Facultad de Ingeniería | Investigadora de la UNAB Viña del Mar lidera diversos proyectos sobre modelos de atención de salud centrados en el paciente
Facultad de Ingeniería

Carla Taramasco, directora del Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar de la UNAB, expuso sobre sus investigaciones en “Transfiere Región 2022”.

Escrito por

La Dra. Carla Taramasco, directora del Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar y académica de la Facultad de Ingeniería de la UNAB, sede Viña del Mar, participó en el bloque Industria 4.0 de “Transfiere Región 2022”, evento organizado por los gremios Asociación de Empresas Región de Valparaíso (ASIVA); Cámara Regional del Comercio y la Producción (CRCP); y Cámara Chilena de la Construcción Valparaíso (CChC Valparaíso).

La ponencia de la profesora se tituló “Desafíos y Oportunidades en Sistemas de Información para la Salud” y se refirió al trabajo del Instituto que dirige cuyo objetivo principal es el desarrollo de soluciones tecnológicas avanzadas para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas.

“El Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar de la UNAB está orientado a la transferencia tecnológica y a la innovación. Ha desarrollado soluciones que se han implementado en servicios de salud pública e instituciones privadas; siempre con la finalidad de mejorar la vida de los pacientes hospitalizados o de aquellos que se encuentren en sus domicilios”, explicó la investigadora.

Gestión de Recursos

“El 22% de los pacientes de la red pública de salud espera más de 12 horas por una cama (solicitud y asignación de cama). Existe lamentablemente un desconocimiento de la situación dentro de la red y compleja gestión de recursos por falta de sistemas de información”, informó la investigadora.

En este contexto, la doctora dio a conocer en su ponencia el Sistema Inteligente para la Gestión y Análisis de la Dotación de Camas en la red asistencial del sector público y privado (SIGICAM). Esta plataforma permite sistematizar el proceso de hospitalización de personas en centros de salud de baja, mediana o alta complejidad. Su propósito es disminuir los tiempos de espera en los hospitales mediante administración inteligente y sistematizada de los procesos de asignación – reconversión de camas y traslado de pacientes, utilizando técnicas de investigación de operaciones, que permiten detectar restricciones y variables críticas que inciden en la gestión, funcionando como una herramienta de soporte a la toma de decisiones.

“Nosotros logramos reducir en un 40% el tiempo de espera de los pacientes por una cama, en los cuatro hospitales que está implementado el sistema, lo que es claramente significativo cuando hablamos de la salud de los pacientes y de su cuidado. Finalmente, esto se traduce en cómo ellos perciben el servicio que están recibiendo”, indicó.

Asimismo, mencionó que existen establecimientos en donde más del 10% de sus pacientes están hospitalizados por más tiempo del necesario. “Para la misma operación algunos hospitales requirieron 1,3 días de hospitalización mientras que otros utilizaron 8,6 días. Por supuesto, los pacientes tienen distintas particularidades y comorbilidades, pero también hay un desafío en la gestión de cómo usamos los recursos. Muchas veces existen atrasos porque la persona se queda hospitalizada por más tiempo esperando un examen o una visita médica. Lo que se hace en este sistema es monitorear y alertar lo más tempranamente posible esta situación para generar el alta en el tiempo oportuno”, expresó la profesora.

El segundo proyecto relacionado con gestión de recursos dice relación con el uso de pabellones, lo que impacta directamente con las listas de espera. “Existen 294 mil pacientes en lista de espera y el promedio en espera de una intervención son 600 días. Lo que estamos trabajando con el Hospital Eduardo Pereira de Valparaíso es en un sistema que nos apoye en mejorar el manejo de los tiempos y optimizar el uso de sus pabellones”, puntualizó.

Otras iniciativas mencionadas por la doctora fueron “Decide Salud”, que es una plataforma de evaluación de salud en entornos laborales y reportería de estilos de vida; y “Quida”, que consiste en una plataforma para desarrollar hogares inteligentes que mejoren la calidad de vida de las personas mayores (sistema de diversos dispositivos diseñados para detectar situaciones de emergencia, especialmente si la persona de la tercera edad se encuentra sola en casa).

En “Transfiere Región 2022”, participaron también los siguientes investigadores UNAB: Julio Villalobos, director del Centro Logística y Transporte con la presentación “Observatorio de trasporte de carga en entornos de ciudades-puerto (digitalización de la logística) en el bloque de Logística 4.0 y Pilar Parada, directora del proyecto de “Revalorización del pelón de nuez”, en el bloque relacionado con la temática Medio Ambiente y Energía.

Sobre Transfiere

“Transfiere Región 2022” se trata de la primera muestra regional de transferencia tecnológica vinculada al mundo de los negocios y la sostenibilidad, que busca generar una vinculación y propiciar una colaboración sistemática entre el sector privado regional y las instituciones y entidades generadoras de conocimiento, las que ofrecen sus capacidades de I+D al ecosistema empresarial.

Gerald Pugh, vicerrector de la UNAB, sede Viña del Mar, y presidente de ASIVA, se mostró satisfecho con la alta convocatoria de este evento y valoró el diseño de esta iniciativa, que evidencia las actividades reales de transferencia tecnológica que se están haciendo en nuestra Región.  “Tenemos en la zona muchos centros de investigación y profesionales con mucho talento que están realizando significativos aportes a nuestro país desde diversas áreas”, destacó Gerald Pugh.

Agregó que a medida que pasan los años las universidades han asumido un papel como inventor y agente de transferencia de conocimiento y tecnologías al sector público y privado, relación que debe seguir avanzando en esta senda. “El trabajo colaborativo entre los 3 gremios en Transfiere Región 2022 busca conectar la demanda del sector productivo con las capacidades de I+D de las instituciones de educación superior, a través de un encuentro regional que permita generar negocios y networking, para resolver problemáticas reales que estén afectando a nuestra Región”, concluyó Pugh.

Noticias relacionadas