Doctorado en Educación y Sociedad ya cuenta con un primer graduado
DESTACADO PORTADA

Jesús Unanue Manríquez fue aprobado con distinción tras la defensa de su tesis “Distintas rutas para comprender la relación entre la gratitud y el bienestar”.

Escrito por

La UNAB ya cuenta con el primer graduado del programa de Educación y Sociedad. Jesús Unanue Manríquez es licenciado en Matemáticas de la Universidad de Santiago de Chile, ha impartido cátedra en universidades como la Andrés Bello y del Desarrollo, además de institutos profesionales. Actualmente trabaja como personal técnico en dos proyectos Fondecyt.

En medio de la defensa pública de tesis doctoral: “Distintas rutas para comprender la relación entre la gratitud y el bienestar Unanue entregó sus conclusiones” Unanue entregó sus conclusiones tras un largo proceso de investigación.

El doctorando indicó que luego del proceso puede concluir que la gratitud no es solo causa de un mayor Life Satisfaction (LS), de hecho, también es consecuencia, pues existe el recíproco. Es así como el “Life Satisfaction llevaría a mayor gratitud por lo tanto entraríamos a un círculo virtuoso. La gratitud lleva a mayor LS por el mecanismo nuevo que acabamos de demostrar que es las necesidades psicológicas básicas”, indicó en la instancia.

Agregó que la gratitud no es solo causa de Life Satisfaction, también es un mediador significativo, “no siempre se puede tomar como un antecedente, también lo podemos ver como un mediador entre las aspiraciones psicosociales y el bienestar. Y se ha descubierto que la gratitud es un factor esencial para proteger a los líderes de equipo de una empresa del materialismo laboral”, dijo.

Para finalizar Unanue señaló que en medio de este trabajo: “nosotros planteamos que la gratitud cura, energiza y cambia vidas, ¿y cómo lo podemos hacer? Con implicaciones prácticas. Consideramos que es fundamental diseñar y aplicar intervenciones completas que permitan aumentar el Life Satisfation y disminuir el materialismo a través del desarrollo de la gratitud”.

Al final de estas conclusiones el doctorando propuso un ejercicio a quienes asistieron a la presentación: escribir un mensaje o carta de agradecimiento dirigida a una persona que ha sido amable, pero nunca ha sido reconocida adecuadamente.

El doctor Xavier Oriol Granado, quien fue el director de la tesis, comentó que Unanue al inicio no estaba familiarizado con los constructos psicológicos, pues su profesión no está relacionada con la psicología, en el proceso tuvo que familiarizarse con esos constructos. “Ha tenido que trabajar muchísimo en la lectura de diferentes artículos científicos para poder llegar a estos GAP (Guías para el Proceso de Evaluación)”.

Por su parte el doctor Juan Carlos Oyanedel, quien fue uno de los creadores del programa y que en esta oportunidad fue codirector de tesis, tras la deliberación del comité de tesis señaló que “parte del programa, y que se vio reflejado en la presentación, es la interdisciplinariedad y la capacidad de unir diferentes mundos, es hacer psicología social de forma rigurosa, sin miedo a los métodos avanzados”.

En cuanto al programa, Oyanedel agregó que en el proceso formativo han intentado traspasar a sus estudiantes la idea de que la ciencia es una sola y que “este espacio disciplinar finalmente puede ser abordado de muchas formas. Este es un programa que por definición es multidisciplinar, somos investigadores raros, con múltiples sombreros, y que cuestionamos cosas desde diferentes lugares y creo que Jesús es un tremendo representante de eso”.

En tanto la decana de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales, María Gabriela Huidobro, aprovechó la instancia para destacar que como Facultad de Educación y Ciencias Sociales, y para quienes han participado de este doctorado, la ceremonia fue realmente significativa porque “este programa surgió desde la ambición que hace algunos años compartimos con un grupo de investigadores liderado por Juan Carlos Oyanedel, una ambición por formar investigadores de excelencia, que pudieran contribuir desde las ciencias sociales, desde las humanidades con generación de nuevo conocimiento, para invitar un poco a reflexionar, analizar y debatir en favor de la mejora de la educación y de nuestra sociedad”.

Para Huidobro este programa ha sido un proyecto que desde el inicio se ha enriquecido de esta experiencia multidisciplinaria en la que aporta cada miembro del claustro, profesores colaboradores, profesores visitantes y estudiantes. “La presentación de Jesús nos llena de orgullo, no podría haber una mejor manera de dar evidencia del éxito de nuestro proyecto formativo sino es a través de sus productos de la formación de los estudiantes y de la generación de nuevo conocimiento a través de ello”, concluyó.

Noticias relacionadas