La Tercera | El momentum
Columnas

La sorpresiva contundencia del Rechazo constituye un momentum para Chile Vamos. Lo que está por verse es cómo la coalición aprovechará ese momentum y si el cambio ideacional que pareció convertirla en una centroderecha durante los últimos años se impondrá sobre el pragmatismo

Escrito por

Aunque el resultado, dada su transversalidad, no sea endosable, da vuelta el tablero devolviendo el poder al sector que había sido derrotado en el plebiscito de entrada y condenado desde entonces a la irrelevancia ideológica. Si bien el resultado no cambia la correlación de fuerzas en el Congreso, podría dotar de un aura de legitimidad un eventual veto a las reformas estructurales que requiere el país o autorizar la postergación indefinida de un nuevo proceso constitucional.

Pensar que el resultado del 4/9 nos retrotrae a una derecha anterior al plebiscito de entrada, sería desconocer los efectos que tuvo la coyuntura crítica que se inició con el estallido social. Esta crisis multidimensional abrió una ventana de oportunidad para la consolidación de una sensibilidad más progresista en Chile Vamos, con dos principales marcadores, transversales a los partidos de la coalición: el apoyo a una nueva Constitución y a la construcción de un Estado Social de Derecho. Ambos quedaron incorporados a los programas de los cuatro candidatos que compitieron en las primarias del sector, sostiene la directora de Investigación Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la Universidad Andrés Bello, Stéphanie Alenda.

Lea la columna completa aquí

Noticias relacionadas