ISP UNAB analizó con gremios y académicos informe sobre el impacto de las reformas en salud en las rentas médicas
ISP UNAB

El Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello realizó ayer un conversatorio con gremios y académicos, para analizar el primero de 6 estudios que se realizarán para medir el impacto de las reformas en salud propuestas por el Gobierno y que en parte se desprenden del borrador de la nueva Constitución.

Escrito por

En el conversatorio participaron el director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello Hector Sanchez, el profesor Manuel Inostroza (ambos editores del estudio), el Presidente de la Federación de Médicos de Atención Privada Dr. Carlos Thibaut, y el Presidente del Departamento de Medicina Privada de Colegio Médico Dr. Cesar Cárcamo.

Entre las principales conclusiones del informe “Radiografía laboral de los médicos”, están que el impacto en los honorarios de una hipotética eliminación de las isapres, podría implicar una reducción de un 35% de los ingresos variables. En un escenario de eliminación de las isapres y término de la modalidad de libre elección de Fonasa, esta reducción sería de hasta un 61%.

Al comenzar el conversatorio, el Director del ISP UNAB dijo que “dado que se va a generar una discusión sobre la reforma a la salud, y más allá de las legítimas diferencias ideológicas que tenemos, creemos importante darle más objetividad a la conversación, porque los desafíos en el sector salud son muy grandes. Sólo así vamos a encontrar acuerdos que nos permitan mejorar la vida de los chilenos”.

Respecto del estudio, explicó que “el objetivo fue analizar el impacto que se espera si se implementa un sistema único de salud, de carácter público e integrado, que considera la existencia de seguros complementarios que, al ser individuales, son muy restrictivos económicamente”.

Asimismo, invitó a los gremios médicos a sumarse al debate, ya que será fundamental buscar puntos de encuentro en torno a la transición entre un sistema y otro. En ese sentido, dijo que se debe tener en cuenta “cuál va ser la capacidad del sector público de hacerse cargo del aumento de demanda que va a tener; desde la prestación, establecer cómo se van a cambiar los modelos de atención y de compra, para que se aprovechen las eficiencias; y en el mundo asegurador, si es que se pretende que desaparezcan las isapres, va a ser importante ver cómo se va a resolver el problema de la población que ha estado en las isapres más de 30 años, tienen más de 60 o 65 años y no pueden acceder a seguros complementarios, sumado a las personas con preexistencias”.

El Dr. Manuel Inostroza expuso la metodología y alcances del estudio, destacando la importancia de participar del debate y contar con información adecuada.

Entre las conclusiones, destacó que “en un primer escenario en que  eliminamos las isapres y mantenemos la libre elección de Fonasa, la reducción de las rentas médicas variable es del 35%. En el caso del escenario 2 en que además se elimina la libre elección de FONASA, la reducción de honorarios es de un 61%. Esos fueron los números y resultados de nuestro estudio. No estamos modelando el efecto que esto puede tener en el sector público respecto a la contratación y el incremento de rentas que puedan generar para compensar, porque no contamos con la información suficiente”.

Explicó que se enfocaron en las rentas variables, porque es la única información a la que se puede acceder de forma pública. En el caso de las rentas fijas, deben ser solicitadas vía ley de transparencia.

Al respecto, dijo que “uno de los grandes desafíos dentro de la reforma a la salud, y nosotros como universidad estamos disponibles para contribuir en eso, es pedirle a la autoridad construir una gobernanza de datos, y disponer de información pública que nos permita modelar responsablemente los distintos escenarios y hacer proyecciones y evaluaciones de los impactos que las reformas van a tener”.

El Presidente de la Federación de Médicos de Atención Privada, Dr. Carlos Thibaut, dijo que “el documento nos ha parecido de gran interés, especialmente por ser una de las primeras publicaciones al respecto”.

Agregó que “nuestra visión es desde el punto de vista del paciente, que puede ver gravemente perjudicada la atención ante un eventual colapso en los sistemas. Esto puede acontecer si se suprimen o disminuyen los ámbitos de servicio del sector privado, los cuales durante la pandemia hemos visto que es poderoso y disciplinado a la hora de desafíos urgentes. La alianza pública, universitaria y privada demostró grandes virtudes que deberían siempre ser consideradas”.

El Presidente del Departamento de Medicina Privada de Colmed Dr. Cesar Cárcamo dijo que “este es un tema que interesa y preocupa a los colegas y nos parece un aporte interesante a la discusión. Estos grandes cambios producen inquietud en las personas, que puede afectar su vida personal, familiar y en la vida en su conjunto. Por eso es válida esta conversación”.

Agregó que “se requiere que los seguros complementarios sean regulados por ley” para que sean accesibles para una mayor cantidad de población y sobre la MLE, afirmó que dependerá de cómo se haga la transición entre un sistema y otro. “Nosotros creemos que es un tiempo a largo plazo, más cercano a los 10 años que a los 5 años de transición… Si los tiempos de espera llegan a ser intolerables, creemos que las personas deben tener acceso a la MLE. El Colegio Médico va a ser un actor relevante en la discusión legislativa y vamos a aportar nuestra visión”, afirmó.

Al cierre, el Director del ISP UNAB agradeció a los asistentes y dijo que “el objetivo central que planteamos se empieza a cumplir, empezamos a discutir sobre distintas alternativas y las posturas categóricas que en algún momento se presentaron, se pueden modelar y buscar coincidencias a futuro”.

Noticias relacionadas