VII Conferencia de Cultura Científica UNAB: Dr. Alexis Kalergis abordó la cruzada en busca de vacunas para el Covid19 | Noticias Universidad Andrés Bello
Centro para la Comunicación de la Ciencia

El Dr. Kalergis lidera los esfuerzos a nivel nacional para producir una vacuna de origen local. Con amplia experiencia en el desarrollo de inmunización contra otros virus respiratorios como el sincicial, dirigirá también los ensayos clínicos de fase 3 de la vacuna de la empresa Sinovac en Chile.

Escrito por

La VII versión de la Conferencia de Cultura Científica, organizada por el Centro para la Comunicación de la Ciencia, se adaptó no solamente a un formato de sesiones virtuales, sino que también sus temas se enfocaron hacia los múltiples desafíos que plantea la actual pandemia a la humanidad.

Uno de los más urgentes es el desarrollo de una vacuna contra el Covid19, labor que en Chile es liderada por el Dr. Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia y académico de la Facultad de Ciencias Biológicas y la Facultad de Medicina de la Universidad Católica. En su charla, titulada “La cruzada científica en busca de vacunas para el covid19”, abordó precisamente los esfuerzos a nivel nacional e internacional para lograr la tan esperada inmunización.

Desde una perspectiva histórica, recordó como una señal de optimismo el hecho de que en los años 70 fue posible erradicar la viruela, una de las principales causas de muerte en la historia de la humanidad, gracias al desarrollo de una vacuna y su implementación a nivel poblacional por parte de la OMS. Otros ejemplos de éxito, como las vacunas contra la polio, sarampión, rubeola y paperas, permitieron también disminuir las enfermedades causadas por estos virus, las mismas, dice, que hoy corren el riesgo de aparecer por la acción de quienes eligen y promueven no vacunarse.

“Sin duda que las vacunas, como cualquier medicamento, pueden tener efectos adversos, es algo absolutamente normal que es parte del uso de medicamentos, pero el beneficio por lejos supera a los problemas” dice en su exposición, graficando cómo la incidencia de las enfermedades disminuye a medida que aumenta la cobertura de las vacunas.

Así, plantea que uno de los desafíos de los países en vías de desarrollo es la brecha respecto a países industrializados donde el número de vacunas, la cobertura, y en algunos casos la calidad, puede ser diferente. “Si bien las vacunas tienen un uso global, los países que las producen son muy pocos, y estos obviamente tienen la ventaja de poder contar de primera mano con vacunas que en algunos casos pueden mostrar incluso escasez”, señala.

En nuestra región, países como Brasil, Argentina y México tienen capacidad de manufactura de vacunas. En Chile es aún un desafío en el que “ya está establecida la discusión y desde las universidades estamos trabajando justamente en tratar de reposicionar este concepto”.

Dada su urgencia y alta demanda, de acuerdo al Dr. Kalergis, la estrategia de colaboración de la ciencia y la medicina a nivel internacional por desarrollar y evaluar estas vacunas “es algo absolutamente sin precedente”, con varias de ellas actualmente en la última etapa de evaluación. En Chile, la iniciativa es liderada en conjunto por la Universidad Católica, la Universidad de Chile y la Universidad de Antofagasta, en miras a transformarse en un esfuerzo nacional que conduzca a la implementación de plantas para la manufactura y distribución a nivel nacional.

Desarrollo local de vacunas

El trabajo de años en virus respiratorios que afectan la salud del hospedero condujo al Dr. Kalergis y su equipo a desarrollar una vacuna contra el virus sincicial. La generación de una vacuna, explica, tiene distintas etapas desde lo preclínico a las fases clínicas, donde se evalúa tanto la capacidad de proteger contra el agente infeccioso como la seguridad. El paso de una fase 1 a una fase 3 puede tomar años y hasta décadas.

El éxito de la vacuna contra el sincicial y el conocimiento acumulado en el proceso fue puesto a disposición para el desarrollo de una vacuna nacional que proteja del coronavirus, con apoyo de diferentes universidades e instituciones.

