Ciencias de la Rehabilitación

Titulado en la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello en el 2009, Mauro Quidel cuenta su historia de cómo entró en el mundo de la inclusión y cómo se desempeña en su rol de coordinador en la Fundación CpueD.

Escrito por

Tiene 34 años y hace nueve que egresó de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello. Hoy, trabaja en la Fundación CpueD, que trabaja con niños y jóvenes con alguna discapacidad cognitiva, especialmente con Síndrome de Down.

Mauro Quidel UNABEn su rol de coordinador de procesos de vida independiente en “viviendas compartidas” y coordinador de los procesos de inclusión socio-laboral, relata sus desafíos, sus recuerdos, su visión de la inclusión en Chile. Una historia que motiva y emociona.

¿Por qué decidiste estudiar Terapia Ocupacional?
Lo decidí porque es una profesión que trabaja directamente con personas y sus propias realidades, donde la intervención/acción es dinámica, activa, además se puede trabajar con personas en todos sus ciclos vitales. Junto con esto, su campo laboral es diverso, ejerciendo acciones en educación, salud, inclusión social, entre otros.

¿Qué recuerdos de la UNAB te despiertan nostalgia o recuerdas con alegría?
Hay muchos momentos que están en la memoria. Alguna que otra talla en clases, actividades extraprogramáticas, tardes y noches de estudios, “paseos del ombligo” (mitad de carrera), entre otros. Además, lo más destacable de este proceso de pregrado fue conocer a mi compañera de vida con la cual ya hemos formado una familia junto a nuestro hijo Simón.

¿Cómo ha sido tu carrera profesional, donde te has desempeñado, cuáles han sido tus logros?
Mi carrera profesional es más bien corta. Llevo recién ocho años ejerciendo esta gran profesión. En la actualidad me desempeño en la Fundación CpueD, como coordinador de procesos de vida independiente en viviendas compartidas y coordinador de los procesos de inclusión socio laboral. Hace algunos años realizo intervenciones en el área infantojuvenil en una consulta particular. Realizo consultas a domicilios, interviniendo en contexto real e intencionando la inclusión y participación social. He tenido la oportunidad de participar en procesos formativos de estudiantes de pre y postgrado, así como también presentar experiencias en congresos, seminarios y jornadas nacionales e internacionales. Uno de mis logros es poder ver el fruto del trabajo, especialmente cuando a las personas con las que has trabajado, las ves empoderadas, autónomas y, sobre todo, felices caminando por las calles de la cuidad como cualquier ciudadano, asistiendo a sus trabajos, preocupados de sus departamentos, junto con esto ver sus procesos de inclusión laboral exitosos.

Mauro Quidel UNABSon varias cosas…

Sí, otro punto importante es la colaboración que estamos realizando entre la Fundación CpueD y SENADIS, participar en el equipo de relatores del curso “Vida independiente, un reto posible”, el cual se imparte a nivel nacional y está dirigido a profesionales, usuarios y familias de personas con diversidad funcional, con el objetivo de incorporar conocimientos vinculados a la intervención bajo una perspectiva de derecho y eliminar malas prácticas. También, participé en la confección de un Manual de Inclusión Laboral para una empresa privada con el objetivo de guiar este proceso en las distintas sedes a nivel nacional.

¿En qué momento decides dedicarte al tema de la Inclusión?
En temáticas de inclusión he participado desde que egresé de la universidad. Primero, en procesos de inclusión laboral, abriendo espacios laborales en Retail, salas de venta, entre otras, pero con mayor énfasis desde que la Fundación CpueD firmó un convenio con la Universidad de Murcia, para apoyar el proceso de transformación institucional hacia un Centro de Referencia Latinoamericano de buenas prácticas en personas con diversidad Mauro Quidel UNABfuncional, donde participé en procesos de formación teórico-práctico en España, con el objetivo de implementar el Modelo de Vida Independiente Europeo y adaptarlo a la cultura y experiencia de nuestro país.

¿Cómo se generó tu llegada a CpueD?
Dentro de los espacios de internados clínicos de quinto año, escogí una institución educacional. Una vez terminado mi proceso de práctica, me contacta la ex directora de dicha institución para invitarme a participar en la formación de CpueD, en marzo de 2010, desde ese momento es que formo parte del equipo.

¿Qué opinas de la Inclusión en Chile?
La inclusión en nuestro país está recién iniciándose. Ha sido sumamente importante la implementación de nuevas políticas públicas, el problema es que la mayoría de la sociedad no está preparada para convivir con las personas con diversidad funcional, teniendo una mirada asistencialista y retrograda, además muchas de las personas con diversidad funcional no están empoderados para desarrollar su autodeterminación en temáticas de su propia vida y en la comunidad, por ende se construye un sujeto sin proyecto de vida, estructurado y dirigido por otro. Lo importante es que vamos aumentando la cantidad y calidad de procesos de inclusión en nuestro país.

¿Qué herramientas te proporcionó la UNAB para desarrollarte en lo laboral?
Mauro Quidel UNABMe proporcionó principalmente las herramientas desde mi formación como Terapeuta Ocupacional en lo teórico-práctico que junto con mis competencias personales, me han ayudado a desenvolverme en mi profesión, con los años también es fundamental la construcción de nuevas redes.
En lo personal, ¿qué disfrutas hacer en tu tiempo libre?
Valoro mucho mi tiempo libre, ya que realizo muchas actividades laborales, intento aprovecharlo lo más posible disfrutando actividades junto a mi familia y amigos.

¿Cómo te vislumbras en 10 años más?
Que difícil pregunta. Espero seguir siendo un hombre feliz junto a mi familia y estar trabajando en procesos de investigación, formación, capacitación e intervención directa con personas con diversidad funcional. Muy a grandes rasgos, seguir siendo un aporte para la sociedad y los procesos inclusivos en el país.

Si pudieras definirte en una frase, ¿cuál sería?
Que complejo (jajaja), soy amante de mi familia, un Terapeuta Ocupacional apasionado, jugado y comprometido con lo que hago.

Noticias relacionadas

Share This