Departamento de Ciencias Físicas

Una fusión entre filosofía y física llevó a tres exponentes a guiar el debate que tuvo como invitado central al asistente del departamento de filosofía de la Universidad de Georgetown, James Mattingly.

Escrito por

Por qué le importa a la filosofía los experimentos mentales fue el tema de discusión en el encuentro entre expertos en filosofía y física “Thought experiments in physics: how do they work and why do they matter to philosophy? La conferencia fue organizada por el Departamento de Humanidades en conjunto con el Departamento de Física.

La jornada comenzó con la presentación del tema, la propia mirada y ejemplos de “experimentos mentales” por parte de los tres expositores invitados. El primero de ellos fue Rodrigo Aros, director de la Licenciatura y el Magister en Física de la UNAB, quien realizó un repaso teórico e histórico desde la perspectiva de la ciencia Física, área en la que investiga sobre teoría alternativa de la gravedad, física de agujeros negros y de alta energía.

El segundo expositor fue Pablo Acuña, profesor asistente del instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y especialista en filosofía de la física. Su presentación sirvió de enlace para la propuesta presentada por James Mattingly, profesor asistente del Departamento de Filosofía de la Universidad de Georgetown.

Mattingly  centra su trabajo académico en filosofía de la ciencia y filosofía de la física, en teorías como el cambio conceptual en ciencias, y se encuentra actualmente trabajando en un libro sobre experimentos mentales en física, cómo funcionan y por qué importan a la filosofía.

Quien moderó el debate fue la directora del Departamento de Humanidades Ruth Espinosa quien explicó que “nociones en principio simples como la de experimento se vuelven mucho más complejas porque tenemos por una parte los experimentos que se hacen en laboratorio y en otro frente tenemos los experimentos mentales, que en la física son muy ubicuos, por el hecho de que no siempre existen las condiciones técnicas, por ejemplo, para realizar experimentos de magnitud astronómica”.

Para la directora de Humanidades se realizó una discusión interesante entre académicos y asistentes, esto por la riqueza de complementar las visiones en torno a la relevancia de la experimentación en la ciencia.

“Sacamos conclusiones interesantes, una de ellas es que parece que ni desde la perspectiva de la filosofía y la ciencia, ni desde la perspectiva de la ciencia física, hay una claridad tan grande respecto del concepto de experimento mental. Creo que eso es bastante interesante porque es un recurso conceptual ineludible tanto en la ciencia como la filosofía”.

Noticias relacionadas

Share This