Facultad de Derecho
Escrito por

Con un discurso en que delineó su plan de acción a la cabeza de la Facultad de Derecho, el abogado Gonzalo Cordero Mendoza fue investido oficialmente como nuevo Decano. En una ceremonia que contó con la presencia del Fiscal Nacional, Sabás Chahuán, y de las más altas autoridades de la Universidad Andrés Bello, Cordero agradeció la confianza depositada por esta casa de estudios y prometió esforzarse para “encarnar el corazón del proyecto Andrés Bello”.

Entre sus desafíos autoimpuestos, el nuevo Decano ratificó su objetivo de convertir a la Facultad de Derecho en líder a nivel nacional en el mediano plazo. Aseveró que en esa lógica “no caben proyectos personales” y recalcó que con la experiencia ganada en los años de academia y con el apoyo de todo el cuerpo docente y administrativo luchará para formar abogados de excelencia con conocimientos globales.

El Decano de la Facultad de Derecho, Gonzalo Cordero, comparte con representantes del Centro de Alumnos de la carrera

Afirmó que para conseguir eso “no basta con cambios curriculares, sino que hay que hacer cambios en la metodología docente, revalorizar la docencia y avanzar desde el modelo en que el profesor informa de memoria a razonar, imaginar y resolver los casos”.

En ese sentido, fijó sus prioridades en tres ejes clave: argumentación jurídica, técnicas de negociación y litigación oral. A juicio de Cordero, con un correcto desarrollo de estas tres materias se podrá entregar más valores a la población.

Andrés Bernasconi, vicerrector de Investigación y Postgrado de la U. Andrés Bello, Jimena Rodríguez, docente de la Escuela de Derecho y María Angélica Benavides, directora de la Escuela de Derecho acompañan al Fiscal Nacional, Sabas Chahuán

Es por eso que la Facultad de Derecho tendrá cambios en docencia, investigación y extensión en los próximos años. “Apuntaremos a clases más activas, donde los alumnos dialoguen, podamos recrear juicios orales”, señaló el directivo.

Además, se privilegiarán las investigaciones que privilegien el desarrollo del perfil profesional y en cada segundo semestre se le pedirá a cada jefe de carrera un plan de trabajo para comenzar a evaluar el año entrante y estar a la vanguardia de las Escuelas de Derecho del país.

Finalmente, Cordero anunció que se está evaluando un programa de Magíster con énfasis en la litigación y anunció su compromiso de rendir una vez al año una cuenta pública para detallar el estado de avance de sus compromisos.

Noticias relacionadas

Share This