“Es un trabajo en el que están participando varios cientos de grupos en el mundo. Creo que en la historia de la ciencia y la medicina nunca había ocurrido que una vacuna llegase a estudios fase 3 en menos de un año, y esto es un resultado de la asociatividad, de la colaboración, de la inversión tanto privada como pública y el trabajo que han logrado los diferentes grupos científicos”, señala. Las instancias regulatorias, también, trabajan en una revisión expedita y prioritaria para que estos estudios puedan ser ejecutados con rapidez.

“Cuando uno se enfrenta a este virus se encentra con uno muy similar a otros virus respiratorios”, agrega. Así, una vacuna debiese generar inmunidad capaz de neutralizar y eliminar el virus sin provocar la hiperinflamación causante de los problemas respiratorios que ya conocemos. Las estrategias para abordar una vacuna como ésta son variadas, y todas ellas están siendo utilizadas alrededor del mundo.

En particular, “en el laboratorio de la Universidad Católica hemos estado trabajando durante todo este periodo en base a cuatro antígenos: la proteína spike, que es la característica, pero además estamos trabajando en base a la proteína de envoltura, la proteína de membrana y también una proteína interna, que es la nucleoproteina o nucleocapside del virus”, explica.

En este sentido, comenta que una de las cosas que les llamó tempranamente la atención fue el hecho de que los países que cuentan con un programa de vacunación contra la tuberculosis en base a la vacuna BCG, sorprendentemente, durante las primeras semanas del brote de SarsCov2 la incidencia era menor que en los países que carecen de este programa. Así, el funcionamiento de la vacuna BCG (“inmunidad entrenada”) es también un antecedente a considerar para una vacuna para el Covid19.

En el laboratorio del Dr. Kalergis se trabaja actualmente en cuatro prototipos, en miras a lograr una respuesta inmune segura y eficaz contra el virus. Actualmente están finalizando los estudios preclínicos: “Esperamos iniciar la manufactura de esta vacuna en los próximos meses, para poder comenzar los estudios clínicos durante los primeros meses del próximo año”, adelanta el especialista.

Estudio clínico de fase 3 en Chile

Como parte de diversas colaboraciones nacidas a partir de la experiencia con el desarrollo de la vacuna contra el virus sincicial, la Universidad Católica liderará un estudio clínico de fase tres de la vacuna desarrollada por la empresa biofarmacéutica china Sinovac.

“Es importante colaborar con otros países, como también es importante que maximicemos nuestras capacidades locales, y eso lo estamos logrando a través del establecimiento de este consorcio científico para evaluar vacunas Covid19 en el que participan once universidades”, detalla Karlegis. La UNAB es, precisamente, una de dichas instituciones, las cuales firmaron recientemente un convenio marco para este consorcio que permitirá desarrollar el estudio clínico.

Los resultados preclínicos de esta vacuna desarrollada en base a virus inactivado fueron publicados en la revista Science. En modelos animales, explica el académico, la vacuna “genera anticuerpos neutralizantes con gran eficiencia y permite la eliminación del virus en pocos días tras la infección”. Así, tras la aprobación de un protocolo clínico por parte del ISP, seis mil dosis de la vacuna fueron importadas para dar inicio a los ensayos.

¿Por qué? “Porque además de fortalecer las relaciones internacionales, creemos que participar en este estudio permitirá potenciar las capacidades locales de I+D para el desarrollo de futuros estudios, futuras vacunas, y lo más importante, poder acceder tempranamente a una vacuna segura y eficaz contra el coronavirus”, señaló el Dr. Kalergis hacia el final de su presentación. A raíz de esta colaboración, el acuerdo contempla que Chile recibirá de manera garantizada cerca de 60 millones de dosis de la vacuna.

A través de este arduo trabajo científico, concluye, se espera volver a los ansiados momentos de encuentro y normalidad, que para ocurrir requieren inevitablemente una población inmune contra el SarsCov2, lo que solamente se logrará una vez que tengamos esta vacuna.

Revive la charla del Dr. Kalergis en este enlace.

Noticias relacionadas

Share This