DESTACADO PORTADA

El evento, en el cual también se realizó un Seminario de Bioderecho, se llevó a cabo en la Universidad del País Vasco en Bilbao a principios de este mes donde el académico expuso sobre la automatización y la medicina defensiva.

Escrito por

El académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello, Andrea Perin, participó en el XXVI Congreso Internacional sobre Derecho y Genoma Humano realizado en la ciudad de Bilbao, España.

Dentro de esa actividad, se desarrolló además el V Seminario Internacional de Bioderecho donde el profesor de derecho penal también asistió. Este evento se llevó a cabo los días 6, 7 y 8 de mayo, y fue organizado por el Grupo de Investigación de la Cátedra de Derecho y Genoma Humano de la Universidad del País Vasco junto con la International Network of Biolaw.

Andrea Perin fue parte del comité organizador, además de miembro del Comité Científico Internacional, y es colaborador externo del Grupo de Investigación antes mencionado. Por ello, fue invitado a participar como expositor donde presentó su ponencia “Automatización y Medicina Defensiva”.

Cabe destacar que ésta se desprendió de su proyecto Fondecyt “La criminalización de la actividad médica. Nuevas estrategias de política criminal ante el fenómeno de la medicina defensiva”, del cual es el investigador responsable.

El profesor UNAB expresó que el objetivo de su ponencia fue “reflexionar sobre cómo, entre otros factores socioculturales, el derecho penal fomenta la medicina defensiva. Es decir, la realización de prácticas médicas cuya finalidad principal es alejar o disminuir el riesgo de incurrir en algún tipo de responsabilidad más que lograr el mejor resultado para el paciente”.

“Se trata de un problema que tienes raíces profundas, pero que depende de un factor fundamental: el derecho – civil y penal, fundamentalmente – responsabiliza a los médicos ante la realización culpable de ‘eventos adversos’. Y mi pregunta es qué papel juega la automatización de la práctica clínica (robótica e inteligencia artificial) en este contexto: si favorece o no la medicina defensiva y cómo esto se puede abordar desde la teoría de la responsabilidad”, añadió el también miembro de número de la International Network of Biolaw.

 

Noticias relacionadas

Share This