Economía y Derecho

El exalumno de Derecho UNAB fue seleccionado para ser parte del programa de pasantías de la Dirección de Estudios de la Corte Suprema, oportunidad en la que pudo adquirir nuevos conocimientos y reunirse con el Presidente del Tribunal Supremo, Guillermo Silva Gundelach.

Escrito por

Felipe Núñez, egresado de la carrera de Derecho de la Universidad Andrés Bello, finalizó recientemente su pasantía en la Corte Suprema, para la cual fue seleccionado por la Dirección de Estudios del órgano jurisdiccional que convoca a estudiantes de cuarto y quinto año, egresados y profesionales de distintas carreras de las Ciencias Sociales.

El objetivo de esta pasantía es que adquieran nuevos conocimientos y experiencias, ofreciendo distintas actividades extraordinarias como visitas a terreno, observación de alegatos y una reunión con el Presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva Gundelach.

¿Cómo fue tu experiencia en la pasantía y qué es lo que más destacarías?

Mi experiencia fue buenísima, no solamente por lo que implica trabajar para el máximo tribunal de nuestro país, sino que también porque aprendí demasiado y tuve la oportunidad de relacionarme con compañeros y profesionales de prestigio. Pienso que tuve la suerte de poder trabajar con un equipo muy acogedor y profesional, cosa que es poco usual en estos tiempos.

Debo destacar el ambiente laboral y todo lo que aprendí durante el tiempo que duró la pasantía. Tuve la oportunidad de trabajar bajo la Oficina de coordinación de causas de Derechos Humanos, en la cual aprendí muchísimo de justicia transicional, del procedimiento penal anterior a la reforma procesal penal y de derechos humanos propiamente tal.

– Además pudiste reunirte con el Presidente de la Corte Suprema, ¿qué te pareció esta oportunidad?

Debo confesar que, al principio, todos los pasantes estábamos un poco nerviosos por este encuentro ya que, por lo menos en mi caso, tenía la idea de que las autoridades y ministros del Poder Judicial eran personas distantes hacia los funcionarios o estudiantes de Derecho. A pesar de lo anterior, al momento de estar con el Ministro Silva, nos dimos cuenta de que era una persona muy cercana, simpática y carismática.

Durante la reunión que tuvimos nos compartió sus experiencias como estudiante de Derecho en la Universidad de Concepción y como miembro del Poder Judicial desde el año 1972, recalcándonos que él se desempeñó en todos los escalafones institucionales, empezando como secretario de un Juzgado de Letras hasta Presidente de la Corte Suprema. Además, nos dio un consejo que puede que sea simple, pero que según él marca la diferencia: que debíamos aprovechar la oportunidad de estudiar a conciencia, dejando de lado las comodidades que se dan en esta era digital.

Durante la pasantía también tuvimos la oportunidad de reunirnos con el Ministro Sergio Muñoz, quien también se mostró cercano hacia nosotros y compartió experiencias como miembro de la Tercera Sala de la Corte Suprema. Al igual que el Ministro Silva, nos recalcó la importancia de estudiar, pero también destacó la importancia de la investigación jurídica para el desarrollo de las y los abogados.

– ¿Por qué te interesó estudiar Derecho?

Durante la mayoría de la enseñanza media estaba entre estudiar Licenciatura en Historia, Pedagogía en Historia e incluso Arquitectura, pero, debido a una experiencia personal que viví durante cuarto medio, me llamó la atención la carrera. No puedo dar como respuesta que me interesó la carrera por una supuesta “búsqueda de justicia para las personas”, pero sí por lo que ésta significa para un país y para la vida cotidiana de las personas. Esto último toma gran importancia si consideramos los procesos políticos, sociales y democráticos que actualmente vive Chile.

– ¿Qué te ha pareció tu experiencia en la UNAB?

Mi experiencia en la UNAB ha sido buena, pero pienso que falta por avanzar en cuanto a cómo nos relacionamos con el resto de la sociedad, lo cual creo que es de vital importancia para que una Universidad se pueda considerar como tal. Pienso que las Facultades deben potenciar a los grupos intermedios para ser canales de conocimientos y experiencias entre quienes componen la Universidad y la sociedad, todo esto enfocado con un real pensamiento crítico y democrático. A pesar de lo anterior, pienso que las y los estudiantes debemos ser autocríticos y analizar la forma en la cual estamos aportando a la sociedad, sobre todo en una carrera como la de Derecho.

– Además durante la carrera fuiste parte de la Academia de Ciencias Penales, ¿por qué te interesó esta área del Derecho?, ¿cuáles son tus planes o qué es lo que te gustaría hacer ya como profesional?

Me interesa esta área porque tiene mucho contenido práctico que se puede ver día a día, que no sólo debe ser analizado desde una perspectiva propia de las Ciencias Penales, sino que también desde los Derechos Humanos. La Academia me ha ayudado a potenciar mis conocimientos en esta área, todo esto gracias a las actividades académicas y prácticas que se han realizado.

En cuanto a mis planes hacia el futuro, en verdad no lo he pensado mucho, pero debo destacar que desde la pasantía en la Corte Suprema me ha llamado la atención la posibilidad de hacer una carrera en el Poder Judicial. También la investigación jurídica y la docencia en materia de Derechos Humanos y Derecho Internacional, pero pienso que primero debo potenciar mis capacidades como estudiante, a lo cual soy optimista y lo veo como un proceso positivo y necesario.

*Fotos: Dirección de Estudios de la Corte Suprema

Noticias relacionadas

Share This