DESTACADO PORTADA

Carmen Gloria Fernández, nutricionista y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, explica la importancia de leer los etiquetados para conocer información sobre la calidad de los alimentos que consumimos. 

Escrito por

Experto-Responde

 

A fines de junio se inicia la tercera y última etapa de implementación de la Ley de Etiquetado, donde los límites para los ingredientes críticos serán más estrictos, pero ¿por qué es importante leer los etiquetados de alimentos?

Según explica Carmen Gloria Fernández, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, “leer el etiquetado nutricional es importante porque éste entrega información relevante sobre la calidad de los alimentos que consumimos, por lo que leer su etiqueta permitirá seleccionar aquellos cuyas propiedades nutricionales son más saludables”.

La nutricionista agrega que “la lectura del etiquetado nutricional, también permite comparar productos de una misma categoría y en definitiva tomar decisiones sobre nuestra alimentación”.

Respecto a si los alimentos más sanos son aquellos que no tienen sellos, la académica UNAB responde que “no necesariamente, ya que los sellos de etiquetado frontal los encontramos en alimentos procesados y ultra procesados, no obstante, la comida preparada disponible al público no tiene sellos. Por lo que la comida “Chatarra” puede ser tanto más tóxica que un alimento con sellos. Por otra parte, los sellos de etiquetado frontal rotulan en 100gr y esto genera inconsistencias en cuanto a la calidad de saludable de un producto. Por ejemplo, una barrita de cereal pesa 24 y es preparada en base a frutos secos, miel y materias primas saludables, nos obstante, al manufacturarse y ser una ‘mezcla de ingredientes debe de etiquetarse’ y tenemos que es un producto alto en calorías y lo sería, si comieras 4 barritas”.

Por último, si sólo debemos fijarnos en las calorías cuando leemos un etiquetado, la experta destaca que “no, los alimentos siempre aportarán calorías, lo importante es saber de dónde vienen esas calorías y cuál sería la porción adecuada. Existen alimentos muy calóricos y muy saludables y es importante resguardar ahí el tamaño de la porción e identificar las materias primas del producto y relacionar con la recomendación nutricional”, concluye.

Estudio de académica de la UNAB detecta inconsistencia en el etiquetado de alimentos

El Mostrador | Estudio UNAB detecta inconsistencia en el etiquetado de alimentos

Noticias relacionadas

Share This