Riesgos en niños postergación de visitas al dentista | Odontología UNAB
DESTACADO PORTADA

Dra. Ximena Muñoz, académica de la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello, sugiere algunos detalles sobre qué hacer para evitar problemas de salud oral en niños debido a la postergación de visitas al dentista.

Escrito por

Debido a la pandemia, muchos han postergado la ida al dentista, especialmente en los niños, por miedo al contagio. Sin embargo, según expertos pueden existir consecuencias en la salud oral de los pequeños.

“Las consecuencias más importantes tienen relación con la interrupción de tratamientos planificados o ya en ejecución, y la pérdida de los controles periódicos. Ello puede provocar el avance de lesiones de caries, agudización de cuadros infecciosos, aparición de sintomatología dolorosa, instalación o avance de maloclusiones asociadas a malos hábitos, etc.”, detalla la Dra. Ximena Muñoz, académica de la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello.

Ximena Munoz

Según la odontopediatra, “se debe tratar en todo momento de mantener el contacto con el odontólogo tratante a fin de que éste pueda prestar asesoría y consejo oportunos en caso de que las visitas presenciales no se puedan realizar por la situación sanitaria del país”.

Respecto a cuáles son las mayores consultas por urgencia que se han manifestado durante la pandemia en caso de niños, la académica de la UNAB detalló que “las mayores consultas tienen relación con procesos infecciosos agudos, dolor y trauma dentoalveolar”.

¿Qué hacer? La especialista sugiere los siguientes aspectos:

1.- Mantener una comunicación y control constante con los pacientes y sus padres, a fin de diagnosticar y asesorar a tiempo cuando hay patologías que puedan llegar a complicarse como son las lesiones de caries en niños, por ejemplo.

2.- Realizar una educación periódica en relación a mantención de hábitos de alimentación saludables e higiene oral eficiente en niños y niñas.

3.- La prevención de los traumatismos dentoalveolares abarca distintas áreas, una de ellas tiene relación con tomar ciertas precauciones principalmente cuando se realizan juegos bruscos o deportes con riesgo de caídas o golpes.

La experta finalmente advierte que “la salud oral contribuye a la salud general y a la mantención de una buena calidad de vida desde la infancia temprana. Sabemos que el diagnóstico temprano, la educación y la prevención, juegan un rol muy importante en la mantención de los dientes y estructuras orales en un estado de salud y normalidad desde los primeros años de vida hasta la adultez. Por lo tanto, en grupos etarios, ya sea de de 2-3 años y 5-6 años, es igual de riesgoso perder los controles periódicos con el odontólogo, en ambas edades pueden aparecer enfermedades orales que compliquen la salud bucal de los pacientes infantiles”.

Noticias relacionadas

Share This