DESTACADO PORTADA

El académico de la Universidad de Western Carolina, Estados Unidos, el Dr. Tom Ford visitó la UNAB para presentar los resultados de la investigación empírica sobre el humor denigratorio y prejuicios sociales.

Escrito por

Just a joke?…The Social Consequences of Disparagement Humor fue la charla dictada por el Dr. Tom Ford, quien es el mayor investigador en Psicología Social Experimental del fenómeno del Humor Denigración y sus efectos en el prejuicio, específicamente a grupos sociales como mujeres y etnias.

El académico de la Universidad de Western Carolina, Estados Unidos, presentó los resultados de la investigación empírica sobre el humor denigratorio y prejuicios sociales, en una charla dirigida a estudiantes y académicos de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales.

Se trata de un estudio en el que los resultados generaron una reflexión en los asistentes, al sentirse reflejados o no en ellos, todo planteado sobre una base científica en la que es posible establecer discusiones y a la larga conclusiones que sean beneficiosas para los vínculos sociales.

Una de las asistentes a la exposición fue la decana de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales María Gabriela Huidobro, quien señaló que este tipo de investigaciones destaca porque “en parte nos vemos reflejados, porque a la larga son esas sensibilidades que están latentes actualmente, pero que llaman a generar cierta alerta respecto de cosas que damos por hecho”.

En la instancia llamó la atención el juicio ético sobre los políticos que efectivamente está asentado en la cultura, un punto que podría generar alertas que conducen a una reflexión que surgió en el diálogo: ¿Realmente todos los políticos calzan en la caricatura de la cual nosotros nos reímos?

Para Huidobro, fue importante destacar el cambio de paradigma con el rol social de las mujeres. “Llama la atención que en esta investigación el grupo de las mujeres haya pasado desde un grupo que se asume como el que hay que criticar a uno que ahora estamos cuestionando si hay que reírse o no, y que no haya estado siempre en el sector del que no corresponde reírse”.

Desde ahí la reflexión luego de los resultados, investigaciones como estas no señalan de qué se debe o no reír cada individuo, sino que advierten respecto de qué estamos dando por hecho que podemos reírnos, si corresponde o no hacerlo y en qué contexto.

El humor, parte del debate público por los temas que presenta, por quienes lo utilizan y la plataforma que usan de sustento, se transforma en un canal para discutir en serio determinados temas que son de interés colectivo y de relación social entre individuos.

La charla fue organizada por el Laboratorio y Observatorio de lo Cómico de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales, dirigido por el académico de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de UNAB Andrés Mendiburo.

Noticias relacionadas

Share This