DESTACADO PORTADA

El profesor de la Facultad de Derecho UNAB, Andrés Bustos, se refirió a los problemas que tienen actualmente muchas micros, pequeñas y medianas empresas tras la crisis en nuestro país, asegurando que, además, puede ser una oportunidad para mejorar sus condiciones legales y económicas.

Escrito por

Con la crisis social que se inició el 18 de octubre pasado en Chile, el país ha debido enfrentar diversos desafíos especialmente en términos de la movilización, pero también en el ámbito del comercio. Según la Multigremial Nacional de Emprendedores, se estima una pérdida de alrededor de 50 mil empleos en micros, pequeñas y medianas empresas, mientras que Conapyme señaló que ya son más de cinco mil pequeñas empresas que han quebrado.

Tras esto, el Gobierno anunció el plan de ayuda “Levantemos tu Pyme”, que contempla medidas como anticipar la Ley de Pago a 30 días, subsidios de parte de CORFO, asesoría gratuita de la Superintendencia de Quiebra, campañas para incentivar la compra a emprendedores, entre otras. Además, el Servicio de Impuestos Internos permitió que el Formulario 29 se pague hasta el 10 de diciembre.

Por ello, conversamos de estos temas con el director del área de Derecho Comercial y académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello, Andrés Bustos.

– ¿Qué destacas del plan de ayuda “Levantemos tu Pyme” para aquellos negocios afectados tras el estallido social?

Una buena medida, y la más significativa, es el pago a 30 días. Ésta es una ley que se promulgó en mayo y que iba a entrar en vigencia 25 meses después, pero, a propósito del estallido social, se dio una indicación para que entre en vigencia ya. Esto es bueno porque a las Pymes les pagarían a 30 días y ya no a 60 o más como actualmente ha ocurrido.

– En el contexto de la Reforma Tributaria, ¿son suficientes las indicaciones “pro Pyme” considerando el contexto actual?

Sí, hay mecanismos para efecto de beneficiar a las Pymes, por ejemplo, en la postergación del pago del IVA. Éste es un impuesto que se le recarga al consumidor, pero lo paga el proveedor, es decir, la empresa y, por lo tanto, deben hacerlo todos los meses. En ese sentido, que les den más facilidades y un plazo mayor es algo bueno, además de un alivio para que las empresas no tengan tantos compromisos económicos en una situación actual como la que está viviendo Chile.

– ¿Cuáles son las opciones que tiene una Pyme que se ha visto muy afectada en sus ventas? ¿Qué es lo más aconsejable de hacer legalmente hablando?

En la eventualidad de que una Pyme se haya visto muy mermada por las consecuencias del estallido social, existe una ley que es la 20.720 de Insolvencia y Reemprendimiento con la cual pueden reorganizar sus deudas a través de un procedimiento judicial donde se propende llegar a un acuerdo con los acreedores para evitar lo que antiguamente se conocía como la quiebra y que ahora se llama liquidación. La otra alternativa sería liquidar la empresa para efectos de poder pagar a los acreedores con los activos que tenga la empresa y los saldos insolutos se van a dar por extinguidos.

– ¿Qué lecciones podemos sacar relacionadas con las Pymes y su funcionamiento a partir de esta crisis?

Algo que hay que tener muy en claro es que las Pymes funcionan día a día, por lo tanto, cualquier variación que haya desde el punto de vista técnico y práctico en el mercado les afecta. Por esta razón, es súper importante tener medidas de apoyo a las Pymes no solamente en tiempos de contingencia, por ejemplo, el pago de las facturas a 30 días era algo que se estaba discutiendo hace mucho tiempo. Así, también deberían considerarse mecanismos de financiamiento, quizás con garantía estatal a través del BancoEstado o a través de otra fórmula cuyos intereses no sean abusivos y tengan políticas de financiamiento reales. Es importante no caer en solicitar garantías excesivas para una empresa, sino que confiar en los negocios y en los flujos que pueda tener una Pyme que sea ordenada, que funcione y trabaje bien, ya que muchas veces, los bancos piden demasiadas garantías y eso les limita el acceso a créditos.

Noticias relacionadas

Share This