Economía y Derecho

La actividad fue organizada por el área de Derecho Penal de la Universidad y la Asociación Pensamiento Penal Chile para discutir sobre la desigualdad en el sistema penal.

Escrito por

El área de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello, junto a la Asociación Pensamiento Penal Chile, llevaron a cabo el Coloquio “Cárcel y Género”, el cual buscó visibilizar el problema de la desigualdad en el sistema para así impulsar más estudios y propuestas para su mejora.

El panel estuvo integrado por Olga Espinoza, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile; Carolina Villagra, presidenta de la Asociación Chilena de Justicia Terapéutica “Identidad, género y perspectivas para la reinserción”; Paulina Díaz, directora de Pensamiento Penal Chile; y Alejandro Arévalo, subdirector técnico de Gendarmería de Chile.

A cargo de moderar el coloquio estuvo la académica UNAB, Andrea Rojas, quien destacó en primer lugar el rol preponderante de la Asociación Pensamiento Penal, “integrada por personas interesadas, entre otras cosas, en la promoción de una administración de justicia moderna, ágil y eficaz, en sintonía con los postulados básicos del programa constitucional y con los requerimientos que formula la sociedad en tal sentido”.

La profesora de Derecho Penal expresó que la actividad, realizada en un marco de educación y diálogo, se enfocó en este tema porque es particularmente en la cárcel donde se pueden constatar diversos ámbitos de inequidad de género, algunos de los cuales pueden llegar a constituir serias formas de violencia.

“El enfoque de género es central para el estudio de la población penal porque la cárcel se ha venido constituyendo, mediante el uso de diversas técnicas de control y disciplina, en un espacio que no ha sido un territorio neutral en estos términos. Por el contrario, a través de esta institución, se han organizado políticamente las relaciones de género entre hombres y mujeres sobre la base de la opresión, explotación y dominación”, señaló Andrea Rojas.

Asimismo, agregó que “allí se ha tendido a plasmar las estructuras masculinas y, por lo tanto, su orden valórico y simbólico, adecuando a esas estructuras, con las dificultades que ello implica, las necesidades propias de otros géneros: la maternidad, la salud, la capacitación para tareas distintas a las domésticas, sólo por mencionar algunas”.

Finalmente, cabe destacar que hubo un gran interés de parte de todos los asistentes, mayoritariamente estudiantes de la Facultad, quienes realizaron varias consultas al respecto, además de un agradecimiento especial a la Asociación Pensamiento Penal Chile y al coordinador del área de Derecho Penal UNAB, Francisco Gómez.

 

Noticias relacionadas

Share This