Escuela de Kinesiología aporta con telerehabilitación para apoyar tratamientos
Diario UNAB

Esta iniciativa busca ayudar ante la contingencia, y contribuir con quienes requieran apoyo en esta área. Académicos de Kinesiología de Viña del Mar y Concepción profundizaron en las afecciones del sistema músculo esquelético y recomendaron el uso de las teleconsultas.

Escrito por

La actividad física descendió debido a las cuarentenas, así también las visitas médicas a los centros asistenciales debido a la prioridad de atenciones por Coronavirus. Ante ese panorama, la Escuela de Kinesiología de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de UNAB buscó entregar una oportunidad de apoyo a la comunidad, y asistir de forma virtual ante los problemas de salud kinesiológicos.

El proyecto forma parte de la asignatura de quinto año Práctica Profesional, y nace en el marco de la contingencia y las restricciones sanitarias asociadas al autocuidado y a la circulación de personas, lo que ha derivado en que la población también tenga limitaciones en el acceso a los diferentes servicios sanitarios, especialmente de rehabilitación.

Estudiantes, funcionarios y funcionarias, además de sus familiares, que tengan afecciones del sistema músculo esquelético (músculos, huesos, articulaciones), pueden postular y recibir apoyo kinesiológico, deben contar con la orden médica de derivación kinesiológica. Una vez en contacto, las profesionales a cargo realizarán sesiones de evaluación a distancia de su condición de salud; propuesta de objetivos terapéuticos, dirección y monitorización de un plan de tratamiento, educación y promoción de su condición de salud.

Cuáles han sido los principales problemas músculo esquelético que han enfrentado las personas, además de advertir sobre los problemas que presentarían quienes postergan sus tratamientos, es parte de lo que explican los académicos de UNAB: Héctor Márquez, director de la carrera de Kinesiología de la sede Concepción, y Gustavo Ulloa, kinesiólogo, ingeniero en Prevención de Riesgos y docente de la sede Viña del Mar.

¿Cuáles han sido las afecciones músculo esquelético que han registrado los estudiantes?

Gustavo Ulloa: En general, los problemas más asociados al escenario de tele educación son los relacionados a riesgos ergonómicos por el uso prolongado del computador o dispositivo utilizado para las conexiones, sin considerar pausas activas o cambios permanentes en el posicionamiento durante la jornada educativa. Además de que, en muchos casos, los estudiantes y los docentes no cuentan en sus hogares con un mobiliario o espacio diseñado que permita un cuidado postural. Estos factores han generado un aumento en la aparición de cuadros músculo esqueléticos principalmente en la región de la columna vertebral, tanto a nivel cervical como dorsolumbar, así como cuadros asociados a movimientos repetitivos en las manos, como tendinopatías.

¿Qué consecuencias trae este tipo de afección?

Héctor Márquez: Las afecciones músculo esquelético limitan significativamente la movilidad, el desempeño funcional, anticipa las jubilaciones, conduce a menores niveles de bienestar como también a una menor capacidad de participación en la sociedad. Por otro lado, y debido al aumento de la población, la mayor esperanza de vida y por ende mayor población mayor, la cantidad de personas con afecciones musculoesqueléticas está aumentando rápidamente. Otro aspecto relevante tiene relación con la discapacidad asociada con las afecciones musculoesqueléticas, la que ha ido en aumento y se prevé que seguirá aumentando en las próximas décadas.

El dolor lumbar es el principal contribuyente a la carga general de afecciones musculoesqueléticas. Otros factores que contribuyen a la carga general incluyen fracturas artrosis, dolor cervical, artritis reumatoide, amputaciones, entre otras. Si bien la prevalencia de las afecciones musculoesqueléticas aumenta con la edad, las personas más jóvenes también se ven afectadas.

¿Es igualmente útil la telemedicina a la asistencia presencial?

Gustavo Ulloa: La telemedicina, disciplina que engloba la atención bajo la modalidad de salud digital de profesionales médicos y no médicos (en este caso la telerehabilitación), es esencial en la actualidad como respuesta a la demanda sanitaria que se presenta en los cuadros no Covid-19 y también en el escenario de control de usuarios con Covid-19. La telemedicina tiene evidencia científica que respalda plenamente su desarrollo, con años de experiencia en otros países como Australia y Estados Unidos. La pandemia aceleró la implementación de estrategias de telemedicina y telerehabilitación en el país, lo cual está redefiniendo rápidamente la forma en que las personas acceden, ven y reciben los servicios de atención médica, controles y rehabilitación.

Esta modalidad de atención tiene una triada virtuosa, que considera un mejor acceso, menor costo directo e indirecto en la atención y mejor calidad reflejada en altos estándares de satisfacción usuaria en relación a la atención presencial, lo cual se respalda en el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) al servicio de la salud, tanto en el sistema de atención como en el monitoreo y prestación del servicio.

¿Es recomendable tomar horas de telemedicina para no aplazar tratamientos?

Héctor Márquez: Como señala la Organización Panamericana de Salud, en su documento “Teleconsulta durante la pandemia”, la teleconsulta es una herramienta esencial, ya que, frente a esta situación, los sentimientos de ansiedad e incertidumbre pueden abrumar aún más a las personas, aumentando la necesidad de consulta y, por ende, un mayor colapso de los sistemas de salud.

Podemos decir que la atención remota como estrategia de atención/intervención ha sido ampliamente reportada en la literatura y se abre como una alternativa altamente recomendada frente a las limitaciones de traslado y desplazamiento impuestas por el gobierno como estrategia para reducir el número de contagios por Covid-19. Dentro de las utilidades de la atención remota o por teleconsulta se destaca la triada entre, acceso; calidad y costos.

Recomendaciones ante una teleconsulta

Incorporar estas estrategias de atención no es fácil, y es necesario adaptarse, por eso:

  • Se debe estar abierto para aprender, al igual que una actividad nueva requiere de un aprendizaje.
  • Puede que la primera sesión no se logre mayores avances dado que se utiliza para establecer relación con el usuario, además de acompañamiento técnico en caso de ser necesario.
  • Al igual que cualquier consulta puedes aclarar dudas frente a tu condición de salud o tratamiento.
  • Al momento de alguna evaluación puntual referida a tu condición de salud, es recomendable que se cuente con el espacio adecuado y pertinente para dicha acción.
  • Esta estrategia solo cambia la forma de administración de un tratamiento, de ninguna forma altera la efectividad.

El 22 de marzo partió este apoyo virtual, pero la postulación se mantiene hasta el viernes 31 de mayo aquí

Toda la información será tratada con protocolos de confidencialidad y para cualquier duda el contacto es kinesiologí[email protected]

Noticias relacionadas