Bachillerato en Humanidades

Los estudiantes de UNAB trabajaron para organizar la Semana de la Educación, donde el foco estuvo puesto en el humor y la enseñanza. El aula ideal, el trabajo en equipo y la educación bidireccional entre maestros y estudiantes fueron el centro de las actividades.

Escrito por

Durante una semana UNAB celebró a la educación en los campus Casona y República. Las actividades partieron con la realización de un video en que los estudiantes representaron su vida cotidiana, la relación entre compañeros y las anécdotas en la universidad.

El hilo conductor de las historias fue el humor, el existente en las aulas y en otros espacios de la comunidad educativa. Ese fue el tema central en la Semana de la Educación, que tuvo su partida en la charla “Humor y educación”, realizada por el académico Andrés Mendiburo, quien expuso sobre el uso del humor en la sala de clases.

Más de 300 personas asistieron a la charla, en la que se concluyó que si bien es importante el humor se deben considerar los límites para erradicar el bullying de los centros educativos. En tanto el taller del Laboratorio de Aprendizaje (LAp) reforzó la idea a través de un mural realizado por los alumnos del campus República, y luego con la creación de “La sala ideal”, por parte de los grupos formados por las siete carreras de educación de Campus Casona.

Charla y Taller Humor y Educación realizado por el Académico Andrés Mendiburo.

Durante la mañana los estudiantes de distintas generaciones de las siete carreras se conocieron en una misma actividad organizada por los estudiantes de la Carrera de Educación Musical y de Educación Física.

“Los centros de alumnos organizaron todo esto, hemos logrado convocarlos y darle un sentido especial a este inicio de año académico. A veces partimos con una clase magistral, que puede ser muy importante, pero a los alumnos les interesa escuchar tanto como el hacer, participar y sentirse parte de la actividad misma”, señaló Roberto Fierro, secretario académico de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales.

La Semana de la Educación reunió a distintas carreras de educación del campus Casona: Educación Básica, Musical, Párvulo, Psicopedagogía, en Inglés, Diploma en Habilidades Laborales y Educación General Básica trabajaron juntos, participaron en las pruebas flash organizadas por los estudiantes de Educación Física, en la elaboración de la sala de clases ideal propuesta por LAp y bailaron al ritmo de la banda Hachazo Tropical, compuesta por alumnos de la carrera de Educación Musical.

Valeria Sepúlveda, presidenta del centro de alumnos de Educación Musical y vocalista de Hachazo Tropical, ha sido parte de la organización de la Semana de la Educación cada año. Para ella es importante la fecha porque es una de las pocas donde todas las carreras trabajan juntas.

“Creamos este espacio para toda la Facultad de Educación, que en el fondo somos todos de distintas disciplinas, pero nos une enseñar. Es divertido porque ahora algunos se encargaron de la decoración, nosotros de la música, Educación Física de la animación, entonces es un trabajo bien coordinado”, contó Valentina.

Si bien se trata de solo una semana de celebración, lo cierto es que todo parte mucho antes, con reuniones las semanas previas al ingreso a clases y un gran encuentro de los representantes de todas las carreras, académicos y centros de alumnos.

La organización va destinada sobre todo a los alumnos de primer, los que son recibidos por generaciones anteriores que los guían al participar.

Uno de los grupos que se unió con prontitud a las actividades organizadas fueron los alumnos del Programa Habilidades Laborales, que este año por primera vez cuenta con un centro de alumnos. Felipe Parcel, tesorero del Centro de Alumnos del Programa de Habilidades Laborales resaltó lo importante que fue para ellos ser parte desde la articulación de la semana

“Con actividades como esta nos sentimos más importantes y más visibles, nos sentimos más parte de la universidad. Como centro de alumnos uno de nuestros proyectos es dar charlas en colegios, porque cuando nos preguntan qué estudiamos no saben cómo es y muchos de los que entramos al programa sin saber bien de qué se trata, por eso queremos incentivar en los colegios, a los más grandes, a que sepan del programa y si les interesa bacán”, indicó Felipe.

Por primer año también la Carrera de Educación Física tomó un rol protagónico en la celebración. Javier Muñoz cursa tercer año de la carrera y es presidente del centro de alumnos. Cuenta que si bien la organización previa fue difícil, este año asumieron el compromiso que la formación de centro de alumnos continúe con distintos proyectos, los que comenzaron con esta actividad.

