DESTACADO PORTADA

La Decana de la Facultad de Odontología asegura que la certificación “da cuenta de la excelencia de la formación que están recibiendo nuestros futuros especialistas, y de la seriedad y responsabilidad con que la Universidad y la Facultad han abordado el Aseguramiento de la Calidad”.

Escrito por

Por un período de cuatro años fue acreditada la Especialización en Ortodoncia y Ortopedia Dentomaxilofacial, programa de Postgrados de la Facultad de Odontología de la Universidad Andrés Bello (UNAB), por parte de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Esta certificación se suma a la recientemente obtenida por la Especialización en Trastornos Temporomandibulares y Dolor Orofacial, y obedecen a la decisión de la Universidad de acreditar todas las Especialidades Odontológicas con el foco puesto en la excelencia académica y la mejora continua.

La Decana de la Facultad de Odontología, Dra. Joyce Huberman, destaca la relevancia de haber obtenido cuatro años en el segundo programa de especialidad que la Facultad presenta a la CNA, ya que “da cuenta de la excelencia de la formación que están recibiendo nuestros futuros especialistas, y de la seriedad y responsabilidad con que la Universidad y la Facultad han abordado el Aseguramiento de la Calidad, tanto en Pregrado como Postgrado”.

Para la Dra. Marcela Oyarzún, directora de Postgrados de la Facultad de Odontología, el resultado obtenido es un excelente indicador sobre la forma en la cual se están abordando los procesos de autoevaluación. “Esto evidencia el liderazgo de un equipo docente con destacada trayectoria académica y profesional, quien en conjunto con la Vicerrectoría de Aseguramiento de la Calidad y la Facultad de Odontología han logrado un gran resultado”, asegura.

Elementos diferenciadores

La Especialización en Ortodoncia y Ortopedia Dentomaxilofacial, que se dicta en las sedes de Santiago y Viña del Mar, combina una sólida formación clínica del especialista con una profundización de los conocimientos teóricos básicos y específicos, que le permitirán desempeñarse al más alto nivel en su práctica clínica.

Sobre los elementos que lo diferencian, Hernán Palomino, director del programa –que se imparte desde 2002 de forma ininterrumpida– destaca que “muestra y enseña todas las técnicas terapéuticas de manera que, con conocimiento de todas ellas, sea el alumno quien decida por cual optar en el futuro“.

Agrega que, desde el punto de vista clínico, que es lo más trascendente en una especialidad odontológica, aproximadamente 60% de sus horas son dedicadas a clínica, donde se integran todos los conocimientos que se van adquiriendo gradualmente a través de sus tres años de duración. “Esto es algo muy importante en comparación con otros programas, la clínica comienza desde el primer día”, resalta, destacando además que cuenta con un cuerpo docente de larga trayectoria y calidad.

Respecto de la acreditación obtenida, asegura que esto complementa el proceso impulsado por la Facultad, permitiendo a “nuestros egresados ser reconocidos por la Superintendencia para ejercer en los servicios de Salud, y también nacional e internacionalmente a través de Sociedad de Ortodoncia de Chile”.

Por su parte, sobre los próximos pasos en esta materia, la Dra. Oyarzún adelanta que las expectativas apuntan a seguir trabajando en la línea trazada, tanto por la Universidad como la Facultad, como parte de un proceso de mejora continua en el área de Postgrados.

Noticias relacionadas

Share This