Economía y Derecho

El profesor de derecho penal, Alex Martínez, es parte de esta publicación con su trabajo basado en la sentencia de la Corte Suprema en el caso de la Operación Huracán.

Escrito por

El académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello, Alex Martínez, fue convocado para participar en la Revista de Derecho, publicación anual que a partir de 1999 edita la Universidad San Sebastián, con un artículo sobre la sentencia de la Corte Suprema en el caso de la Operación Huracán.

La investigación se titula “Sobre la aplicación del recurso de amparo frente a la medida cautelar de prisión preventiva” y es el primer trabajo de investigación que realiza sin coautoría. Ésta se centra, según señaló el abogado, en “la dualidad que se genera si estimas que estás privado de libertad de manera arbitraria o ilegal y, al momento de apelar, presentas un recurso de amparo”.

El profesor de Derecho Penal y de Profundización de Delincuencia Informática, explicó que “en la Operación Huracán, el abogado defensor, en lugar de apelar a las medidas cautelares de prisión preventiva, presentó un recurso de amparo, esto permite que se llegue a discutir a la Corte Suprema, generando una instancia que tiene más efectos de análisis porque van a intervenir más tribunales y más jueces letrados para revisar si la privación de libertad es o no conforme a derecho”.

Asimismo, Martínez indica que la prisión preventiva es una medida cautelar excepcional y se debe aplicar cuando las otras no son suficientes para resguardar ya sea a una víctima o al procedimiento mismo. Y que, generalmente, cuando la persona considera que ésta es arbitraria o ilegal lo que se hace es apelar.

Sin embargo, el recurso de amparo lo que permite es tener más opciones de revisión de la medida. “El amparo la diferencia que tiene es que la primera instancia es la Corte de Apelaciones respectiva, es decir, me salto al Juzgado de Garantía y la segunda instancia será la Corte Suprema”, añadió el académico UNAB.

Respecto a si esto es algo común que se esté realizando, el abogado dijo que se está dando más porque los beneficios son evidentes para las defensas de los acusados. “Da una instancia más de alegar para demostrar por qué a mi defendido lo están privando de libertad si es que no se cumplen los requisitos para ello”, indicó.

Así, explicó que “en Chile se acepta muchas veces que haya medidas menos gravosas que la prisión preventiva porque se entiende que la libertad solamente se puede privar a una persona por una sentencia condenatoria que es producto de un proceso racional y justo. Por eso la medida cautelar de prisión preventiva es tan polémica porque se entiende que es una sentencia o una pena, pero sin proceso”.

Noticias relacionadas

Share This