Las herramientas que entrega Advance en Ingeniería UNAB para seguir avanzando profesionalmente | Noticias Universidad Andrés Bello
Advance

Carlos Arce y Ricardo Blanch egresaron hace dos años del programa Advance de la Facultad de Ingeniería de la Sede Concepción. Ambos hicieron sus proyectos de título enfocados en sus trabajos, uno con la idea de desarrollar su propio proyecto y el otro con el objeto de innovar en su área de desempeño.

Escrito por

Carlos Arce y Ricardo Blanch egresaron hace dos años del programa Advance de la Facultad de Ingeniería de la Sede Concepción. Ambos hicieron sus proyectos de título enfocados en sus trabajos, uno con la idea de desarrollar su propio proyecto y el otro con el objeto de innovar en su área de desempeño.

Sede Concepcion UNABEl Programa Advance UNAB de la Universidad Andrés Bello (UNAB) está pensado para profesionales que deseen avanzar y fortalecer sus carreras. Eso era precisamente lo que necesitaban Carlos Arce (36) y Ricardo Blanch (40), cuando decidieron ingresar al programa para estudiar Ingeniería Industrial e Ingeniería Civil Industrial, respectivamente, en la Sede Concepción UNAB.

Aunque estudió Biología Marina, Arce ya contaba con una extensa y completa carrera en el ámbito de la ingeniería cuando inició sus estudios. Partió trabajando en el área acuícola y tras las vueltas de la vida entró a trabajar en el montaje de una termoeléctrica en Coronel y luego pasó a Endesa, donde siguió desarrollando su veta ingenieril. “De repente se me fue de las manos y me di cuenta de que necesitaba desarrollar bien esta área para poder seguir creciendo”, cuenta.

Al igual que él, Blanch contaba con un título profesional, pero se dio cuenta de que para avanzaren su trabajo en la empresa Arauco, que consiste en supervisar los embarques y representar logísticamente a la industria en los terminales portuarios, no le bastaba con ser ingeniero de ejecución en administración de empresas.

Ambos profesionales creen que la formación que adquirieron es completa en términos académicos y que les ayudó a posicionarse mejor. “El hecho de salir de la U. Andrés Bello tiene un peso y un valor específico en el mundo laboral y ese es un factor importante para ingresar a Advance”, dice Blanch.

Herramientas para emprender

Buscando opciones, Carlos Arce encontró el programa Advance, que le permitía seguir mejorando y compatibilizar trabajo y familia con los estudios. Entró a estudiar Ingeniería Industrial en 2013 en la Sede Concepción, con la idea de ir aplicando todo lo que aprendía en su trabajo en Endesa. Éste consistía en liderar un equipo de 20 personas –en su mayoría ingenieros– encargado de hacer la planificación, elaborar el presupuesto, y gestionar las licitaciones con otras empresas más pequeñas, en su mayoría constructoras.

Mientras estudiaba, tuvo que asumir mayores responsabilidades en su cargo y comenzó a viajar prácticamente todas las semanas a distintas partes de Chile y el extranjero, pero siempre se las arregló para llegar a las clases y compatibilizar su agitada vida laboral con los estudios. “La modalidad fue súper cómoda y súper flexible para que yo pudiera seguir avanzando. Tuve muy buena comunicación con mis profesores, a quienes les pedía ayuda para resolver distintas situaciones”, detalla.

A medida que fue adquiriendo más herramientas, comenzó a darse cuenta de que todas las pequeñas empresas con las que trabajaba tenían problemas de planificación y administración. Junto a un socio, decidió emprender un proyecto para prestar servicios y asesorías a estas firmas, con el objetivo de hacerlas más rentables y eficientes. “Yo me conformaba con trabajar en una empresa y tener un buen sueldo, pero aquí en Advance cambiaron mi forma de pensar: me hicieron ver que podía crear mi propia empresa”, comenta.

Guiado por sus profesores, enfocó su proyecto de tesis en esta idea, dejó su cargo en Endesa y se aventuró. A ocho meses de ese entonces, asegura que está contento, tiene más demanda de la que logra cubrir y un equipo de 15 profesionales. “Siempre fui inquieto con la idea de emprender y Advance me dio las herramientas para hacerlo”.

Desarrollando nuevas metodologías

Aunque trabajaba todos los días de la semana y casi no tenía tiempo para el ocio, Ricardo Blanch decidió ingresar el 2012 a la carrera de Ingeniería Civil Industrial. Gracias a la flexibilidad de la malla, logró organizarse para terminarla en menos del tiempo presupuestado, tomando cinco ramos por trimestre, mientras continuaba desarrollando su trabajo en una de las principales forestales de la región.

Con el objeto de combinar ambos elementos enfocó su tesis en un proyecto para mejorar el modelo de acciones fitosanitarias en las maderas en los terminales portuarios, con un sistema para optimizar los recursos y hacer más eficiente el trabajo de control de calidad.

“Después de Advance, mi trabajo en esta área cambio en términos de innovación, porque aprendí a trabajar con nuevas metodologías, como la mejora continua, que permite establecer pasos para solucionar problemas uno tras otro, en una especie de espiral”, afirma. Asimismo, agrega que dentro de la estructura laboral, el programa le ayudó a resolver situaciones relacionadas con la gestión y la planificación de su trabajo.

Recuerda que sus profesores estaban siempre dispuestos a resolver sus dudas y ayudarlo en todo lo relacionado a su empresa. Con esta buena experiencia decidió, ejercer como docente y hoy dicta clases en el Instituto Profesional Virginio Gómez de la Universidad de Concepción.

“Con Advance uno asimila conocimientos, adquiere herramientas y las aplica en su vida. Pero también logra conceptualizar teóricamente ciertas técnicas y métodos usados en el trabajo. Yo hacía muchas cosas sin tener idea de lo que estaba haciendo y con el programa pude ponerles nombres y reforzarlas con la academia“, resalta.

Noticias relacionadas