Proyecto de científicos UNAB busca detectar el coronavirus en menos de dos minutos | Noticias Universidad Andrés Bello
Centros

Desde principios de marzo, un grupo de investigadores de la Universidad Andrés Bello, junto al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, trabaja en el desarrollo de un dispositivo portátil capaz de detectar rápidamente la presencia de COVID-19 en etapas tempranas de la enfermedad.

Escrito por

Chile enfrenta el desafío global de combatir los efectos sanitarios y económicos asociados al COVID-19. A pesar de los esfuerzos por generar vacunas y métodos de detección rápida del virus SARS-Cov-2, se estima que esto no ocurrirá en menos de 18 meses.

Bajo este escenario, “los países desarrollados que produzcan las vacunas y kits de detección, como India, China y Estados Unidos, favorecerán cubrir primero sus necesidades internas, lo cual -al igual a lo sucedido para otras pandemias- disminuirá significativamente las posibilidades de acceso a países pobres o en vías de desarrollo”, dice Danilo González, director del Centro de Bioinformática y Biología Integrativa (CBIB) de la Universidad Andrés Bello.

Esto suma un desafío extra para nuestro país: buscar alternativas que permitan acceder a este tipo de avances en un tiempo razonable, y con ello controlar el contagio rápido y masivo. Así, de acuerdo al académico de la UNAB, Chile se ve frente a la necesidad de generar la infraestructura crítica para el desarrollo de vacunas y kits de detección. “Estos últimos, en particular, son indispensables para la detección temprana de contagiados activos, sintomáticos o asintomáticos, uno de los pilares para el desarrollo de estrategias de aislamiento que prevengan el contagio de nuestra población y sus impactos directos e indirectos”, señala.

En este contexto, un grupo de científicos del CBIB integrado por los doctores Johanna Abrigo, Yorley Duarte, Romina Sepúlveda, Daniel Aguayo y Danilo González, y la doctora Ma. Cecilia Opazo del Laboratorio de Endocrino-Inmunología, trabaja intensamente en el desarrollo de un dispositivo portable, construible e implementable en Chile, que utiliza un inmunosensor electroquímico para la detección rápida de SARS-Cov-2 a través de la unión de anticuerpos a proteínas virales; es decir, detectando directamente la presencia del virus en etapas en que el paciente puede contagiar a otros.

“Para lograr el desarrollo de esta tecnología, nuestro grupo, en colaboración con investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, ha implementado una estrategia eficiente de mejoramiento de los anticuerpos, basada en métodos bioinformáticos que requieren millones de cálculos, los cuales serán realizados en los sistemas de cómputo en la nube de Amazon AWS, a través de un proyecto otorgado específicamente para este fin”, explica el Dr. Daniel Aguayo.

Los anticuerpos mejorados serán producidos masivamente en los laboratorios del CBIB, para luego ser utilizados en un accesorio portable, asociable a un smartphone, permitiendo la detección del virus en menos de dos minutos en cualquier lugar del país. “Nuestra expectativa es avanzar tan rápido como podamos en este desarrollo, para contribuir a una mejor contención del COVID19 a nivel nacional”, concluye Danilo González.

Noticias relacionadas

Share This