Facultad de Economía y Negocios
Escrito por

El Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Felipe Morandé, dictó el jueves 19 de agosto una conferencia en la que abordó los principales desafíos que tiene la cartera que encabeza. La charla fue presenciada por autoridades de la Universidad Andrés Bello y por alumnos y egresados del IEDE, Escuela de Negocios de la UNAB.

La agenda digital que tiene su ministerio es muy amplia y contempla proyectos que ya tienen unanimidad en el Congreso como la portabilidad numérica, otros que fueron aprobados como la neutralidad de la red y unos que tienen que avanzar como la ley para la eliminación de la larga distancia fija y móvil, que aún debe sortear varios pasos para convertirse en normativa.

En ese sentido, planteó que el esfuerzo del gobierno está enfocado en elevar el acceso a banda ancha a un 70% de los hogares en 2014 y lograr que el 100% de los colegios del país estén conectados ese año. Para ello, enfatizó que lo necesario es profundizar la competencia y mejorar la calidad del servicio e insistió en que los precios de la banda ancha en Chile son muy caros.

También se refirió al estado actual de las antenas de celular en el país y dijo que por efecto del terremoto hay entre 2.000 y 2.500 antenas que se vieron afectadas y que están en proceso de reparación. “Por eso es posible que cuando uno hace un trayecto largo en auto la llamada se corte una o dos veces, dado que existe un desajuste que aún no se logra remediar”, acotó en una charla en el IEDE a la que fue invitado por el Decano de esta institución, Franco Parisi.

Transantiago

A instancia de una consulta del Decano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. Andrés Bello, Francisco Javier Labbé, el ministro Morandé se refirió a las mejoras que se están haciendo al servicio de transporte público de la capital. “Tenemos varias ideas, entre ellas generar mayor competencia con la intervención de más de un operador por zona, pero eso no significa que queramos volver al sistema antiguo. Lo que tenemos en mente es que si una línea determinada hace un recorrido por Pedro de Valdivia otro operador transite por Antonio Varas y así se aumenta la competencia con operadores que tengan un recorrido de origen – destino similar”, comentó el ministro.

El Decano de Economía, Francisco Javier Labbé, junto al ministro de Transportes, Felipe Morandé, y el Decano del IEDE, Escuela de Negocios de la UNAB, Franco Parisi.

En todo caso, señaló que la actual administración no pretende imitar el error con que se puso en marcha el plan -“a los santiaguinos les cambiaron de un día para otro la forma de moverse en el transporte público”, dijo-  y se comprometió a realizar los cambios de manera gradual señalando que estos debieran verse concretados recién en enero de 2012 en las calles de Santiago.

También reiteró que el subsidio al Transantiago se mantendrá en los próximos años y que el valor real del pasaje en este momento debería ser de $1.000, cifra que calificó de “injusta”. Para remediar eso, dijo que está en marcha una idea para abaratar los costos del plan de transportes, que pretende reducir en un 10% los gastos del Estado, para lograr así un precio de equilibrio que esté en torno a los 620 pesos el próximo año. Eso sí, reiteró que durante 2010 el precio no sufrirá alteraciones y seguirá en 500 pesos.

Un poco de economía

Con el humor que lo caracteriza, Morandé también se dio el tiempo para hablar de una de sus pasiones: la economía. Aseveró que el presente de las finanzas nacionales es “espléndido” dados los niveles de crecimiento que se observaron en el segundo trimestre del año (6,5%). A esto, se suma el buen precio del cobre -que está bordeando los 3,20 dólares por libra- y la solidez de Chile a nivel internacional que se demuestra con la última emisión de bonos en pesos en Estados Unidos, por un monto equivalente a 1.500 millones de dólares. El secretario de Estado destacó que todos estos buenos aspectos hacen pensar en un buen panorama, con un sólido crecimiento en los próximos  cinco años.

Sin embargo, dijo ver sólo una sombra en el actual precio del dólar, que esta semana cerró en 502 pesos casi por debajo de la barrera sicológica de los 500 pesos. “No es algo contra lo que se pueda hacer mucho. Si Chile crece en inversión se aprecia el peso y tampoco es tanta la capacidad que tiene el Banco Central de detener esta caída. Por eso se ha optado por dar ciertas señales en base al lenguaje y decir que no es conveniente que caiga tanto, pero la demanda interna, la inversión y el gasto público, que van de la mano con la recuperación económica, hacen apreciar el peso. Es la contra cara de una economía que va en franca recuperación”, señaló Morandé.

Patricio Ojeda González
pojeda@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This