DESTACADO PORTADA

Fernando Torres, director de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, detalla cómo evitar una mordedura de araña de rincón y qué hacer en caso de que esta se produzca.

Escrito por

 

En esta época del año, se observa un aumento de los accidentes por mordeduras de arañas de rincón, ya que es la época en que se reproduce y sale a cazar alimento. En Chile, la araña de rincón es una de las más peligrosas.

“Las mordeduras por arañas se traducen en un problema de salud pública, por su magnitud, prevalencia y el impacto que pueden causar en la comunidad. Si bien todas las arañas en Chile son venenosas, es decir, producen sustancias tóxicas que pueden dañar los tejidos de un ser humano, serán consideradas peligrosas para nosotros aquellas que además de poseer veneno, vivan dónde el ser humano habita y posean la capacidad de perforar la piel para inyectar su veneno”, asegura Fernando Torres, director de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello.

El también académico de Toxicología de la UNAB detalla que “es común encontrarla en las casas en rincones, ropa colgada en los closets o toallas colgadas, detrás de cuadros y muebles, bodegas, especialmente en lugares donde no se ha limpiado o removido objetos por mucho tiempo. No es agresiva y la mordedura suele producirse de forma accidental, cuando la araña es presionada contra la piel o se siente atacada”.

Según el experto, “el ‘loxoscelismo’ es un cuadro clínico producido por el veneno que inyectan las arañas del género Loxosceles en el momento de la mordedura. En Chile es provocado por Loxosceles laeta, comúnmente conocida como araña de rincón. Este cuadro se caracteriza por necrosis en la piel, que en un bajo porcentaje se acompaña de manifestaciones a nivel de los órganos y sistemas graves que pueden conducir a la muerte. No existen exámenes específicos que certifiquen su diagnóstico por lo que éste se basa en el antecedente del episodio de mordedura, la presentación clínica sugerente y la observación de la araña capturada”.

El diagnóstico de una persona puede ser difícil cuando la mordedura de la araña pasa inadvertida y no hay una adecuada sospecha del clínico frente a la aparición de síntomas sistémicos.

La mordedura es muy dolorosa y su principal característica es que alrededor de ella se produce una zona delimitada por un borde de color rojo que con los días se va oscureciendo por necrosis. “Si solo produce una reacción cutánea, puede ser complicado, pero no mortal; en cambio, cuando la mordedura está acompañada por malestar general (fiebre, náuseas, dolores musculares, vómitos) y la orina se oscurece, se trata de un cuadro grave (loxoscelismo visceral), que requiere atención médica urgente”, explica el académico de la UNAB.

Qué hacer cuando nos muerde una araña de rincón:

  • Tranquilizar y contener al afectado
  • Inmovilizar la zona afectada, aplicar compresas frías y acudir rápidamente a un Servicio de Urgencia. El frío inactiva el veneno y retarda o evita la aparición de los síntomas.
  • Capturar, fotografiar o filmar a la araña para que el equipo médico pueda identificarla.

Consejos para evitar una mordedura de araña de rincón:

–           Sacudir las toallas que se encuentran colgadas o guardadas en el closet antes de usarlas.

–           Sacudir y revisar la ropa antes de vestirse.

–           Evitar dejar la ropa tirada en el suelo antes de ponérsela

–           Separar las camas y otros muebles de los muros.

–           Sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas.

–           Realizar aseo prolijo en el hogar, especialmente en lugares con poca luz, como clósets, muebles y bodegas.

Noticias relacionadas

Share This