amplio currículo en el área de la kinesiología cardio-respiratoria y una relación especial con la docencia. Esta es la historia de un kinesiólogo que aporta a esta disciplina a nivel nacional.

Escrito por

A sus 39 años, Felipe Castillo Merino es uno de los profesores más reconocidos de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello. Hace 9 años, este kinesiólogo comenzó su camino en la docencia como profesor adjunto de la asignatura de Fisiopatología para luego integrarme al equipo de Kinesiología Cardio-respiratoria de la UNAB.

Felipe Castillo UNABEste santiaguino, declarado enamorado de Antonella –con quien tiene una relación de dos años- reconoce que decidió estudiar en la Educación Media, motivado por su gusto por la actividad deportiva. Esta es su historia.

¿Por qué optó por la kinesiología cardio-respiratoria?
Fue un área de especialidad que descubrí ya egresado de la carrera. Primero, en atención primaria en consultorios de Cerro Navia (Sala IRA-ERA) y luego en la atención cardio-respiratoria de usuarios hospitalizados (Hospital Del Salvador, Hospital Clínico de la Universidad de Chile y Clínica INDISA).

¿Cómo nace su gusto por la docencia?
En el colegio, más de alguna vez, pensé en seguir alguna pedagogía. De hecho, al poco tiempo de titularme de Kinesiólogo y, gracias a mis estudios de Bachillerato en Ciencias exactas, realicé clases de Biología en un colegio a tercero y cuarto medio. Fue una experiencia muy provechosa que, años después, pude desarrollar con la docencia en Kinesiología. Así que creo que siempre me ha gustado.

“Nunca olvido que yo también fui estudiante de Kinesiología, por lo que trato de entregarles lo que a mí me hubiera gustado recibir de parte de mis profesores en esa etapa de mi formación”.

¿Cómo es su relación con los estudiantes?
Creo que es cercana y de confianza. Siempre en el marco del mutuo respeto.

¿Cómo se define como profe?
Como alguien empático y directo. Nunca olvido que yo también fui estudiante de Kinesiología, por lo que trato de entregarles lo que a mí me hubiera gustado recibir de parte de mis profesores en esa etapa de mi formación.

Felipe Castillo UNAB¿Cuáles han sido sus máximos logros en lo profesional: Tanto en lo académico como en lo clínico?
Ser parte del desarrollo de la Kinesiología Intensiva en Chile, desde mi trabajo asistencial en la UPC del Hospital del Salvador hasta mi actual cargo de Coordinador de equipo de Kinesiología y Terapia respiratoria de la UPC Adulto de Clínica INDISA. En lo académico, ver a mis ex estudiantes felices, exitosos y plenamente desarrollados en nuestra profesión.

¿Algún proyecto pendiente en lo profesional?
Desde la gestión en salud, lograr mejores condiciones laborales para los kinesiólogos.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Principalmente deportes. Los que más me gustan son el fútbol, boxeo, ski y el enduro.

¿Cuál es su plato preferido?
Todo plato de comida chilena que me transporte a la infancia

¿Un lugar que le encantaría conocer?
Las islas de Pacífico Sur y Medio Oriente.

Finalmente, ¿algún personaje de política, religión, entretención a nivel mundial que admire y por qué?
Más que a algún personaje en particular, comparto la espiritualidad y enseñanzas cristianas. También apoyo a todos los movimientos ciudadanos que de levantan en contra de los abusos y de cualquier forma de discriminación.

Noticias relacionadas

Share This