Terapia Ocupacional UNAB celebró la tercera versión de la Feria del Libro Vivo
Facultad de Ciencias de la Rehabilitación

Bajo la idea de que el acceso a la lectura es un derecho de todas y todos, la Escuela de Terapia Ocupacional celebró esta instancia con el fin de hacer partícipe a la comunidad educativa del Campus Casona en el fomento a la lectura y el libro.

Escrito por

La actividad fue una previa a la implementación del proyecto de Vinculación con el Medio “Espacios del Libro Vivo” el cual fue obtenido por la Escuela de Terapia Ocupacional UNAB. Dicha iniciativa está orientada a que residencias de personas mayores y centros diurnos de salud mental puedan tener un pequeño espacio para la lectura grupal o individual.

En la Feria del Libro Vivo estuvieron presentes  la Biblioteca UNAB con un estand de difusión de material y del acceso a libros físicos y digitalizados; el Departamento de Cultura, que difundió los resultados del Concurso de Cuentos y regaló dos libros que se sortearon entre los visitantes; la DGDE que apoyó con difusión y actividades para los estudiantes; y por último, la Biblioteca Nacional de Ciegos, quienes difundieron su trabajo y particularmente el formato audiolibro.

La directora de la Escuela de Terapia Ocupacional, Pilar Ortega, agradeció a los asistentes y organizadores por el interés, entusiasmo y apoyo en esta actividad.

En tanto, la organizadora de la feria y docente de la escuela, Olga Veliz, indicó que “estos lugares son Centros de Prácticas Profesionales y los y las estudiantes han trabajado con todas las personas involucradas en la planificación de estos espacios, generando un real vínculo entre la academia y la comunidad”.

“Nosotros pensamos que la lectura de un libro, de una revista, de un diario en formato papel, en audiolibro o cualquier soporte, es un derecho de todos y todas que aporta al bienestar físico mental y social. No nos olvidemos que en nuestro país existe una Ley de Fomento a la Lectura y el libro que nos respalda para ejercer ese derecho” añadió la académica.

Hemos establecido redes, tanto desde el mundo universitario como en los territorios donde se ubican, los centros y residencias, para mantener estos espacios actualizados, vinculados y hacerle honor al nombre del proyecto: mantener el libro vivo” concluyó.

Desde la organización del evento hicieron un llamado a continuar donando libros durante el mes de septiembre para ofrecer la mayor variedad de textos a las personas involucradas.

Revisa las fotos a continuación:

Noticias relacionadas