Raúl Figueroa, director IPP UNAB: “Independiente de qué pase en septiembre, las universidades deben tomar un rol activo para generar mejores políticas públicas” - Noticias Universidad Andrés Bello
Concepción

La universidad lanzó en su sede de Concepción este nuevo instituto, el cual cumplirá un rol fundamental en aportar evidencia y, desde la interdisciplina, a la elaboración de políticas públicas en la Región y el país.

Escrito por

Contribuir, con evidencia y un análisis riguroso, a la construcción de políticas públicas que impacten en el desarrollo del país y de sus diferentes territorios, apunta el recientemente creado Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello (IPP).

Esta unidad, dirigida por el abogado y ex ministro de Educación, Raúl Figueroa, se lanzó oficialmente en Concepción el pasado 3 de junio.

El nuevo instituto tendrá alojados dentro de su estructura un Observatorio de Convivencia Territorial, y una Escuela de Gobierno, unidades que trabajarán en conjunto con las distintas áreas y carreras UNAB.

Para su director, Raúl Figueroa, el objetivo del IPP es “articular las capacidades UNAB para, con una mirada multidisciplinaria, entregar información y conocimiento que contribuya al desarrollo del país. Creo que es importante que la universidad esté dando este paso porque permite precisamente que todo lo que hoy día hace y lo que haremos con este nuevo IPP esté disponible para el mejor diseño de políticas públicas, siempre pensando en el bienestar de las personas”.

Rol Universidades

Y es precisamente en esta línea donde, según Figueroa, las universidades cumplen un rol clave, ya que “una buena política pública requiere de un buen diagnóstico, un diseño adecuado para que sea posible su implementación y pueda ser evaluada en su impacto. Es fundamental que se trabaje sobre la base del rigor académico y con la mejor utilización de los datos disponibles”.

Agregó que, “con una mirada diversa y plural, la universidad reúne todos esos factores y, por lo tanto, es la mejor manera de poder contribuir a la implementación y diseño de las políticas”.

Sobre el proceso constituyente destacó que el momento es clave. “La discusión constituyente no se acaba en septiembre, independiente del resultado del plebiscito. Por ello, las universidades juegan un rol clave en aportar al desarrollo de políticas públicas responsables y basadas en un análisis riguroso.

Independiente de qué pase en septiembre, las universidades deben tomar un rol activo para generar mejores políticas públicas”. “En este sentido -añadió resulta trascendental el apoyo de todas las instituciones y, en especial, de las universidades, que son el espacio donde el diálogo, el análisis riguroso y la diversidad de miradas se dan de manera natural”.

Mirada desde lo territorial

Como parte del instituto, se contempla la creación de un Observatorio Territorial, dirigido por el ex diputado y ex ministro Secretario General de Gobierno, Jaime Bellolio, que tendrá como objetivo central identificar las prioridades de los distintos territorios y cómo las políticas públicas impactan en ellos.
“El observatorio tiene varios propósitos: uno de ellos es vincular el quehacer universitario con los distintos territorios del país, y éstos no están definidos desde una perspectiva administrativa como una comuna o una región, sino que puede ser más pequeño, más grande o incluso digital”.

Bellolio detalló que hay interés en trabajar con las áreas de investigación de la universidad. “Queremos ver el efecto que tiene en la vida en común, particularmente en la convivencia, esa observación, cómo las distintas investigaciones producen un efecto en la convivencia territorial, cómo se relacionan entre las personas que se conocen en su entorno más íntimo, los vecinos y quienes no se conocen y eso se hace en colaboración con las distintas facultades”.

Para lograr esta tarea, explicó, la meta “es involucrar a profesores y estudiantes en las mismas carreras y ramos donde se hagan trabajos prácticos, que impliquen acercarse a los territorios y producir un efecto en ellos, y finalmente hay investigaciones que pueden hacerse como seguimiento, que son interdisciplinarios y que permiten ver algunas de las problemáticas actuales de nuestro país, y tratar de contribuir en esta primera etapa en cómo mejorar la convivencia de las personas”.

El director también destacó el rol que tendrá la sede Concepción-Talcahuano, ya que, al estar en regiones, los aportes pueden ser diferentes. “Lamentablemente, Chile es un país muy centralizado, pero queremos hacer una lógica descentralizada, queremos que el proceso de acercamiento a los territorios sea con base en Viña del Mar, Concepción y Santiago.
También contamos con el apoyo del Instituto AIEP, por lo que podemos llegar a otras regiones del país”. Así, Bellolio también asume que el desafío es integrar a todos en el trabajo del IPP UNAB: “El instituto se enriquece con quienes piensan distinto, y los atrae a través de análisis riguroso de política pública, que es más observable y medible y rigurosa, a través de temáticas que hoy están en la mesa, como Medio Ambiente, Género y Diversidad, con la convivencia en el espacio público y no público y en el involucramiento de los jóvenes en algo en que podrán ver efectos en el corto y mediano plazo”.

Visión de Futuro

Para el rector de la Universidad Andrés Bello, Julio Castro, este instituto nace en un momento clave para el país y por ello cumple un rol fundamental al aportar, de manera permanente y también en el marco de la discusión constitucional, con evidencia y análisis, lo que permita el desarrollo de buenas políticas públicas que impacten de manera positiva en la ciudadanía. Se busca de este modo innovar en metodologías, en investigación, en vinculación y proyectar el trabajo hacia el futuro.
“Debemos ver cuáles son los problemas que los investigadores tienen, cuáles podemos transformar en investigación desde el instituto y ver cómo somos capaces de generar instancias que permitan colocar nuestros temas en la agenda pública y contribuir asu mejor discusión”, planteó el rector. El vicerrector de la sede Concepción-Talcahuano de UNAB, Dr. Carlos González, destacó la instalación del IPP. Como “una oportunidad de ir viendo el pasado, analizarlo y proyectarlo con visión de futuro. Esla oportunidad de dar un nuevo paso en nuestro permanente desafío de servicio de los demás. De colaborar para que en el país se desarrollen políticas coherentes y consistentes con el sentir regional y país.
Es una oportunidad para nutrirnos también en el proceso de formación de futuros profesionales integrales y de excelencia”. “En lo personal, siempre me he preocupado de la creación del conocimiento y de la investigación, soy un convencido que el desarrollo del conocimiento es lo que nos saca más rápidamente de las situaciones de desmedro en la que puede estar cualquier sociedad”, reflexiona el bioquímico y vicerrector UNAB.
“La inversión que hace el país, un 4% del PIB, que se destina a ciencias no permite un crecimiento rápido, por eso las universidades tienen un rol clave, porque tiene el capital humano y son entidades generadoras de conocimiento”.

Noticias relacionadas