“Buscamos que se valoré mucho más la Semana de la Educación porque somos futuros profesores que educarán y formarán niños, vamos a generar cambios, por eso tenemos que tener nuestro día para conocernos, celebrarlo, pasarlo bien y compartir, sobre todo generar conocimiento entre todos, este tipo de actividades también son parte de la formación”, dijo Javier.

Tamara Enríquez, de segundo año de Pedagogía en Inglés, concuerda con Javier en que es una instancia necesaria para compartir, aunque cree que el vínculo es mayor entre estudiantes de la misma carrera con los distintos niveles. “No nos conocíamos antes, pero estamos trabajando juntos. El año pasado nos dieron la bienvenida así también y es una muy buena instancia para conocerse con los compañeros que verás durante años”, agregó.

En tanto Fernanda Díaz, presidenta del Centro de Alumnos de Educación Parvularia indicó que reunirse todos en un mismo espacio es la oportunidad para conocer a quienes integran la facultad. “Porque no solamente estamos centrados en los estudios sino también en la vida universitaria y conocernos con las otras carreras. Entonces es una instancia enriquecedora para conocernos con las distintas generaciones”.

Sala de clases ideal

Una de las actividades centrales de la semana fue que los estudiantes crearan una sala de clases ideal para educar. La conformación de grupos, compuestos por alumnos de una misma carrera, pero de distintas generaciones, permitió la diversidad en la planificación y presentación.

Fernanda Rioseco cursa segundo año de psicopedagogía, tras realizar el ejercicio explicó que decidieron instalar las mesas y sillas en círculos, incluyendo la del profesor. “Lo decidimos porque el profesor no debe presentarse como una autoridad frente a los estudiantes, o con actitudes como que es superior y manda, sino que debe mostrarse como un igual, tanto que el profesor aprende de los estudiantes como que el estudiante aprende de ellos”.

Para el equipo el equilibrio de conocimiento, pero reflejo de experiencia, se genera en base al respeto mutuo. “Debemos aprender a escuchar, a hablar por turnos, así el profesor no impone sino que expresar todos los conocimientos que tiene, para que los estudiantes puedan absorberlos y recibirlos no por su autoridad sino como una ayuda, un acompañante, alguien que los acompañe en todo este proceso de enseñanza.

Valentina Morales, presenta del centro de alumnos de educación general básica tercer año, explicó el fundamento del ejercicio planificado por LAp. “Va detrás de esto la didáctica que la Facultad de Educación entrega a los estudiantes, que es cómo darnos cuenta de la didáctica que está detrás de cada profesor. Por ejemplo, trabajar con material concreto, que la sala no sea solo el profesor pasando materia, sino que vaya más allá”.

Para Valentina ciertamente hay académicos que se resisten al cambio, mientras otros se encuentran más abiertos a probar nuevas formas de enseñar.

“Cada profesor tiene su forma de transmitirnos la materia, pero la mayoría, por lo menos de nuestra carrera, son súper didácticos. Por ejemplo, se planifica y siempre tiene que haber material concreto, que el niño aprenda, entonces igual se ve reflejado en eso y en las prácticas que tenemos desde primer año, donde empezamos a interactuar con los niños y a hacer micro clases para presentarlas a nuestro curso. También la planificación tiene que ser didáctica para todos los estilos de aprendizaje, y eso lo entregan todos los profesores. Entonces yo creo que esta didáctica va de arriba y que la entregan a sus profesores y ellos nos la transmiten a nosotros como futuros docentes”, detalló Valentina.

Para la estudiante este tipo de enseñanza va acorde a los nuevos tiempos y ajustada a los estímulos a los que se exponen los alumnos. “Hoy en día los niños son distintos a los antiguos, que podían estar sentados en la sala de clases y tomar atención al profesor. Pero eso cambió, ahora el alumno es una persona activa y el profesor tiene que entregarles esa motivación. Antes el profesor era el que manejaba todo, ahora es el niño el que debe ser el protagonista de su propio aprendizaje”.

Para finalizar la semana los estudiantes y académicos de la Facultad de Educación se reunieron en la jornada de cierre donde se expusieron y premiaron los videos más ingeniosos, los memes más creativos y la participación de los alumnos de las distintas carreras, quienes fueron los protagonistas de una actividad que abrió el año académico 2019.

Noticias relacionadas

Share This