Kinesiólogo explica su rol con pacientes Covid conectados a un ventilador | ORGULLO UNAB | Kinesiología UNAB
Facultad de Ciencias de la Rehabilitación

Claudio Vidal recién se tituló este año en la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello y ya es pieza fundamental en la lucha contra el Covid-19. Durante esta pandemia, el kinesiólogo se ha transformado en pieza clave, especialmente en el proceso de instalación de un ventilador mecánico y en el apoyo en el proceso de intubación.

Escrito por

A sus 23 años está en medio de una de las pandemias más severas de los últimos 100 años. Claudio Vidal Céspedes, titulado en la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello este año, es parte del equipo que trabaja en lo que se denomina “la primera línea” en el Servicio de Urgencias del Hospital Barros Luco Trudeau.

Sin embargo, antes de la crisis sanitaria este kinesiólogo llevaba cinco años trabajando en el Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, específicamente en el Fútbol 7 Paralímpico.

¿Por qué decidiste estudiar Kinesiología?
Siempre quise trabajar en el área relacionada a la salud, y al momento de comenzar a indagar sobre las distintas profesiones existentes, me decidí por Kinesiología, ya que tiene un fuerte énfasis en las personas y su contexto al poder aportar a mejorar su calidad de vida. No sólo desde el tratamiento de enfermedades, que es la mirada más habitual, sino que también en su participación en la sociedad. Esta multiplicidad de áreas fue lo que, desde un principio me motivó y me sigue motivando.

KineOrgullo ClaudioVidal

¿Cuál es la función de un kinesiólogo con un paciente con Covid-19?
Primero que todo, independiente de si el paciente se encuentra o no contagiado, la primera medida es el resguardo personal y de todo el equipo al momento de realizar el proceso de instalación de un ventilador mecánico, el cual debemos armar y manejar para apoyar en el proceso de intubación. Cuando el paciente está intubado comienza un proceso de acompañamiento, donde por una parte revisamos que el acople con el ventilador sea adecuado a sus requerimientos y, por otra parte, realizamos labores específicas del kinesiólogo, principalmente ejercicios respiratorios, así como también el aspirado de secreciones.

¿Te ha tocado ver o atender algún caso crítico en que ha estado en juego la vida?
Sí. Lamentablemente es una situación cada vez más frecuente dentro del Hospital, lo que da cuenta de la realidad que estamos vivenciando como país. En este escenario, el trabajo en equipo y el correcto accionar de todos los profesionales de la salud es fundamental.

¿Cuál es el momento más críticos que has vivido hasta ahora durante esta pandemia?
A propósito del aumento de pacientes contagiados, es complejo coordinar tres procesos independientes. Primero, realizar los exámenes para detectar a los pacientes infectados (PCR), por otra parte, acompañar a los pacientes de urgencia que deben ser intubados y, por último, monitorear a los pacientes que ya se encuentran conectados a un ventilador.

“En la atención misma no he sentido miedo, quizás porque el contexto y la adrenalina no lo permite. Sin embargo, siempre existe el temor de que al llegar a mi hogar, a pesar de tomar todas las medidas de precaución,  pueda contagiar a algún familiar”.

¿Qué opinas de jóvenes que hacen fiestas o salen a la calle sin tomar en serio esta pandemia?
Es lamentable que no se consideren las indicaciones personales, ni las de convivencia con otros para momentos como este. Esta falta de consciencia da cuenta de la incapacidad para ver la forma en que este virus se propaga y las posibles consecuencias que puede generar. Pareciera ser que solo se le toma el peso al momento que ellos mismos, un familiar o un cercano tiene Covid-19.

¿Has sentido miedo a contagiarte?
En la atención misma no he sentido miedo, quizás porque el contexto y la adrenalina no lo permite. Sin embargo, siempre existe el temor de que al llegar a mi hogar, a pesar de tomar todas las medidas de precaución,  pueda contagiar a algún familiar.

¿Qué herramientas te proporcionó la UNAB que ahora durante la Pandemia te ha sido útil?
Desde una mirada personal hacia lo profesional, me llevó a desarrollar autonomía, pensamiento crítico, juicio clínico, trabajo en equipo, habilidades comunicativas, formar criterio y trabajar bajo presión. Junto con esto la teoría y la práctica, me dejó preparado para desenvolverme sin mayor problema durante esta pandemia y ser capaz de intervenir en el funcionamiento de las personas y sus contextos.

¿Cómo manejas el estrés, el cansancio de los turnos extensos?
Lo primero que hago posterior a los turnos es llegar a dormir. Luego aprovecho el tiempo libre con  mi familia, ejercitarme, tocar guitarra y seguir estudiando para estar más informado y preparado para el trabajo mismo.

¿Cómo te imaginas en 10 años más?
En el ámbito profesional, me proyecto en dos planos. Por una parte, teniendo mucha más experiencia en clínica, profundizando en mi trayectoria con pacientes. Por otra, me interesa la transmisión de aprendizajes, por lo que me proyecto ingresando a realizar docencia, y también perfeccionándome académicamente, continuando estudios de postgrado.

Claudio Vidal Céspedes, Kinesiólogo titulado en la UNAB, es parte del equipo que trabaja en lo que se denomina “la primera línea” en el Servicio de Urgencias del Hospital Barros Luco Trudeau.

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This