Destacados Ciencias Sociales

El chileno José Miguel Insulza y el francés Patrice Vermeren analizaron la relación entre confianza, democracia y política en un seminario organizado por la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAB.

Escrito por

_MG_4260

“Tengamos cuidado con el capital político del país, que incluye a la Presidenta más popular que ha tenido Chile nunca y que no ha dado ninguna razón para tratarla en la forma en que la están tratando”, subrayó José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos OEA, tras sus exposición en la Universidad Andrés Bello.

_MG_4348

Esta mañana, el abogado compartió testera con el doctor Patrice Vermeren, director del Departamento de Filosofía de la Universidad de Paris 8 Saint-Denis y experto de la División de Filosofía de la Unesco, en el Seminario “Confianza, Democracia y Política” que organizó la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de nuestra Casa de Estudios.

Contigencia País 

_MG_4295

A su salida, respecto a su posible nombramiento en un eventual cambio de gabinete dijo que esta “es una función muy especial del sistema presidencial (…) es un acto que hace la Presidenta de la República y hay que respetarlo y protegerlo lo más posible. Por tanto, decir ‘yo estoy aquí’ o ‘no estoy ni ahí’ o ‘estoy acá’ no tiene ningún sentido. No voy a decir a este respecto porque las decisiones de si lo cambia o no lo cambia y a quién nombra y a quién no nombra es la cosa más exclusiva que existe como aplicación del poder presidencial”.

Sin embargo admitió: “a mí me gusta la vida de partido, conversar con la gente, me gusta opinar y mientras me sigan recibiendo mis opiniones las voy a seguir dando y no creo que para participar en política uno tenga que tener un cargo específico”.

En cuanto a los dichos del PS Osvaldo Andrade, de que habría un un intento de desestabilizar al ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, Insulza aseguró: “no creo que exista operación de nadie en marcha, pero admito que el clima político está bastante enrarecido y es mejor no seguir enrareciéndolo”.

Al respecto agregó: “Dejemos de lado las frases rimbombantes y las explicaciones falaces que se hacen de lo que la gente dice. Yo no me siento aludido por ninguna de las cosas que se han dicho hasta ahora. Además yo todavía vivo fuera de mi país ¡por Dios! Me falta un mes para volver. Entonces déjenme que me siente, que me instale y ahí empezaré a pensar en la política. Y para entonces las decisiones que se tomen o no se tomen ya van haber sido decididas”.

_MG_4422

Acerca de los “dinosaurios de la Concertación” subrayó que “no estoy de acuerdo en que existan dinosaurios, en primer lugar, y no creo que haya nadie que quiera destruir nada, me parece un error. Además por qué armar una pelea entre nosotros de nuevo, o sea, hay gente que no ha entendido todavía que la división no nos conduce a ninguna parte, prefieren fagocitarse unos a otros antes que buscar una forma de entendimiento y unidad y decir cosas rimbombantes. Lo que queremos son soluciones, no palabras rimbombantes”.

Exposición: Financiamiento de la política y desconfianza social

Luego de su exposición el público le pidió referirse al financiamiento de la política en el escenario actual. “Me alegro mucho que, aunque en 2013 no pudimos, creo que ahora va a entrar en la legislación: el que quiere dar dinero a la política puede darlo hasta un cierto límite. Pero no puede usar cualquier excusa para eso. En segundo lugar, creo que hay cierta incompatibilidad entre la ocupación de cargos de responsabilidad pública y tener voz decisiva en empresas que uno posee o en las cuales es director”.

Respecto a la donación, añadió: “la pregunta que todo el mundo se hace es si aplicamos todas estas restricciones ¿cómo vamos a va a financiar la Política? (…) No veo por qué vamos a poner restricciones a nadie en la política, pero sí en la participación económica en la política creo que hay que ser muy drástico”.

En su exposición, Insulza profundizó en las cuatro “razones para no creer” en los gobiernos: la distancia entre el mundo político y los ciudadanos, la mercantilización o el individualismo de la política, la indiferencia (“cuando les preguntas si estás dispuesto a participar en esto no hay ningún interés, quieren que les cambien la sociedad sin participar en ese cambio”, dijo) y los problemas de falta de transparencia que, a su juicio, es “el gran problema de las democracias latinoamericanas”.

“No creo que esto tenga una respuesta inmediata, no creo que exista una bala de plata que resuelva todos los problemas. Creo que muchos de ellos tienen origen en la falta de confianza social. Mientras eso no cambie y el ciudadano no crea que su vecino va a actuar de la manera que él espera que actúe, difícilmente se va a poder resolver el problema de la política”, sentenció.

_MG_4220
Patrice Vermeren, Margarita María Errázuriz y José Miguel Insulza.
_MG_4274
Estudiantes que asistieron al seminario en el auditorio del Campus Bellavista.

Noticias relacionadas

Share This